20140510230455-monumento-victima-ii-s.jpg

 

4:54:37  p.m.

Un ataúd negro cubierto con la bandera de los Estados Unidos llegó esta mañana a la Zona Cero, custodiado por miembros del cuerpo de policía y bomberos, con los restos sin identificar de las víctimas de los atentados contras las Torres Gemelas.

Es uno de los actos que preceden a la apertura esta semana del Museo Memorial, donde reposarán definitivamente. Un proyecto que estuvo dominado por controversias por las dispuestas con los familiares y retrasos.

El Museo Memorial abrirá sus puertas el próximo 15 de mayo con una ceremonia que durará seis días para recordar a las 2.983 personas que murieron en el atentado terrorista.

Durante ese tiempo será un lugar de culto reservado a familiares de las víctimas y cualquier persona que se vio afectada directamente por los atentados, que podrán visitar el espacio durante las 24 horas hasta el 21 de mayo, cuando abrirá al público.

La larga espera culminará en ese momento. La idea inicial era que el Museo Memorial hubiera estado abierto para el décimo aniversario del ataque. Lo único que se podía visitar hasta ahora era la plaza memorial, donde se encuentran las dos enormes fuentes en cascada con lo nombres de las víctimas acuñados en granito.

No todos los familiares están contentos. Durante el traslado de los restos se desarrolló una protesta en la que los participantes se colocaron mordazas. Querían expresar que sus opiniones no fueron escuchadas durante el proceso que está haciendo renacer el World Trade Center y especialmente sobre el Museo Memorial. No les gusta tampoco que el ataúd vaya a quedar bajo tierra y temen que sufra inundaciones, como tras la tempestad Sandy.

El complejo constará de dos muestras. En una explora las causas que están detrás del atentado y que cuenta la historia de aquel fatídico día en Nueva York y sus consecuencias actuales. En otra se rinde tributo a las personas que fallecieron en las Torres Gemelas, además de las seis que murieron en el primer atentado en el garaje en febrero de 1993. La idea es educar a futuras generaciones a la vez que se salvaguardar una parte de la historia de la ciudad.

A partir del día 21, el Museo Memorial abrirá al público con el horario regular de nueve de la mañana a ocho de la tarde local. El precio de la entrada se fijó en 24 dólares por adulto, similar al que se aplica en otras atracciones turísticas. El pasado noviembre se celebró la ceremonia de apertura del 4WTC, uno de los nuevos rascacielos que se alzan sobre la también conocida como Zona Cero. En breve debería hacerlo también el One World Trade Center, el edificio central del complejo inmobiliario.

(Fuente: elpais)