20140314224255-dibujo.jpg

 

5:24:11 p.m. 

En breve darán a conocer el fallo sobre la apelación del pelotero Freddy Asiel. Lo afirma el INDER. La afición espera con la esperanza de una sanción más justa. Ya casi ha pasado un mes (17 de febrero) del hecho para preguntarle ¿cuándo estaría el resultado final? 

Jorge Polo, el vicepresidente del organismo deportivo contestó a través del periódico Granma que se ha venido trabajando en una comisión que ha revisado detenidamente todas las aristas de los hechos y ya se precisan los últimos detalles. Aunque no fijó fecha, expresó que «por lo legislado se está en tiempo», y dijo no obstante, «que el objetivo es definir en el más breve plazo de tiempo posible». 

Añadió, que «la decisión se le notificaría personalmente al atleta en su territorio y en presencia de las autoridades deportivas de este».

Afirmó también que «cualquiera fuera el resultado, es decir a favor o en contra de los argumentos expuestos en la apelación, no habría derecho a otro recurso de este tipo, al menos que surgieran nuevos elementos». 

Los aficionados que ha venido siguiendo el tema, han sido severamente críticos con la actuación del pitcher del Villa Clara en aquella fatídica noche, pero también consideran exagerada la medida con el lanzador, cuya indisciplina fue muy similar a la del agresor Demis Valdés, causante de daños físicos en el rostro del joven Ramón Lunar, que pudo ser todavía peor. 

Sería justo, sabio y equilibrada una medida igual de severa, pero que permitiera a Asiel reincorporarse a la lid si su equipo se incluye en los playoff. De no ser así, es mejor esperar hasta el lunes, pues solo serviría para echarle más leña al fuego en medio de los tres próximos topes Villa Clara vs. Matanzas, el primero este sábado, en el Sandino villaclareño. 

Los ánimos andan muy encendidos, y todos recuerdan aquella notificación, con fecha 19 de febrero. Dice textualmente: 

«Aplicadas las reglas Oficiales 8.02 (d) y 9.05 (c), esta sanción fue comunicada al director del equipo de Villa Clara…». Si nos ajustamos a lo que se puede leer en ambas, también resultaría exagerada. 

Veamos Regla 8.02, inciso d: Lanzar intencionalmente la bola hacia la persona del bateador. Dice textualmente: «Si, a juicio del árbitro, tal violación ocurre, el árbitro puede elegir uno u otro: 1. Expulsar al lanzador, o el director y el lanzador, del juego, o 2. Puede advertirles al lanzador y a los directores de ambos equipos que otro lanzamiento igual significará la inmediata expulsión de ese lanzador (o un sustituto) y el director. Si, a juicio del árbitro, en circunstancias justificadas, ambos equipos pueden ser oficialmente “advertidos” antes del juego o en cualquier momento durante el juego. (Los Presidentes de Ligas pueden tomar acciones adicionales bajo la autoridad prevista en la Regla 9.05).Comentario de la Regla 8.02 (d): Lanzarle a la cabeza del bateador es antideportivo y sumamente peligroso. Esto debe ser —y es— condenado por todo el mundo. Los árbitros deben actuar sin vacilación en la aplicación de esta regla». 

Por lo ocurrido el 17 de febrero, el árbitro actuante no vio intencionalidad en los dos primeros lanzamientos que golpearon a Yasiel Santoya (incluso, ni el que le golpeó en el casco), pues ni expulsó al pitcher, ni advirtió a este, ni tampoco a su director. Al parecer, la ve en el tercer deadball, al jugador Víctor V. Mesa, y lo expulsa, haciendo válida esta regla. Lo ocurrido luego (la embestida de Demis Váldes con el bate) es sancionable, por la regla del béisbol, justamente la invocada 9.05, inciso c, incluso también por cualquier juez, dentro o fuera de un campo deportivo y sancionado en nuestro código penal. 

Y esto es lo que dice la 9.05, inciso c: Después de recibir el reporte del árbitro que un entrenador, director, asistente o jugador ha sido descalificado, el presidente de la liga impondrá penalidades como considere justificada, y notificará a la persona penalizada y al director del equipo del cual la persona penalizada sea miembro. Si la penalidad incluye una multa, la persona penalizada pagará la cantidad de la multa a la liga dentro de los cinco días después de haber recibido la notificación. El dejar de pagar dicha multa dentro de cinco días en cualquier juego y de sentarse en el banco de los jugadores, dará como resultado que el infractor sea excluido de participar durante el juego hasta que la multa sea pagada.


Enlaces relacionados: