20170123130848-adn-smartphone.jpg


lunes, 23 de enero de 2017
6:47:18 a.m. 

En realidad se trata de un dispositivo que permite analizar el ADN cuando se acopla a un smartphone, mucho más barato (US$ 500) frente a los microscopios tradicionales empleados para tal función, cuyo precio ronda los US$ 50.000. 

El mecanismo ha sido creado por un equipo de investigación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), la Universidad de Estocolmo y la Universidad de Uppsala, y sugieren que se puede llegar a comercializar de manera masiva.

Tiene dos láseres, un LED blanco y un filtro que da la posibilidad a la cámara de un smartphone de convertirse en un microscopio capaz de analizar moléculas de ADN, y permite analizar en remoto.

La cámara del smartphone, ayudada por un filtro y una lente externa, es capaz de escanear y cuantificar la longitud de dos nanómetros de las hebras de ADN, que tienen un grosor 50.000 veces menos al del pelo de los seres humanos.

Una vez analizado el ADN, previo aislamiento molecular, tratamiento químico y adición de moléculas fluorescentes para etiquetado y observación de la reacción, se envía la información a un servidor del laboratorio de la UCLA, donde el equipo mide las moléculas.

Esto permite detectar, más allá de poder observar las anomalías, diversos tipos de cáncer, y enfermedades graves como el Alzhéimer o aquellas que atacan al funcionamiento del sistema nervioso. También puede llegar a detectar resistencia a los tratamientos de enfermedades infecciosas como la malaria.

(Fuente: CSAE)