20160321113102-raul-y-obama-en-onu-580x386.jpg

 

6:30:43 a.m. 

El presidente de Cuba, Raúl Castro, recibirá hoy oficialmente a su homólogo estadounidense, Barack Obama, con quien sostendrá conversaciones en el contexto de la primera visita de un mandatario de Estados Unidos a la isla en casi 90 años. (Foto: Raúl y Obama en la sede de  aciones Unidas, 29 septiembre 2015)

Luego del encuentro ayer domingo con el cardenal Jaime Ortega hoy lunes comienza el programa oficial de la visita. Después de depositar flores frente al monumento al Héroe Nacional cubano José Martí, en la Plaza de la Revolución, como manda el protocolo diplomático, Obama se verá hoy con su homólogo Raúl Castro en el cercano Palacio de la Revolución.

Ambos presidentes ya se han reunido oficialmente dos veces desde diciembre de 2014. Se espera que den un nuevo impulso al acercamiento, en unas conversaciones cuyo verdadero alcance no se conocerá posiblemente de inmediato. Castro agasajará en la noche a su invitado con una cena de Estado.

Luego Obama se encontrará con representantes del emergente sector privado, que reúne medio millón de cubanos bajo licencias para trabajar como "cuentapropistas” al frente de restaurantes, tiendas de moda, talleres de reparaciones u otros pequeños negocios.  La reunión tendrá lugar en la Fábrica de Arte Cubano en el barrio del Vedado, un laboratorio artístico en el que se organizan exposiciones, recitales y foros de debate y que es el lugar de moda en La Habana.

El martes Obama pronunciará un discurso en el Gran Teatro de La Habana, ubicado a unos metros del antiguo Capitolio, en el centro de ciudad. El mensaje será televisado en directo. El teatro tiene capacidad para unas 1.500 personas.

El martes Obama cerrará la visita en un histórico partido amistoso de béisbol entre el equipo de los Tampa Bay Rays, de Florida, y la selección nacional cubana. El encuentro, por invitación, se jugará en el emblemático Estadio Latinoamericano, remozado especialmente para la ocasión.

¿Hará Obama el lanzamiento de honor del partido? Sería, con seguridad, una imagen icónica para una visita que tiene desde ya un lugar asegurado en los libros de historia.