&wid Junio 2007 | LA TECLA CON CAFÉ
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2007.

Aparece artículo inédito escrito por Fidel hace 52 años

Hasta ahora se creía que el texto del mencionado artículo escrito por Fidel había quedado en los linotipos del taller, debido al secuestro de la edición. El periodista revolucionario Raúl Quintana, fue quien lo conservó hasta 1994. (A continuación el artículo que al respecto escribe de Ernesto Vera Méndez.)

Menos de dos meses —15 de mayo al 7 de julio de 1955— transcurrieron desde el día que Fidel salió del presidio de Isla de Pinos hasta que viajó a México. Fueron días de gran tensión debido a la preocupación popular de que el líder sufriera un atentado. A pesar de los peligros su actitud combativa se hizo sentir y tuvo manifestaciones diversas. Una muy importante fueron los artículos que publicó en el diario LA CALLE donde denunciaba constantemente los crímenes de la dictadura, tanto de los jóvenes combatientes del Moncada como de hechos similares anteriores y posteriores.

Convencido de que no había otra opción que la lucha armada, antes de partir dejó creada la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio, que desde ese momento comenzó su organización en todo el país, mientras en México iniciaba los preparativos de lo que resultaría ser la expedición del yate Granma. En ese corto tiempo Fidel tuvo que enfrentar numerosas agresiones que incluían a sus familiares y compañeros. Fue así como se hizo irrespirable aquella situación, la que denunció más ampliamente en un artículo incluido en el periódico LA CALLE el 17 de junio de 1955, fecha en que la policía ocupó por la fuerza los talleres de ese periódico y confiscó los ejemplares de la tirada de ese día. Hasta ahora se había creído que el texto del mencionado artículo escrito por Fidel había quedado en los linotipos del taller, debido al secuestro de la edición Sin embargo, como ya se había impreso todo el periódico, hubo quien pudo guardar un ejemplar: fue el destacado periodista revolucionario Raúl Quintana, quien lo conservó hasta 1994, cuando falleció. Él, que sería después del triunfo revolucionario uno de los directores del periódico, dejó a su hijo Raúl un libro inédito de gran valor para la historia del periodismo y, entre los ejemplares de LA CALLE que guardó estaba el del 17 de junio de 1955, que comenzaba en primera plana, con pase para la página 6, el texto del artículo que hoy, 52 años después, podremos leer.

A pesar del deterioro del ejemplar se pudo capturar el texto completo.

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

En jaque por el Jaque Mate

20070611183411-chavez-33333.jpg

Por Mercedes Rodríguez García 

Tuve dos amigos —estudiantes venezolanos— que en varias ocasiones venían a mi en busca de una opinión "autorizada"sobre lo que la prensa internacional y de su propio de su país publicaba acerca de lo que en este último acontecía: “¿A quién le creemos, profesora?” Jóvenes al fin requerían de alguna orientación al respecto pues, en la mar noticiosa de Internet, podían ahogarse entre las aguas claras y las aguas turbias, es decir, entre la prensa que apoya a Chávez y la que lo detracta. "Hay que saber entresacar", les recomendaba.

Ahora, ya en su amada Venezuela, comprenderán mejor muchos de los conceptos y argumentos que les di en torno a los Medios de Comunicación Masiva en la actualidad. “Tanta prensa, cada cual escribiendo, diciendo y mostrando lo que les da la gana, ¡hay que estar muy claros, claritos, claritos!”, se convirtió en saludo de despedida luego de una charla informal en un banco del Parque Vidal o de las improvisadas tertulias en la acera alta del teatro La Caridad. 

No he sabido más de ellos, residentes en el estado de Apure, gente pobre, pobrísima y revolucionaria... por marginados: “Hasta que llegó Chávez, profesora, nuestro salvador junto con Cristo”. Siempre los recuerdo, más ahora que leo la prensa en la red de redes y me asalta este manipulado titular de El Nuevo Herald: "Chávez lanza iniciativa para controlar las universidades." 

¿Acaso los miles de muchachos y muchachas que han pasado por mi querida Isla —y también otros que no la conocen, pero la viven y la sienten por hermana— podrán asimilar lo que declaró el contrarrevolucionario cubano radicado en Miami, Hubert Matos: ''El propósito es, como en Cuba, controlar las universidades y los colegios''. Y más adelante, se atrevió a vaticinar: ''Pero me parece que Chávez no va a tener éxito, y los estudiantes venezolanos le van a estropear los planes”.  (Segón Matos, los estudiantes traen a Chávez "en jaque") http://www.elnuevoherald.com/213/story/51139.html 

No deja de ser cierto que el escenario de toda revolución social se torna convulso en el principio. Las revoluciones, cuando juegan limpio, sí mantienen “en jaque”. Habría que preguntarse ¿a quiénes? Y no “por dos semanas” como afirma el periodiquillo miamense, en alusión a un discurso del Presidente el pasado jueves transmitido en cadena nacional, en el que llamó a los jóvenes afectos a su gobierno a formar un movimiento estudiantil bolivariano en todas las universidades del país.

El jefe de Estado propuso un cambio radical en los centros de estudiantes y federaciones de centros, para convertirlos en consejos de estudiantes,  a semejanza del modelo organizativo de los consejos comunales. Chávez está bien plantado y sabe lo que hace. La mayoría comparte y apoya sus medidas. Dígase —y hágase—  transferir el control a estos consejos estudiantiles de servicios como transporte y comedores universitarios, e incluso el otorgamiento de recursos estatales de financiamiento. 

Otro pitoniso político de la misma ralea que Matos, un tal Américo Martín, aseveró al Nuevo Herald que  ''Esta táctica le dio (a Chávez) resultado con el movimiento sindical (…) Pero en el caso de los estudiantes, es muy difícil que tengan éxito'' Y argumentó a seguidas: ''Tendrían que violentar la autonomía en todas las universidades para transferir los órganos administrativos a las organizaciones estudiantiles creadas por el gobierno. Y eso sería para ellos más difícil que acabar con Radio Caracas''. 

Dice El libelo de la Florida que, interrogado sobre la propuesta presidencial el líder estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello, Yon Goicochea, expresó lapidariamente: “Habrá que ver la propuesta. Lo importante es que entiendan que aspiramos a la diversidad, a la libertad de elegir cómo y con quién debatir, y que no estamos esperando que nadie nos compre con dádivas ni nos impongan la agenda con chantajes''. 

¿Imponer agendas? Si de agendas mediáticas se trata, ¡vaya usted a saber quiénes resultan los impositores! Porque Chávez ha sido clarito, clarito, cuando se refirió a la no renovación de la licencia de RCTV: 

"Después que pasa la polvareda, y creo que está pasando, vuelven las cosas a su lugar, y la gente se da cuenta de qué fue lo que realmente ocurrió. Simplemente ocurrió lo que ya sabemos: que un estado, haciendo uso de su potestad, de su soberanía, decidió no renovar la concesión a un canal de televisión manejado por la elite".

Las declaraciones del mandatario venezolano, reproducidas de la AFP, no dejan espacio a la duda, señores, acábense de convencer. Y no lo digo yo, lo dice la prensa —la chavista, por supuesto— o mejor, la que sirve a los intereses del pueblo. Miren este titular: Al Gobierno no lo tumban. Palabras del propio Chávez.

La afirmación se produjo durante las transmisión del programa dominical Aló Presidente número 285, desde la población de Elorza, en el Estado Apure. Dice la fuente en cuanto al sector estudiantil, Chávez destacó que los estudiantes bolivarianos dieron una gran lección al país durante su intervención en la Asamblea Nacional (AN) la pasada semana.  

De igual manera envió un mensaje al grupo antagonista, que abandonó el hemiciclo de la AN, y a quien catalogó como “manipulado por factores externos al país”,  y eso "nadie puede negarlo", expresó. 

Yo bien sé que mis amigos venezolanos no están entre los que se fueron de la AN. Mis buenos dos muchachos de Bolívar, humildes hasta la coronilla, son de los que se quedan, de los que apoyan la continuidad del proceso bolivariano.  

El sentimiento de los que comparten el gobierno con Chávez no es fragmentar, si no unir a quienes lo defienden. Y ese mensaje no lo destaca El Nuevo Herald. Mas, como dijo el propio Chávez: “por ahora, hay que acostumbrarse”. 

Sí, en Venezuela las cosas no andan nada tranquilas… 

Y no vamos a cuestionar quién trae a quién en jaque, si no a esperar ¡quién da el jaque mate a quién!  .     

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Aumenta la lectura de periódicos

20070618181252-lectores.gif

Por Mercedes Rodríguez García 

Aunque no se refieren al área latinoamericana, los datos y hechos que refiero a continuación resultan muy alentadores para quienes vivimos del ejercicio del periodismo escrito en soporte papel.  

La encuesta Tendencias de la prensa mundial, realizada por la Asociación Mundial de Periódicos (WAN), echa abajo las profecías agoreras sobre la desaparición de los periódicos escritos. Timothy Balding, director general de la asociación, aludió, en concreto, al pronóstico de Bill Gates en el sentido de que diarios y revistas morirían en el 2000.

Más aún: según la encuesta citada, Internet no sólo no ha puesto en crisis a la prensa escrita, sino que la hace crecer.  "Las cifras de la encuesta demuestran que Internet está dando nuevos lectores a los periódicos de papel", afirmó Timothy Balding. El año pasado, la circulación de periódicos creció en 25 de los 46 países consultados para este trabajo, y en otros dos se mantuvo estable.  

En siete de los 15 países de la Unión Europea (UE) ha habido aumentos de ventas de periódicos, desde un 0,3% en Francia a un 8,5% en Austria. En España, la media se mantuvo estable. Datos referidos a los cinco últimos años muestran que la circulación de la prensa escrita creció un 38,3% en Austria, un 12,5% en Portugal, un 10,6% en Brasil, un 7,3% en India, un 3,8% en Irlanda y un 1,5% en España.  No sólo aumentan los lectores de periódicos —sobre todo entre los jóvenes y las mujeres, y especialmente los fines de semana en muchos países—, sino que ha crecido en el mundo el volumen de la publicidad: un 18% en el último año, con una previsión del 20% para el actual.  

Según los analistas, se demuestra que Internet necesita cada vez más para subsistir del soporte de la prensa en papel, sin contar con la información de los periódicos que alimenta Internet.  Los responsables de los medios escritos deben armarse de todos los instrumentos posibles de creatividad y fantasía para "reinventar" los diarios. Para ello, los periódicos van a necesitar de profesionales preparados y arriesgados, en sintonía con los tiempos, ya que de lo contrario los nuevos valores emigrarán hacia Internet. Al mismo tiempo, será necesaria una mayor comunicación entre el periódico y sus lectores para conocer lo que demandan las nuevas generaciones de lectores.  

Gunther Bottcher, director gerente de Ifra —una organización mundial de soporte tecnológico para medios impresos—, afirma que “el gran desafío para el futuro de las empresas periodísticas consiste en su capacidad de crear negocios no paralelos, sino integrados. Los periódicos que no lo hagan están destinados a morir”, según este experto. Para él “La integración debería ser entre el periódico escrito y el área de Internet; y entre el periódico, las radios y la televisión.”  

Este experto cree que antes de cinco años, muchos lectores de periódicos no necesitarán comprar su ejemplar en los quioscos, sino que podrán imprimirlo ellos mismos. Muchas empresas están haciendo cálculos y se dan cuenta de que les resultaría menos costoso facilitar a sus lectores una impresora de alta definición, para que ellos mismos puedan imprimir el periódico, que mantener los actuales costes de impresión y distribución. Ese periódico se enviaría electrónicamente al domicilio o la oficina del lector, que lo imprimiría a la hora que deseara y obtendría su ejemplar en un formato más pequeño que el de la mayoría de los diarios actuales, capaz de ofrecer una impresión en color de alta calidad.   

Etiquetas: , , ,


La entrevista periodística: seis respuestas y una anécdota

20070618210205-ag00003-.gif

Por Mercedes Rodríguez García

Se trata de preguntas que con mayor frecuencia hacen en clases mis alumnos de la carrera de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas, donde ejerzo como profesora titular adjunta. Ahora las comparto con mis colegas y las pongo a su consideración.  Les advierto que respondo a partir únicamente de mi experiencia a lo largo de 35 años de ejercicio profesional como redactora reportera en el medio de prensa escrita Vanguardia, de Villa Clara.

Profesora, ¿la entrevista es un género fácil o difícil?

Partamos de que no hay modelo de mueble difícil para un buen ebanista. Lo que puede ser mejor o peor, propia o impropia, es la madera. Toca pues, al elaborador, saber distinguirla para escogerla acertadamente, lo que implica conocer de antes el árbol, desde la raíz hasta las ramas, sin obviar, en este caso, las flores y los frutos que lo coronan.

Valga el símil para todo género periodístico. Lo que sucede con la entrevista es que el acto comunicativo debe transcurrir sin que nada  -o casi nada- nos sorprenda o vaya a interferir esa especie de comunión, de intimidad, de empatía que, a mi juicio, resulta muy importante.

Tener bien claros los objetivos, conocer de antemano y lo más posible sobre nuestro entrevistado, nos adelantará poco menos que la mitad del camino, es decir, conocer el árbol que, obligatoriamente, hemos de echar abajo.

Pero el mueble, ¡el mueble es otra cosa! Sin herramientas poco haría el ebanista experto, quien, en última instancia, solo podría prescindir de la cinta métrica. Tal ha de ser su ojo que, de simple observación del listón, acierte  la medida. Y aún, si fuese ciego, bastaría que sus manos recorrieran la superficie para adivinar las  más mínimas cicatrices.

Quiero decir que mucho va también en el periodista quien, además de cualidades muy personales -dotes de comunicador-  urgirán conocimientos del género, básicamente, domina modelos, cuestión que puede  aprender en textos de la especialidad pero, mucho más, leyendo buenas y variadas entrevistas.

Sufro más redactándolos que enfrentando  a los entrevistados. Debo confesarlo: algunas veces, delante del  teclado, me han sobrevenido tremendas cefaleas, menopaúsicas sudoraciones y hasta nauseas de mujer grávida. Tal ha sido la fuerza de la emoción -no como pudieran creer debido a enredos gramaticales, escaramuzas sintácticas o traiciones lexicales -, que también me ha sacado del paso.

Pero basta. Que estoy cayendo en juicios salomónicos y siempre me ha asistido fama de radical. Sí. La entrevista, como género, es difícil. Allá quien crea lo contrario.

¿Y por qué,  profe, no es  un género literario?

No me gustan lo encasillamientos ni las conjeturas bizantinas. Amo la naturaleza porque es amplia y diversa. En ella todo cabe. De tan vieja, a esta discusión, no le caben más arrugas. ¡Y por suerte!, quebrada su osamenta, anquilosada su mente, ciega, sorda y muda, -más temprano que tarde- espero su sepelio.

Pudiera citar a muchos que no le quieren conceder al periodismo en general rango de literatura, y otros que, se devanan las molleras tratando de encontrarle similitudes y diferencias a dos hijos de la misma madre.

Literatos, ensayistas, poetas, periodistas y hasta lingüistas y semióticos, crean a diario cientos de artículos  tratando cada cual de persuadir o imponer sus bien elaboradas hipótesis. Solo que, en muchos casos, se fuerza  la investigación para afirmarla.

Y perdóname si me dilato en lo de literatura  y periodismo, y no aterrizo en la pregunta. Claro, clarísimo, estoy en lo de género:"la entrevista es un género, tiene sus  características que la definen y son únicas y exclusivamente de ella. El periodismo y  la literatura, también.

Mas, en la Naturaleza, todo yace de un bando o de otro: hay frío y calor, hay nieve y lava, hay sol y luna, hay ríos y mares. Pues bien. ¿A quién le molesta que haya periodismo y literatura? ¿Por qué verlos como fuerzas opuestas, antagónicas, polarizadas?

Para mí, que llegué hace 35 años al periodismo procedente de un ambiente literario, incluso, mi título universitario  es de licenciada en Lengua y Literatura Hispanoamericana  y Cubana, nunca me ha preocupado si desde lo que entonces escribo y yace en montones de periódicos y revistas, constituye lo uno o lo otro.

Creo que fue Octavio Paz quien afirmó  en un texto muy maduro que la buena poesía moderna está  impregnada  de  periodismo, y  posteriormente, en  una  conferencia,  asestó  el golpe de gracia al expresar que le gustaría dejar algunos pocos poemas  con la ligerea, el magnetismo y el poder de convicción de un buen artículo de periódico...  y un puñado de artículos con la espontaneidad, la concisión y la transparencia de un poema.

Por años por el medio, otro Premio Nobel de Literatura, Gabriel  García Márquez, al ser interrogado -por alguien a quien tampoco recuerdo- respondió al respecto que ideal seria que la poesía fuera cada vez más informativa y el periodismo cada vez más poético.

¡Ciento por ciento suscribo lo de ambos! Si no, lea a los buenos creadores del periodismo moderno.

¿Acaso los lectores cuando disfrutan un buen texto, sea cual fuera el soporte, -incluso Internet - se preguntan si el que lo escribió ¿es periodista o literato? ¿Se cuestionan si se trata de un folletín por entrega, de un relato, un reportaje, un cuento, un artículo o una entrevista?

Si bien los géneros constituyen una especie de pacto con los lectores, ¿quién suelta al galope la pluma pensando en tal o más cual género?

Claro, el periodista desde su profesión de «pan ganar» ha de ajustarse a las normativas del medio. Quienes no dependen del medio para su alimento, ofertan. Lo tomas o lo dejas. Me pagas o no me pagas. El favor del público tiene la última palabra. Después de todo, ¿para quien se escribe? ¡Ah! Si todos los editores tuvieran en  cuenta esto último... otro sería el periodismo, y otra sería la literatura pues, de hecho, hay que aceptar distingos en cuanto al modo de asumirlos con el camisón metodológico y lo zapatones mesiánicos -no de Mesías, sino del MES- que son cuestiones bien diferentes.

Respecto a la entrevista periodística, creo que tiene de periodística el modo en que se asume, mejor, la fugacidad con que se pide y se hace. Y no es que la literatura sea perdurable y el periodismo no, ¡qué va! Mucho menos que lo literario se halle solo en los libros y el periodismo en los periódicos.

La razón básica es el punto de vista, los esquematismos a la hora de asumir el género. Las carencias de herramientas de y de talento. Yo diría que a la entrevista periodística solo le falta el color para que sea literatura. Porque eso sí, tan plebeya puede ser la musa de un periodista como la de un literato. El periodismo será pseudo  literatura en al medida que lo que se haga sea pseudo periodismo... Y eso no lo digo yo.

¡Y mira que se publican pseudo entrevistas, pseudo crónicas, pseudo reportajes, pseudo comentarios! Del mismo modo, ¡mira qué he leído pseudo poemas, pseudo cuentos, pseudo novelas!

Para mí, redondeando la idea, el periodista,  el literato - no digo escritor

¿Quién puede negar que todos los periodistas escribimos, incluso, los de radio y televisión?- se integran en una única personalidad.

Poco me importan los detractores del periodismo por considerarlo como subliteratura. Mucho menos, quienes se empeñan en ahondar la zanja "culiatornillados" frente a la máquina tratando de decir distinto lo que ya tantos han dicho. Yo escribo entrevistas y trato de navegar con maestría en sus aguas profundas. Yo hago periodismo y la entrevista me sale como periodismo. Pero tengo mi alma de poetiza y mis neuronas de narradora inconsciente...

¡Y basta!, que sería mucho mejor hacer esta pregunta a los ya mencionados famosos, y a nuestro Martí, o a Vargas Llosa, Truman Capote, Tom Wolf, Orianna Falacci, Ryszard Kapuscinsky, Arturo Pérez Reverte. Con "estos autores de dos agua", ¿quién dijo que naufraga una entrevista?

—¿Y cómo usted asume la preparación de la entrevista?

Imprescindible, básica, fundamental. Es el hilo de Ariadna que nos guiará todo el tiempo en el laberinto que vamos a atravesar.

Ya hablé del ebanista que sabe escoger con acierto la madera porque antes conoce el árbol de procedencia, desde la raíz hasta las ramas. He aquí la importancia de saber también sobre las flores y el fruto, que en el caso de la entrevista constituirán aquellos detalles íntimos y sutiles que le darán el éxito completo. Ellos revelarán al sujeto por dentro (en el caso de la entrevista de personalidad.) Y eso no es cuestión fácil, por mucho que una se documente sobre la vida y obra de quien se trate, porque no siempre se escoge a ese hombre o mujer que vamos a desnudar y a radiografiar hasta verles el tuétano, esa especie de fluido o de ¿materia? Volátil que Karel Čapek logró en su "Fábrica de lo Absoluto." Desde luego, ciencia-ficción, pero ciencia al fin. ¿Acaso negar que desde la realidad puede construirse la ficción, en la que caben la prosa divertida, el humor, la parodia, las alucinaciones.

Lograr que nuestro entrevistado se sienta cómodo, identificado hasta olvidarse de que tiene enfrente a alguien deseoso de conocerle desde los pies a la cabeza, dependerá en mucho de esa preparación. Es más, estará en relación directa con las capacidades y habilidades del buen comunicador.

Existen demasiadas recetas en demasiados manuales. No creo que aun sabiéndolas todas, podamos garantizar que aflore el "Absoluto" del entrevistado que, como la libido, es preciso despertar con mañas de viejo experto.

Nadie si no las flores y los frutos nos descubrirá a Dios o al Diablo -o a ambos- que todos llevamos dentro. Ningún amigo por íntimo o cercano que sea, ningún familiar de los más allegados, ninguna fuente viva consultada, ningún documento, ningún libro, nos revelará la textura, los matices, el sabor y el color, el perfume de esa persona.

De ahí que repita en muchas partes que, además de juez, fiscal y policía, el periodista deberá estar asistido de una especie de omnisciencia que le permita adivinar qué hay detrás de un gesto, de una voz que cambia constantemente la entonación, de aquellas raras orejas que se mueven cuando el sujeto habla, de unos párpados dormidos, de un chasquido de lengua contra la encía; de la camisa abotonada hasta el cuello o del desgarbo al vestir, del tacón gastado del zapato izquierdo... Atento todo el tiempo para cambiar el curso del cuestionario previo que se supone había elaborado o, al menos, esbozado mentalmente. Soplo así evitaremos que nuestro interlocutor nos sorprenda.

Creo que el conocido "cara a cara" o "frente a frente" constituye el paso más difícil. Y para que fluya es preciso lograr la empatía, con honestidad, revelándonos también nosotros un poco. Porque, en realidad, aunque alguno se lo crea, nos somos dioses y, en este caso, prefiero bajar la cabeza y arrodillarme todo el tiempo que dure el intercambio.

Cuando doy en clases la entrevista le digo a los muchachos que en esta faceta nada logra más que la autenticidad y las dotes persuasivas del periodista. Siempre lo tengo presente. Al salir de la redacción para encontrarme con mi entrevistado voy a darlo todo con la esperanza de recibir todo. Me siento la máxima responsable de ahí en lo adelante, y no me gustan los sustos. Así que antes, como en la vida, me lo imagino todo. Nada del comportamiento humano me es ajeno.

Solo de ese modo puedo llegar a sentir el silencioso paso de la sangre oscura por las venas, rumbo al corazón. Y luego, escucharlo también, oxigenada y roja, como trota por las arterias e irriga, vital, el cuerpo y el cerebro.

—¿Por qué se publican malas entrevistas, profesora?

Ya esto resulta harina de otro costal. La máxima responsabilidad cabría a los directores. No obstante, mi personalísimo y atrevido juicio se atreve a aseverar que son varias las causas, en primer lugar la ausencia de buenas entrevistas. Se publica lo que se entrega, sin mayores exigencias al periodista, quien tampoco se esfuerza mucho en la vorágine por cumplir un plan más cuantitativo que cualitativo, pues no se trabaja pensando en géneros. Prima la temática y la dinámica del "muerde y huye". El periodista entrega a como puede, lo que menos esfuerzo le cueste o lo más le guste, o lo que menos complejo resulte. Si el producto comunicativo es deficiente, no se le entrega de nuevo para que lo reelabore, de algún modo esa carga la asume el jefe de redacción.

Otras veces el redactor-reportero no está capacitado para enfrentar, con todo el rigor que requiere, una entrevista decorosa. En otro caso, tal vez no tenga tiempo de prepararse previamente. Porque se desgasta   -o lo desgastan- en trabajos insignificantes que, si existiera una caracterización del profesional, podría asumir un reportero menos experto.

También ocurre que el periodista caza un buen personaje, se esmera redactando un producto de excelencia y, bien porque no se le ha solicitado o porque se le «ha ido la mano» en extensión, su entrevista pasa a engrosar los «fondos raros y valiosos» de la jefatura correspondiente.

Una buena entrevista necesita «pista» para despegar, sobre todo cuando se aborda a través de la personalidad del sujeto. Y estas, desgraciadamente, brillan por su ausencia. Si acaso, tres o cuatro párrafos biográficos con algo de descripción al comienzo y, en lo adelante, preguntas y preguntas, desdibujadas unas, mal enfocadas otras. Al final derivan en pura información con un poco de opinión, una especie de collage naif.

Existe conformismo en la sociedad y la prensa es reflejo de esta. Los directores tienen que colocar a las redacciones en el primer punto de su orden del día. A veces parecen administradores de periódicos, deben agilizar las cosas, extraer el jugo a la vida con estilo, saber lo que cada cuál está escribiendo, relacionarse más con sus redactores y reporteros, sacarlos de las redacciones cuando no tienen nada que hacer para que nazcan reportajes y entrevistas más intensos. Preocuparse y ocuparse para que los lectores reciban lo que quieren y necesitan (no consentida si se hace con integridad.).

También existe lo que yo llamo matrimonio por contrato, maridaje del reportero con un género específico. No importa el tema: lo que sabe hacer es comentario, y comentario le piden. O ciertos esquemas que imponen añejos criterios debido a la desactualización de conocimientos que sufren algunos directivos. Imbuidos en misiones administrativas o burocráticas que le restan prioridad al trabajo de la redacción, no tienen tiempo para confrontar el periodismo que se hace en otras publicaciones foráneas, y en las cuales la entrevista ocupa espacio privilegiado .

Como leí hace poco en la revista Hora de Cierre (del Instituto de Prensa de la SIP), nada más y nada menos que en boca Ben Bradler, exeditor del Washington Post. Más o menos así: Se trata de que los jefes de la salas de redacción aligeren la burocracia  para permitir el florecimiento de una mayor creatividad (...) La sala de redacción es la primera prioridad y todo lo demás se somete a este hecho.

Pero bueno, con estos bueyes parece que seguiremos arando. Eso sí, a mí la  collera no me la enganchan ¡ni muerta!                  

—Profesora ¿qué tipo es la mejor: la informativa, la de personalidad, la de actualidad, etc.?

El periodismo es oportunidad, así que considero mejor aquella que más se ajuste al momento y, por supuesto, al perfil del medio. Las he hecho de todo tipo, pero confieso mi predilección por las de personalidad. Ahora, sucede que, como los géneros en la actualidad, no existe una tipología pura, y puede ser que se  mezclen en un solo cuerpo lo  informativo y lo opinativo, creo que, en la práctica es lo que más abunda. Y, si se matiza con narraciones, descripciones y diálogos, el producto mejora ostensiblemente. Al final, según lo que predomine, hablaremos de una o de otra clasificación. Me gusta mucho la entrevista, la sufro y la disfruto.

¿Tienes usted, profe, un método específico  para realizar entrevistas?

Como dice el refrán «Cada maestrico tiene su librito». Mas, pienso que existen cuestiones elementales y universales que no deben obviarse y que vienen en casi todos los manuales de periodismo. No voy a repetir lo ya sabido ni a dar consejos que la teoría, junto a los años de ejercicio periodístico, se ocupan de dictar.

Creo que en alguna pregunta anterior esbocé, muy metafóricamente, algo de esta respuesta. Vale mucho la información, el conocimiento previo del tema y del entrevistado, aunque, si la ocasión llega inesperadamente, hay que estar muy seguro de cómo enfrentarla. De joven sobran bríos para acometer cualquier empresa y muchos novatos se lanzan al abordaje sin medir las consecuencias. Válido si el personaje no es de esos a quien hay que arrancarles las palabras de la boca. Mucho aprecio la habilidad, el tacto, la finura, la delicadeza, la inteligencia que se observen desde el comienzo, al pactar el encuentro y hasta en el espíritu del cuestionario, si es que se decide -si conviene- hacerlo llegar previamente.

¿Refiéranos alguna anécdota, profesora?

En mi caso particular he salido airosa hasta de casualidad, te cuento una anécdota.

A finales de los años 1980, en ocasión de un premio que recibí, me encontraba en el Museo de la Lucha contra Bandidos, en Trinidad. Como acostumbro invariablemente a salir siempre que pueda con mi cámara y mi grabadora, aproveché el tiempo sobrante en pasar revista a las vitrinas. En esas andaba cuando observo que a su vez estaba siendo observada por un señor mayor, acompañado de dos militares jóvenes.

Sigo mi recorrido. Luego, ya en la oficina del director, recogí el premio en metálico, no sí  el diploma que debería pasar más tarde a recogerlo. «Es que tengo esperando a un visitante muy importante, amigo de Raúl Castro.»

Yo, que tengo fama de conversadora, no paraba de contarle al ejecutivo cómo había conseguido el testimonio galardonado. Pese a su apuro primaba en el interés de realizar varios reportajes sobre la contrarrevolución en las lomas del Escambray, y él, como nadie, podría ayudarme en llegar hasta los protagonistas y testimoniantes de ese capítulo de la Cuba de los años 60. Y sin miedo a pecar de impertinente le pedí me tendiera solo unos minuticos más. «Te voy a ayudar».

¡Y ahí mismo me puse la bota izquierda! Porque la derecha vendría algo más tarde.

«Ese visitante que te dije fue uno de los pocos asesores extranjeros que tuvieron las FAR; ayudó a Tomasevich y al propio Fidel en la concepción del Plan Jaula, donde se capturaron los últimos bandidos. Es español, militar de escuela, luchó por la República y luego en la Guerra Patria Soviética.»

Y con aquella explicación se deshizo de mí. Y yo de él. Ya tenía la presa al alcance de mi mano y no se me podía escapar. Pero, ¡mala suerte!, el personaje ya no andaba  por todo aquello. Así que con los 100 pesos de premio me fui, junto con mi esposo, a almorzar en Las Cuevas, un vistoso y confortable motel desde el cual se divisa la añeja villa.

Y allí, a unas dos mesas de la mía, sorbiendo una tras otras cuchardas de sopa, lo descubro. De más está decir que en segundos ya estaba sentada junto a él. Me bastó un: «Permiso, buenas tardes, soy periodista, ¿puedo hacerle un pregunta al señor?» «Puede,joven, siéntese». Mi corazón andaba acelarado, pero mi cabeza tranquila. Tuve suerte. Me invitó  a sentarme y me pidió una cerveza.

No sabía ni como se llamaba, así que lo arriesgué todo a esa primera interrogante anunciada, «¿Es cierto que usted colaboró con las FAR durante la Lucha contra Bandidos, aquí en Trinidad?» «Y algo más...», dijo sin dejar de llevarse el cubierto a la boca, por lo que decidí darle tiempo hasta que tragara tres o cuatro bocados más.

En esos instantes de silencio, siento que me tocan los pies por debajo de la mesa. Uno de los miltares me está haciendo guiños. Le miro fijamente, su boca articula sin sonido: «Pregúntale por Pablo». Solo unos segundos para que en mi cerebro se formara la idea de quién podía tratarse. Y esta vez el disparo a quemarropa: «¿También estuvo con Pablo?» «Si, yo recogí su cadáver, aún tibio, bajo la música de la guerra, en Majadahonda. Pero eso ya lo he contado otras veces». «No importa, vuelva  contármelo, pero con música de las estrellas.»

Todo me lo contó y todo lo grabé Terminada la entrevista, quedaba la foto. Durante la despedida, a salida del motel, accedió. De más está decir que no almorcé casi. Lo que llevaba para mi periódico no me llenaría el estómago, pero el alma, ¡esa sí que iba repleta!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Honores póstumos a Vilma Espín

20070712150718-4444.jpg

Vilma Espín ha sido cremada. Sus cenizas serán depositadas en el Mausoleo del II Frente Frank País, donde reposan los restos de heroicos combatientes y compañeros de la lucha guerrillera en la Sierra Maestra, que tuvo en ella a uno de sus más sobresalientes integrantes.En su memoria el pueblo, rinde homenaje de reconocimiento y cariño en el Memorial José Martí de la capital cubana, y en el Salón de los Vitrales, en la base del monumento a Antonio Maceo de su ciudad natal: Santiago de CubaTambién se le tributa homenaje en plazas y sitios de recordación en el resto de las provincias.En su honor, la Dirección del Partido y el Estado cubano han decidido efectuar una velada solemne en el teatro Karl Marx, hoy a las 6:00 p.m., encabezada por dirigentes, la Dirección Nacional de la FMC y del Secretariado de las provincias de esa organización femenina, así como mujeres de la capital y representantes de los diversos sectores de la sociedad cubana. 

www.granma.co.cu/2007/06/19/nacional/artic01.html

Etiquetas: , ,


Premio de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena

Dos alumnos de la carrera de Periodismo en  la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, se acreditaron el lauro especial para estudiantes del Premio Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena en Prensa Escrita, decidido a favor de "Había una vez..." , de Yansulier García Álvarez (5to.) Correspondió mención a "De escribir y otros demonios", de Yoelvis Lázaro Moreno Fernández (3ro.). En la foto, Yoelvys Lázaro. Yansulier trabaja en su trabajo de diploma pues en los primerios días de julio defiende su título de Periodista.

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Fotografía

 

La página de MercyLaTecla,
desde el centro de Cuba.
Una mujer que desde hace
mucho decidió sus destinos
por el periodismo y el magisterio,
y aún sigue apostando por ambos.



contador de visitas html


Habana, CUBA



Pronóstico de Tutiempo.net







Mi Ping en TotalPing.com














Los Portales


contador gratis para web

Archivos

Enlaces

Ms













script src="http://feeds.feedburner.com/Matemticas-NoticiasDeLaCienciaYLaTecnologa?format=sigpro" type="text/javascript" >




















Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next