20070909004625-p.-especializado.jpg

 

La posmodernidad se impone, cala por entre los intersticios de este mundo cada vez más fragmentado y heterogéneo. Bajo sus influjos, el hombre revierte concepciones homogeneizantes de la cultura de masas, en un intento por erigirse en único responsable de sus decisiones mediáticas.

Es la era de la Red de redes: al alcance de un clic se hallan los más disímiles contenidos. Sin embargo, la "superabundancia" informativa no se traduce en calidad del conocimiento. De ahí que haya tomado, en los últimos años, un enorme auge la especialización como vía para suplir los vacíos gnoseológicos emanados de la saturación de los mensajes. 

Según el investigador español Francisco Javier Fernández Obregón, esta tendencia del periodismo contemporáneo es hoy el nuevo paradigma comunicativo de la actual sociedad interactiva, marcada por la impronta creciente de los nuevos medios electrónicos, que buscan audiencias selectivas, específicas e individualizadas.[1] 

Perfilando la teoría 

Varios autores han tratado de conceptualizar este tipo de periodismo. Entre ellos, Martínez Albertos señala: La prensa especializada está constituida por aquellas publicaciones con o sin periodicidad fija, que van dirigidas a profesionales concretos, especialistas en una determinada actividad científica, técnica o industrial; el periodismo especializado se dirige (...) a un público teóricamente tan amplio como puede ser la audiencia concreta de cada periódico.[2] 

Con una visión aún más acabada, Fernández Del Moral lo clasifica como la estructura informativa que analiza la realidad de un área determinada de la actualidad a través de las distintas especialidades del saber, profundiza en sus motivaciones, la coloca en un contexto amplio que ofrezca una visión global al destinatario y elabora un mensaje periodístico que acomode el código al nivel propio de la audiencia atendiendo a sus intereses y necesidades.[3] 

Y es que la oferta especializada permite operar sobre segmentos socioeconómicos y culturales muy definidos e independientes del lugar geográfico en el que se encuentran.

Más allá de la diversidad de soportes, resulta imposible encontrar en cada uno de ellos, productos comunicativos de periodismo especializado. El diarismo de los periódicos y de los informativos de radio y televisión, así como el inexcusable compromiso de acudir a la cita con la audiencia, favorecen el tratamiento epidérmico a la mayoría de los temas. 

Queda, entonces, reservada a las revistas y a algunas publicaciones digitales, la misión de satisfacer las necesidades de los receptores. Sus páginas devienen espacios idóneos para ahondar en diversas esferas de la realidad social: ciencia, literatura, filosofía, economía, política, historia, arte, deporte, salud, humor, informática, naturaleza, familia, música, cine...

En tiempos de monotonía discursiva, este tipo de periodismo destierra la estandarización de los contenidos,  pues profundiza en los fenómenos actuales y relaciona la información con el devenir social.

 Otro de los aspectos medulares de esta tendencia contemporánea consiste en servir de vínculo entre especialistas y públicos, a la vez que les posibilita un mayor caudal de conocimientos sobre la complejidad del mundo.

¿Reportero o Especialista?

Al cierre, el periodista trae la nota precisa. Frente al ordenador, el crítico de arte redacta las últimas líneas de su columna especializada en cine. Ambos resultan imprescindibles. Los "generalistas", dispuestos a cubrir e informar sobre cualquier noticia, y los especializados en una temática concreta, conviven en las redacciones de cualquier medio.

Amén de las apocalípticas opiniones de algunos estudiosos sobre la "extinción" de los reporteros "todo-terrenos", la práctica demuestra que siguen siendo necesarios, a pesar de la tendencia contemporánea a realizar un periodismo más reflexivo.

Sin embargo, aun cuando los profesionales de la palabra deban poseer un conocimiento general de la realidad en la que se desenvuelven, esto basta únicamente para mantener informado al receptor. Solo quien domine a fondo determinado tema, podrá educar y ofrecer argumentos a lectores mucho más exigentes.

Al decir de Carlos Alberto González, el periodista especializado tiene que concebirse como aquel profesional que logra conocer un área temática específica, y que realiza su trabajo con una actitud investigativa y de opinión. Por lo tanto, conseguirá un estatus de reconocimiento, gracias a su dominio amplio y profundo de los temas objeto de su especialización.[4] 

En busca de la exhaustividad anhelada por las audiencias, las redacciones se debaten en torno a otra interrogante: ¿Quiénes beneficiarían más al medio, periodistas especializados, o expertos que ejerzan la profesión?

Pese a que los colaboradores constituyen el recurso de algunos medios de prensa, no resulta esta la vía ideal para lograr la especialización.  De sus respectivas ramas dominan cada pormenor, pero en ocasiones carecen de instrumentos teóricos para enfrentarse al hecho comunicativo. Los expertos deberían tener una función complementaria, pero no protagónica.

Solo el redactor especializado combina su experiencia profesional y el amplio conocimiento en su área, con las técnicas periodísticas generales que le permiten informar al público de manera eficaz.

De ahí que se torne indispensable la formación del profesional de la prensa mediante un proceso simultáneo de aprendizaje. Las universidades han de garantizar la preparación en un determinado campo del saber a los futuros egresados, a la vez que los provean de las armas precisas para el logro de una comunicación efectiva.

Y es que el periodismo especializado se impone en nuestras realidades, a pesar de quienes lo consideran un fraccionamiento innecesario. De hecho, el investigador Pedro Ortiz Simarro, lo concibe como un valor añadido al saber profesional periodístico.[5] 

Nota final:

Asistimos hoy a la segmentación de los contenidos. El mundo contemporáneo ofrece visiones parciales de los fenómenos; y corresponde al hombre posmoderno, unir esos fragmentos para crear su realidad.

Al periodismo especializado atañe, entonces, el compromiso de reflejar, en productos comunicativos más profundos, los pormenores de cada ámbito del saber. Solo así el individuo logrará configurar su propio mundo, ese que se oculta tras las marismas de la heterogeneidad. 

Bibliografía

 

Ávila Bermúdez, Rodrigo: "La especialización del  periodismo a partir de una perspectiva social".  Disponible en la siguiente URL:http://www.cddiputados.gob.mx/POLEMEX/DGCS/conferencias/foroperiodismo/Acat/10.html.

Edo, Concha:"Las revistas e Internet como soportes del periodismo especializado y la divulgación"  en    Universidad Complutense de Madrid, Madrid.  Disponible en la siguiente URL: http://www.ucm.es/info/emp/Numer05/5-3-Estu/5-3-4.htm

Fernández Del Moral, J. y Francisco Estévez Ramírez: Fundamentos de la información periodística        especializada, Síntesis, Madrid, 1993.

Fernández Obregón, Francisco Javier: "Especialización: futuro del Periodismo", Revista Latina de     Comunicación Social, No. 7, julio de 1998, La Laguna,  Tenerife, Disponible en la siguiente URL:      http://www.lazarillo.com/latina/a/70obr.htm.

González García, Carlos Alberto: "Especialización en el  periodismo, una tendencia en el mundo de hoy", en

Miriam Rodríguez Betancourt, "Tendencias del   periodismo contemporáneo (Selección de lecturas)",Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, 2005.

Ortiz Simarro, Pedro: "La formación dual del periodista Especializado", Estudios sobre Información   Periodística Especializada, CEU, San Pablo, Valencia, 1997.

Ramírez De La Piscina, Txema: "Realidad y utopía de la especialización en el periodismo" en     Revista Zer, España, disponible en la siguiente URL:     http://www.ehu.es/zer/13txema.htm.

(Sin autor): "El periodismo especializado", en la siguiente  URL: ttp://html.rincondelvago.com/periodismo-especializado.html

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

[1] Fernández Obregón, Francisco Javier: "Especialización: futuro del periodismo", Revista Latina de Comunicación Social, disponible en la siguiente URL: http://www.lazarillo.com/latina/a/70obr.htm

[2] Martínez Albertos en Fernández Obregón, Francisco Javier: "Especialización: futuro del periodismo", Revista Latina de Comunicación Social, disponible en la siguiente URL: http://www.lazarillo.com/latina/a/70obr.htm

[3] Fernández Del Moral, J y Francisco Estévez Ramírez: "Fundamentos de la información periodística especializada", Síntesis, Madrid, 1993

[4] González García, Carlos Alberto: "Especialización en el periodismo, una tendencia en el mundo de hoy" en Miriam Rodríguez Betancourt: "Tendencias del Periodismo Contemporáneo (Selección de lecturas)", Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, 2005

[5] Ortiz Simarro, Pedro: "La formación dual del periodista especializado", Estudios sobre Información Periodística Especializada, CEU, San Pablo, Valencia, 1997