20160105142117-zidane-real-madrid.jpg

 

8:16:54 a.m. 

El Real Madrid pateó el tablero y despidió al entrenador Rafa Benítez y en su reemplazo anunció a la ex estrella del club, el francés Zinedine Zidane, que contará con el argentino Santiago "Indiecito" Solari como su ayudante en el banquillo. 

El anunciado despido de Benítez se venía gestando desde hace semanas a raíz de los malos resultados conseguidos por el equipo que marcha tercero en el torneo español y finalmente se decantó tras el empate 2 a 2 el domingo en campo del Valencia. 

"Hemos tomado la difícil decisión, especialmente para mí, de resolver el contrato de Rafa Benítez como entrenador. Estamos ante un gran profesional y una magnífica persona. Quiero agradecer su dedicación estos meses", anunció en rueda de prensa el presidente del club, Florentino Pérez. 

Benítez había llegado al club hace apenas siete meses, pero nunca le encontró la vuelta al equipo, que marcha tercero en el torneo local a cuatro puntos del Atlético Madrid, está clasificado a los octavos de final de la Champions pero quedó fuera de la Copa del Rey por la mala inclusión del delantero ruso Denis Cheryshev ante el Cádiz. 

Además, Benítez mantenía una tensa relación con algunos jugadores madridistas y era resistido por la afición. Pérez, en una rueda de prensa sin preguntas, anunció que "el primer entrenador del Real Madrid será Zinedine Zidane", que hasta ahora entrenaba al Castilla, equipo filial, de la tercera división del fútbol español. Su ayudante será el argentino Solari, que también jugó en el primer equipo. 

Zidane "es sin ninguna duda una de las mayores figuras en la historia del fútbol. Sabe mejor que nadie lo que es estar al frente de la plantilla del Real Madrid. Sabe lo duro que es este banquillo, conoce a estos jugadores y con él como segundo entrenador (de Carlo Ancelotti, ndr) lograron la Décima Copa de Europa (a fines del 2014). Para ti no existe la palabra imposible", le dijo Pérez al ex internacional francés que se mostró "emocionado". 

Zidane prometió "meter todo el corazón" en su nueva labor y precisó que ahora deben "intentar hacerlo lo mejor posible para que este equipo a final de año gane algo". 

"En primer lugar quiero agradecerle a nuestro ’presi’ (Pérez, ndr) por darme la oportunidad de entrenar a este equipo. Tenemos al mejor club del mundo y a la mejor afición del mundo, y lo que tenemos que hacer es intentar hacerlo lo mejor posible para que este equipo a final de año gane algo", indicó. Y agregó: "solo puedo decir que voy a hacer todo lo posible, todo lo mejor con todos los jugadores, y creo que va a salir todo bien, nada más". 

El debut de Zidane en el banco del equipo "merengue" se producirá el fin de semana en el Santiago Bernabeu ante el difícil Deportivo La Coruña. 

"Lo importante es estar mañana con el equipo y trabajar", dijo Zidane, quien jugó en el Real entre el 2001 y el 2006, cuando se retiró del fútbol. 

"Es un día importante para mí y tengo un poco de emoción, más que cuando firme como jugador, pero es lo normal. Voy a meter todo el corazón por este club y para intentar que salga todo bien", prometió. 

Benítez es el primer entrenador despedido por Florentino Pérez a mitad de campaña desde que echó al brasileño Wanderlei Luxemburgo en el invierno boreal de la temporada 2005-06, en su anterior gestión al frente del club. 

(Fuente: ANSA)