20150115122633-sepelio-contreras01.jpg

 

6:09:03 a.m. 

Colegas, amigos y familiares despidieron al periodista Orlando Contreras. En su sepelio, recordaron facetas de su trabajo, que le hicieron merecedor del Premio Nacional de Periodismo José Martí. 

“Finalmente ya no estás en la imagen de la vejez y la muerte, que no tiene nada que ver contigo, porque tu siempre fuiste un adolescente. Al fin eres solo el ciclo maravilloso que fue tu vida, de aventuras, geografías, sueños y amores consumados plenamente. Quién de nosotros puede decir que hizo y vio todo lo que quiso en la vida. De todo lo que quisiste, te falto muy poco por ver y por hacer. Los finales también se celebran. Especialmente los finales de un ciclo pleno, hermoso, novelesco. No te voy a decir, papito mío, que descanses en paz, porque si existen las reencarnaciones estoy segura de que eres un alma muy joven. Busca otro sueño, por el que valga la pena volver a nacer. Te amo”. Esas fueron las palabras de su hija. 

Su hijo también le habló: “Querido padre, estamos acá todos los que te queremos, tus amigos. Creo que fundamentalmente viviste como quisiste, bajo tus propias convicciones. Y eso, al final hizo que fueras feliz. Vivimos momentos muy lindos y todos te recordamos. Descansa en paz, papá”. 

Ser periodista nace del alma, confesó en una entrevista el Premio Nacional de Periodismo José Martí.  “Esa fue la máxima con la que dedicó todos sus esfuerzos durante décadas para ejercer el mejor oficio del mundo apegado a sus principios, la ética y la objetividad”, dijo Angélica Paredes. 

En nombre de los periodistas, de la Presidencia de la Upec, de los amigos, de los más jóvenes que nos guiamos por el legado que nos deja Orlando, comentó Paredes que seguir sus sabios consejos es  “nuestro mayor tributo a un hombre optimista, quien siempre nos regalaba su sonrisa y su alegría, quien nos enseñó a varias generaciones de periodistas en la prensa escrita, la televisión  y la radio, que la premisa siempre será la verdad”. 

Su Palabra con filo, en Radio Rebelde, “era seguida por una audiencia que confió siempre en sus comentarios objetivos, críticos y constructivos en el afán de conquistar un país cada vez mejor, porque Contreras, aunque nació en Chile, amó siempre a la Cuba que lo acogió como a un hijo”. 

Como aseguró Antonio Moltó, "Orlando Contreras nunca fue un hombre vanidoso, nunca lo conocí así, y razones tiene para ser reconocido entre los más grandes compatriotas del periodismo cubano”. 

Por eso, haciéndonos eco de las palabras de Paredes, “tratemos como él, de hacer siempre el periodismo militante con espíritu de clase y de Nación, en otras palabras, que sea creíble, que nos ayude a todos, en este proyecto que pertenece a todos”. 

(Fuente: Cubaperiodistas)