20141214130957-petroleo-trabajadores-silueta-getty-635.jpg


7:04:28 a.m.

La guerra del petróleo vive cada día un nuevo episodio que intensifica más esta 'lucha económica' entra EEUU y la OPEP.

Citibank ha publicado el informe Energy 2020: out of America que deja entrever la fortaleza del 'fracking' ante la caída de los precios. Pero el desafío no acaba ahí, Citi propone al Gobierno de EEUU que levante el veto a las exportaciones de petróleo para competir con la OPEP.

La historia de una guerra

Arabia Suadí reconoció hace unos días su estrategia para expulsar del mercado al 'fracking': inundar el mundo de petróleo para que caiga el precio y el barril producido en EEUU no sea rentable. Esta táctica ha llevado a que el precio del petróleo se desplome cerca de un 30% en cinco meses.

Desde EEUU no tardaron en contestar varios expertos en la materia, asegurando que el 'fracking' puede resistir precios mucho más bajos y seguir produciendo un petróleo rentable. La fuerte inversión en tecnología está consiguiendo que el shale oil extraído a través de la fractura hidráulica sea cada vez menos costoso en términos económicos y más productivo.

En el informe que publica Citibank, la entidad financiera señala que ve "poco probable una situación en la que los bajos precios del crudo detenga el crecimiento la producción en EEUU. Aunque los precios del West Texas (barril de referencia en EEUU) cayeran por debajo de los 75 dólares, el crecimiento de la producción podría seguir manteniéndose elevado durante varios años".

Exportar petróleo

Según Citibank, el debate ya no reside tanto en si el petróleo producido en EEUU puede aguantar los precios bajos, sino en que las autoridades norteamericanas levanten la prohibición para exportar el 'oro negro'.

EEUU se ha convertido en poco tiempo en una potencia en lo que se refiere a exportación de productos derivados del petróleo, gas natural y otros tipos de productos que han sido procesados. También, las exportaciones de petróleo que sí están permitidas, han crecido en un 500% respecto hace un año. Estas exportaciones van en su mayoría a Canadá, país con el que sí existe acuerdo. 

El informe señala que la prohibición de las exportaciones se irá flexibilizando poco a poco, lo que permitirá a EEUU exportar petróleo a un mayor número de países. Si el proceso de flexibilización continúa, las exportaciones llegarán a ser mayores que las importaciones antes de 2020.

Citibank espera que la brecha entre importaciones y exportaciones de petróleo que sufre ahora mismo EEUU se cierre antes de que finalice esta década, posiblemente en 2019. A partir de ese momento, EEUU se puede convertir en un exportador neto de petróleo y productos derivados del petróleo.

(Fuente: elEconomista.es)