20150117141146-pestano-y-cesar-v.jpg


7:03:08 a.m.

Todavía la fanaticada pregunta por Ariel Pestano. ¿Dónde está? ¿Qué hace? ¿Ya no juega? Más de una vez, luego de aquel jonrón que sacó al Villa Clara de la sequía de títulos y a él del béisbol en activo, lo he visto trotando en el Sandino. (Foto: César Valdés y Ariel Pestano, esta semana en el Sandino, mientras transcurre un choque entre la preselección sub 23 y los jóvenes de la Academia).

Navegó con los Piratas de Campeche, pero parece que aquellas “aguas” no le supieron igual, tampoco los Industriales de Coatzacoalcos. Pestano regresó de México, como salió de aquí, en silencio. Ahora vuelve a los medios, cuando una “revolución” naranja en la pelota, que encabeza Luis César Valdés, le asigna la tarea de formar receptores, como base del equipo grande villaclareño.

“Es algo bonito, algo útil, estar trabajando con muchachos jóvenes, que tienen interés, deseos de llegar. El objetivo aquí es trasmitir mis experiencias, prepararlos y buscar que salga algún cátcher, que faltahacen dentro del “Villa Clara”. Aquí estoy, centrado en la preparación de los que van a mitad del camino”, respondió.

“Este proyecto con César Valdés es un proyecto interesante, la lógica indica que hay que organizarse para conseguir resultados. Para nadie es un secreto que hay un déficit en la pelota cubana y hay que pulir los diamantes en bruto que tenemos. A modo personal, el Villa Clara hizo lo que pudo en esta Serie. No se puede criticar a nadie, ni cuestionar a nadie, así es el béisbol, un día te da y otro te quita. Claro nunca pensé en ese lugar 12, porque Villa Clara tiene peloteros realizados, con calidad, pero bueno la cosa sucedió así”.

—En medio de todas las especulaciones, alguna dará en la diana supongo, se menciona tu nombre dentro de un cuerpo de dirección no muy lejano. Tu opinión al respecto.

—Todavía no he pensado en ningún cuerpo de dirección. Si soy sincero, habría que ver más adelante las situaciones, pero todavía me parece que no, estoy inseguro con ese tema. Todavía siento muchas cosas, y cuando uno dirige, tiene que tener la sangre fría, no caliente. Todavía jugar béisbol me llena.

—¿Estás dejando la puerta abierta para un regreso?

— No, segundas partes nunca fueron buenas. Pero todavía me correel béisbol por las venas, me quedan muchos deseos. ¡Hay que ver más adelante qué proyectos salen! ¿La puerta? Sí, bueno, no sé, la estoy abriendo, vamos a ver para dónde me lleva después.

—La palabra de orden en este nuevo proyecto es la disciplina, ¿la tuya igual?

No aplaudo la disciplina impuesta, debe ser algo consciente, que los atletas deseen superarse y tengan responsabilidades ante el papel a desempeñar. En eso debemos insistir y tener todos los cuidados. No se puede cuestionar a nadie por la falta de disciplina, yo lo veo más como un desinterés de algunos dentro del equipo por varias razones, y no soy yo el más indicado para cuestionarlas o decirlas. El Villa Clara tiene que recuperar su historia, eso está claro, siempre ha sido un equipo a derrotar y está obligado a retomar su status. Pero esos tiempos delas cosas “a timbales” como decimos en buen cubano, ya pasaron. La teoría hoy debe ser otra”.   

—De decisiones impuestas ustedes ya sufrieron…

— (Sonríe) Sí, creo que sí, y es bastante complicado ese tema. 

(Fuente: Vanguardia / Mayli Estévez)