20140616042644-costa-de-marfil-japon.jpg

 

12:03:22 a.m. 

En el minuto 16 se produjo la primera llegada de Japón al arco de Costa de Marfil, y con ella el primer gol del partido. Parecía que el conjunto africano estrenaría el marcador en el estadio Arena Pernambuco, de Recife, pero la lluvia despertó a los nipones, y en especial a su número 4, Keisuke Honda, que puso el 1-0.

Una falta peligrosa cobrada de forma directa por el capitán de Costa de Marfil parecía una oportunidad para nivelar la puntuación a favor de unos marfileños que constantemente buscaban el gol. Pero el capitán Yaya Touré se fue por encima del arco defendido por Kawashima. La historia se repitió con otro cobro directo fallado por Boka.

Escurridizo siguió el gol para Costa de Marfil. A pesar de dominar más el balón, y de sus llegadas y disparos a puerta, se fueron al descanso perdiendo en partido.

Tampoco en el segundo tiempo los marfileños sobre el césped podían definir a su favor. Entonces el DT Sabri Lamouchi decidió ingresar a la cancha al veterano Didier Drogba, en sustitución de Die Serey.

A partir de ese momento se les complicó el partido a los japoneses: tarjeta amarilla para Masato Morishige, y finalmente el empate, a partir del excelente centro de Serge Aurier cabeceado por Wilfried Bony en el 64'. Y apenas dos minutos después, en el 66', de nuevo el lateral la sirvió, para que, con otro cabezazo, Gervinho marcara el segundo.

Costa de Marfil siguió buscando más goles, y aunque no lo logró, con esta victoria 2-1 dejó una buena impresión en su primera salida en esta Copa Mundial 2014. Los japoneses, en el minuto 86 completaron todos sus cambios, con la salida del inefectivo Shinji Kagawa y la entrada de Yoichiro Kakitani. Pero, ya la lluvia de Recife había apagado el sueño nipón de vencer a los elefantes marfileños.

(Fuente: Vanguardia /Rayma Hernández García)