&wid Marzo 2007 | LA TECLA CON CAFÉ
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2007.

Solo un pacto entre colegas

20070303020319-estilografica.jpg

Por Mercedes Rodríguez García

Estoy obligada a declarar la verdad y solo la verdad. Fue absolutamente necesario y de mutuo acuerdo para no prescindir de su nombre y foto, cuando ella misma se convirtió en noticia. Por eso la crónica titulada La sede que disfrutamos (Vanguardia, sábado 24 de febrero, pág. 3) no debía llevar su crédito. Cuestión de ética. Entonces, como buenas colegas, conspiramos y pactamos. La firmé yo. Y muy a gusto porque saldría «al aire» bajo la misma inspiración con que ambas —y todos los demás colegas de la prensa villaclareña— .«no nos bajamos del ring» y trabajamos duro para obtener la sede del acto nacional por la efeméride. Pensamos entonces que la gente se daría cuenta por los modos diferentes de asumir el género. Yo, más lírica; ella, más informativa. «No importa, Rayma, cuestión de estilo. La semana que viene aclaramos a los lectores.»Daban casi las siete de la noche cuando llegué a la redacción, cámara fotográfica en mano. Allí estaba ella. frente al display, rastreando datos de última hora: De pronto: «!Eh, Mercy, mírame ahí!»Leyó con avidez el texto digital de la página web de la Unión de Periodistas de Cuba. Asombro y alegría. Al unísono devorábamos las líneas. La redacción se convirtió en un avispero. Me volví, busqué la cámara: ¡Click! Atrapada para siempre en el instante. «Vamos, Rayma, levántate, que yo acabo.»Y fue así como la Hernández García, plenamente convencida, con todo el peso de su modestia encima  —sin descartar la presión por la hora de salida del ómnibus a Placetas—, accedió a que yo revisara y asumiera el final del texto, precisamente aquellas últimas líneas que la constituían en juez y parte. De este modo quedaba registrada en letra impresa la Mención del Premio Anual Juan Gualberto Gómez:«Otra noticia llegó este viernes. Rayma Elena Hernández, ante todo, voluntad, trinchera:  ‘Se destaca la integralidad de su trabajo en el año 2006, que abordó temas locales e internacionales con originalidad y acierto, y mediante el uso de distintos géneros. Por desarrollar con eficacia un periodismo de alto interés público, signado por la inmediatez’. Los premios, constituyen solo una avanzada. El resto, se arraiga en la cotidianidad, y se afianza en la verdad. » Aclarado el asunto, dejo a Rayma ocupadísima en cuestiones organizativas de esta Jornada por el Día de la Prensa Cubana, que arrancó ayer y no parará hasta el día 14. Y como entre otras características de su personalidad figuran la capacidad de trabajo, fuerza de voluntad e inteligencia, La sede que disfrutamos, es toda tuya. ¿OK?   

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cien horas con Fidel: el más vendido de la Feria del Libro en Santa Clara

20070413213602-100-horas-con-fidel.jpg

Por Mercedes Rodríguez García 

“Cien horas con Fidel” continúa como el título más vendido en la XVI Feria del Libro. Desde que comenzara este evento en la Capital cubana, ejemplares y tabloides de la extensa entrevista de Ignacio Ramonet al máximo líder de la Revolución, rápidamente desaparecen de las estanterías, ubicadas en carpas y quioscos que dan más color y alegría a la añeja la plaza central. 

La impresión destinada a la feria solo alcanza los 130 mil ejemplares y 150 mil tabloides de esa obra. No obstante el título también permanece al alcance de todos en la red de bibliotecas públicas y puede reimprimirse, de acuerdo con la demanda. 

El creciente interés de los cubanos por la lectura, evidencia el éxito de esta feria convertida en furia. Con precios más asequibles que años anteriores no duran muchos los libros más codiciados, sobre todo los de literatura para niños. 

En esta edición el programa favorece la extensión a la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas y prestigia la buena literatura con autores cubanos, africanos y latinoamericanos, entre otros.   http://www.lajiribilla.cu/2007/n303_02/303_12.html 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dedicada al Che la Jornada por el Día de la Prensa Cubana

20070413200350-che33.jpg

La Jornada por el Día de la Prensa comenzó la víspera en Villa Clara. Los profesionales del sector aquí coincidieron en dedicar las actividades al Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara, de quien se conmemorará este año cuatro décadas de su caída en combate en Bolivia.  Alfonso Borges,  abordó la necesidad de una lucha permanente contra el periodismo plano, intrascendente, que no imprime a cada edición su sello propio.  Convocó Alfonso Borges, convocó a desplegar todas las potencialidades posibles en el combate ideológico que se sostiene en Internet, un campo estratégico para defender a la Revolución de las calumnias y desinformaciones originadas en los centros hegemónicos de poder mediático. http://www.vanguardia.co.cu

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

KILATES DEL TESTIGO: LA BÚSQUEDA ESENCIAL Y PROMINENTE

20070413142809--libro-luis.jpg

Esta presentación me correspondía por Ley y Orden. Pero no pudo ser. Se trata de otro libro del amigo y colega Luis Machado Ordetx. Un texto que vi nacer, paso a pasito. Con Luis comparto su felicidad y ese bienestar espiritual de cuando se pare un hijo deseado y concebido desde la hondura misma de la patria chica. Con él  la historia de la Santa Clara pierde visos de fantasma para convertirse en duende milagroso. Mi coterráneo llenó un vacio. Gracias.(Mercedes Rodríguez García)

De la mano del testigo penetra el investigador en la ciudad letrada. Aquel le ha entregado la llave, le ayuda para forzar los goznes oxidados y abrir los portones que resguardan su memoria. De la mano del testigo, el investigador tensa su espíritu y su voluntad, se reconcentra, avanza por laberintos. En cualquier esquina de la ciudad, debajo de algún cimiento ruinoso, puede hallarse el tesoro que ambos persiguen.  

“Un testigo es esencial en busca de lo prominente desconocido” –considera el autor que hoy aquí se presenta–, por tal razón éste y aquel se unen para sopesar los kilates de una papelería que nadie ha profanado. Al allegar los oídos a las envejecidas paredes, escuchan señales amigas: el timbre incomparable de Nicolás Guillén; el eco telúrico bajo los pasos de Raúl Ferrer; la presencia tribunicia de Manuel Navarro Luna; Eusebia Cosme, diciendo poemas en un vapuleador ritmo de bongoes; la angustiada, pero inteligente, palabra de Juan Domínguez Albelo… Ellos y muchos otros –fraternalmente, con preocupaciones comunes, donde el ser cubano y los problemas sociales ocupan el sitio principal– componen esas resonancias. Finalmente, derriban el muro.

A partir de ese momento el tiempo es único, y el camino hacia el tesoro, expedito.  Investigador y declarante, cronistas de acontecimientos irrepetibles, hablan al unísono, sus discursos narrativos se confunden mientras avanzan. Revelan anécdotas, historias jamás contadas. Suavemente, para que no retornen al polvo, tocan los amarillentos papeles. Por el aire se esparce el olor de las imprentas, el mismo que atrajera a esta región a las figuras más prominentes de la cultura nacional y foránea. 

“La memoria es como un relámpago” –dice el autor– y precisamente la energía que desata ese relámpago es utilizada por él para presentar las páginas subsiguientes, las memorias de ese testigo epocal que, entre 1930 y 1950, se movía en el centro de un círculo cultural que nunca se estancó en el provincianismo, y llegó a manifestaciones cosmopolitas poco igualadas por otras regiones del país. Luis Machado Ordetx, cuyo currículum vitae se extiende mucho más allá de lo que puede expresar una breve nota, expone en el primer capítulo, que titula Esculpidor en el Tiempo, con ese lenguaje de elevada calidad literaria que lo acompañará hasta la última página, cómo llegó a obtener las confesiones del declamador Severo Bernal Ruiz, cómo ambos se unieron para la confrontación de la memoria con las fuentes documentales y, tras la ruptura de silencios protectores, “exhibir glorias ceñidas a las letras, el arte y el crédito preciso de la cubanía”. “Un querube bravío”, así es calificado Raúl Ferrer Pérez.

“En 1936, apareció en Santa Clara –dirá Severo Bernal–. Hurgó entre los conocidos y husmeó mi paradero en la calle San Mateo”. Más adelante recuerda: “Asomó en la casa con desenfado, y sin dilación, espetó: «Quiero ser su amigo»”.En el capítulo se plasma con total justeza la personalidad del poeta-maestro, pero dos cualidades, de entre las tantas citadas, pueden resumirla: llano y limpio.  En la historia de la literatura cubana, la poesía negrista llegó a ocupar un sitio relevante, principalmente a partir de que Nicolás Guillén comenzara a publicar sus obras. Ahora bien, como se demuestra en Kilates del testigo (Editorial Capiro, 2007), su verdadera popularidad la alcanza gracias a los declamadores, como Luis Carbonell, Severo Bernal, y Eusebia Cosme, esa mujer que –por testimonio de José Felipe Carneado– “constituye un punto y aparte por la forma en que disputó las circunstancias y se desenvolvió en el tablado”. Testigo e investigador –en el capítulo Con sangre en las venas– afirman:

“Guillén encarnó el ídolo apetecido, pero su repertorio poseyó competidores. Emilio Ballagas y José Zacarías Tallet tuvieron una plaza fija, y los versos de Carneado y Martínez Pérez avivaron «triunfos» durante el deambular”. Eusebia Cosme, quien engrandeciera la poesía cubana, con su voz y el ritmo de su cuerpo, en los más importantes escenarios de los Estados Unidos, murió sola y olvidada en su apartamento de Miami.  El obituario The New York Times —tan amplio como las páginas que contenía—, reseñó en la edición de la mañana una escueta esquela: «Apareció muerta en su casa otra negra. Su nombre, Eusebia Adriana Cosme Almanza, profesión artista, edad 6...: nacionalidad cubana, radicada en este país desde 1937...».

Justo es, entonces, que su memoria sea salvada de ese olvido atroz; ella es una de los quilates que contiene este reportaje investigativo, testimonial, documental, participativo y retrospectivo, que el periodista Luis Machado Ordetx ofrece a los lectores. En “Rastros de un raro”, el testimoniante presenta a un santaclareño totalmente olvidado, Juan Domínguez Albelo “un desconocido empinado en la dramaturgia de los 30-50. De tan «emprendedor», reaccionó más con el corazón que con la cabeza, y murió al amparo de asistentes que lo cuidaron en un asilo habanero, allá en 1984”. Toda su papelería se perdió, nosotros, y las generaciones venideras, solo podremos conocerlo a través de este libro y de algunos documentos de la época que donara Severo Bernal a las bibliotecas. De los encuentros y la correspondencia del declamador-testigo con el –poco recordado– poeta Manuel Navarro Luna se trata en el capítulo “Oteando a un adoptivo”. En uno de sus párrafos resumen:

“De las visitas mutuas y las epístolas que intercambiamos —breves, pero sistemáticas—, hurgo en la memoria, releo las notas específicas, extraigo anécdotas, sentencias, moralejas y afirmaciones sacadas de sus páginas firmadas”. Ese será, en esencia, el principal valor de Kilates…, extraer de la memoria, de las anotaciones y los documentos, el caudal informativo que sitúa al lector ante una perspectiva diferente, lo lleva al pasado y le muestra –no sin cierto grado de humor– cómo se comportaban aquellos amigos, los rasgos de su carácter y hasta su forma de vestir. Solo que el libro no se queda en la epidermis, su cientificidad reside en la indagación, el cotejo de documentos, y la exposición de nuevos elementos a través de extensas notas al final de los capítulos. Once páginas de bibliografía constituyen la demostración de cuánto tuvo que escudriñar el autor, de modo que el resultado fuera serio y coherente.  

“Esencias volcánicas” será el último capítulo; da fe de las visitas de Nicolás Guillén a Santa Clara, así como de las noticias de sus andares, por Argentina y otros países de América del Sur, que sus amigos de esta ciudad disfrutaban con avidez:

“Sin producirse el regreso —en estadía por el Sur—, aquí, en Santa Clara, Cuba, disfrutábamos de sus éxitos. La radio y la prensa escrita «de ribetes oficiales y representante de intereses privados», mantuvieron en el anonimato la vitalidad del peregrinaje” –reza la memoria–. La vida bohemia de aquellos años y las figuras más relevantes discurren por las líneas hasta dejar al lector transido de nostalgia, porque aquellos jóvenes –algunos de los cuales alcanzarían a vivir hasta fechas recientes–, con sus ideas, sus polémicas, y una poética vibrante de cubanía, desempeñaron un papel primordial en la cultura de la nación. Viajes, tertulias, polémicas, encuentros, homenajes, se relatan con gran precisión, sin obviar el contexto socio-histórico, todo ello a través de un discurso literario contemporáneo, en el que se reafirma la expresividad de nuestra lengua.  

Solamente resta desear que el libro Kilates del testigo, de Luis Machado Ordetx, en cuyo trasfondo aletea el verbo enfático de Severo Bernal, incite, a los estudiosos y a los lectores comunes, a emprender nuevas indagaciones en torno a la cultura regional, y a buscar en ella facetas desconocidas, sin olvidar que “La memoria es como un relámpago: recrea y compone el tiempo con ánimos de inmediatez y comunicación”. www.cubanosdekilates.blogia.com

(Texto correspondiente a la presentación hecha por Mariana Pérez Pérez, Investigadora y poetisa, Santa Clara, Sala Caturla, Biblioteca Martí, viernes 2 de marzo de 2007.  Santa Clara, Sala Caturla, Biblioteca José Martí, viernes 2 de marzo del 2007.)

No hay comentarios. Comentar. Más...

El año de García Márquez

20070413142354-garciamarquez22.jpg

Este 2007 vivimos el año Gabriel García Márquez, puesto que el corazón literario latinoamericano y mundial late al ritmo de "Cien años de soledad". No era para menos, en este emblemático marzo brindamos por cuatro buenas razones: Gabo cumple 80 años (nació el 6 de marzo de 1927), se cumplen 60 años de la publicación de "Ojos de perro azul", su primer relato; 40 de la publicación de "Cien años de soledad" y 25 desde que recibió el premio Nobel de literatura.  Festivales de cine, coloquios, seminarios, lecturas maratónicas de su obra y homenajes por doquier están a la orden del día en tributo al autor del "Otoño del patriarca". Y es que la magnitud de la obra literaria de este "colombiano universal", como suele llamarlo algún crítico, es tan grande que ha roto todas las fronteras.  

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Patriarca: Sitio digital de la UPEC en Villa Clara

20070308151537-patriarca.gifDiez son ahora los sitios web de la UPEC. Los periodistas de Villa Clara acaban de constituir el suyo desde un Joven Club de Computación, al cual han identificado como El Patriarca, en homenaje al desaparecido Roberto González Quesada, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, a quien todos llamaban “el patriarca de la pluma”. El resto de los sitios de la UPEC en la red de redes lo integran: cubaperiodistas.cu (de la UPEC nacional), El Bayardo (Camagüey), Enlace (Sancti Spíritus), La Tecla (Ciego de Ávila), UPEC Holguín, GacetadeJagua (Cienfuegos), HabanaUPEC, Acento (Granma) y Eco Tunero (Las Tunas). Bienvenido a la familia, El Patriarca, cuya dirección es la siguiente: htpp://www.cmhw.co.cu/datos/upec/index.htm
No hay comentarios. Comentar. Más...


Entregan Premio Nacional de Periodismo José Martí

20070312183135-lechuga.jpg

Alarcón, presidente del Parlamento de Cuba, entregó la víspera el Premio Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de toda la vida al ex diplomático y periodista Carlos Lechuga, en el contexto del aniversario 115 del Periódico Patria. En acto solemne efectuado en el Memorial José Martí, en Ciudad de La Habana, también se otorgó el premio anual de periodismo Juan Gualberto Gómez en las distintas categorías.  http://www.bnjm.cu/librinsula/2006/noviembre/151/pasado/pasado174.htm

José Alejandro Rodríguez, del diario Juventud Rebelde, lo recibió en prensa escrita, con menciones para Rayma Elena Hernández, del semanario Vanguardia de Villa Clara, y Rosa Miriam Elizalde, editora del sitio Web Cubadebate. Dalia Reyes, de la emisora CMHW, de Villa Clara, lo mereció en radio, con mención para Carlos Luis Molina, de Radio Güines.

El lauro en televisión fue para Graciela Requejo, del Canal Habana, con mención especial para Héctor Martínez y Boris Fuentes, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Tras felicitar a los galardonados, Alarcón significó que es difícil encontrar otra profesión, como la del periodista, tan indisolublemente vinculada al origen de la nación y a la brega del pueblo cubano por su independencia y por alcanzar una republica solidaria y justiciera. 

Se encontraban presentes Rolando Alfonso Borges y Alberto Alvariño, jefe y vicejefe, respectivamente, del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Tubal Páez, Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, entre otros.

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Fotografía

 

La página de MercyLaTecla,
desde el centro de Cuba.
Una mujer que desde hace
mucho decidió sus destinos
por el periodismo y el magisterio,
y aún sigue apostando por ambos.



contador de visitas html


Habana, CUBA



Pronóstico de Tutiempo.net







Mi Ping en TotalPing.com














Los Portales


contador gratis para web

Archivos

Enlaces

Ms













script src="http://feeds.feedburner.com/Matemticas-NoticiasDeLaCienciaYLaTecnologa?format=sigpro" type="text/javascript" >




















Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next