20170123133749-web-granma-campeon.jpg


lunes, 23 de enero de 2017
7:15:25 a.m. 

Contra muchos pronósticos, el equipo de Granma se coronó campeón de la LVI Serie Nacional de Béisbol por vez primera en la historia, al superar esta tarde 3 x 2 a su similar de Ciego de Ávila, hasta hoy monarca de Cuba.

Los orientales, que lograron la hazaña de ganar el play-off final por 4-0, alzaron el trofeo en su casa, el estadio Mártires de Barbados, de la ciudad de Bayamo, ante una afición que confió todo el tiempo en la novena que superó su mejor resultado, la medalla de bronce de la campaña 1988- 1989, bajo la dirección de Carlos Martí.

Ciego de Ávila abrió el marcador en el desafío a la altura del cuarto inning, tras hit al jardín derecho de Osvaldo Vázquez que impulsó al  pinareño Donald Duarte; mientras que sacrificio de Rubén Valdés empujó la segunda para los de la tierra de la piña.

En ese mismo episodio los locales descontaron una, por un boleto a Carlos Benítez con bases llenas, aunque los granmenses desaprovecharon la oportunidad de producir más, ante la no existencia de outs en la pizarra y hombres en todas las almohadillas.

Imparable al derecho de Yoelkis Céspedes impulsó la del empate en el séptimo en las piernas  de Guillermo Avilés, quien entró en circulación por error del inicialista avileño Eliecer Griñán, llegó a la intermedia por sacrificio de Frank Camilo Morejón y a la antesala por wild pitch del relevista José Ángel García.

Avilés definió el encuentro cuando luego de tres boletos a los suyos, conectó fly de sacrificio al izquierdo y llevó a Alfredo Despaigne hasta el home.

 César García se agenció la sonrisa de los orientales, mientras José Ángel García cargó con el revés,  y el refuerzo Miguel Lahera logró su onceno salvamento en el campeonato.

Durante la postemporada, sobresalieron madero en mano Guillermo Avilés, con tres vuelacercas y 13 empujadas; Carlos Benítez (impulsó 11) y Despaigne, que a pesar de recibir 20 boletos, pegó seis inatrapables, tres de ellos jonrones, y permitió a nueve hombres pisar la goma.

No obstante, fue meritoria la actuación de los discípulos de Roger Machado, que discutieron su tercer oro de forma consecutiva y se mantuvieron toda la temporada con excelentes guarismos en cuanto a ofensiva, defensa y pitcheo.

De ese modo, Granma representará a la Mayor de las Antillas en la venidera Serie del Caribe, a celebrarse del primero al siete de febrero en Culiacán, México.

(Fuente: ACN)