20111016060125-5.guadaj-630-580x386.jpg

 

 

15/10/2011 11:57:11

 

En el Estadio Omnilife, de Guadalajara, se midió la capacidad de los organizadores de los Juegos Panamericanos. La inauguración  de la cita continental panamericana, fue un éxito, ante cual debieron abochornarse y ceder las constantes lluvias de las tormentas Jova e Irving.

 

Según fuentes oficiales, el Omnilife abrió sus puertas al mediodía, con un fuerte dispositivo de seguridad, entre ellas rayos gamma y numerosos controles de policías y militares, que número de unos 11 mil brindarán garantizarán la seguridad de los XVI cita continental.

Casi 50 mil personas colmaron las gradas La casa de las Chivas de Guadalajara,  recinto que debe su nombre al Grupo Omnilife, corporativo mexicano de empresas, dedicado al desarrollo, producción y distribución de suplementos alimenticios, asesoría financiera, renta de aviones, industria editorial, industria de la construcción e investigación biotecnológica. 

Los encargados de realizar el diseño del proyecto fueron Jean Marie Massaud y Daniel Pouzet, de Studio Massaud Pouzet, una prestigiosa firma francesa. Es como una ciudad que supera todos los estándares y requerimientos oficiales de la FIFA, y su planeación alberga los más altos estándares nacionales e internacionales en términos de seguridad. 

Precisamente el estadio Omnilife marcó el despegue de la delegación cubana en Guadalajara, que aspira a conservar el segundo puesto, reto nada sencillo. Tomemos un solo precedente: los Panamericanos de Río de Janeiro’07, donde los cariocas ofrecieron férrea resistencia y al diferencia de metales áureos fue de apenas siete (59 los criollos por 52 los auriverdes). 

En pos de obtener la mayor cantidad de boletos olímpicos posibles asisten a la urbe mexicana con buena parte de lo que más vale y brilla de sus atletas. La comitiva agrupa 519 deportistas, con el atletismo, el judo y la natación como disciplinas más fuertes, todas con una buena cantidad de medallas en disputa.

La consecución del segundo lugar dependerá mucho de los resultados que nuestros atletas logren frente a los auriverdes, así como ante los aztecas, que también pueden hacer de las suyas con el público a su favor. 

Inalcanzable si parece Estados Unidos, que viaja con 627 exponentes, varios con medallas olímpicas en sus vitrinas, entre ellos diez monarcas bajo los cinco aros. Pese a no contar con sus atletas de mayor renombre, la delegación norteña debe mantener el primado continental, que ostentan interrumpidamente desde Mar del Plata’ 95. 

Eso sí, jamás dudar del arsenal criollo, que asciende a 442 atletas, quienes estarán envueltos en la disputa de la gran mayoría de los juegos de medallas. Vital será el aporte del atletismo, los deportes de combates y las pesas, modalidades que tienen como misión contrarrestar la debilidad de Cuba en otros deportes multimedallistas como la natación y la gimnasia. 

Sin dudas, los Panamericanos 2011 constituyen uno de los mayores retos del deporte cubano en la última década.

 

(Fuente: Cubadebate)

 

 

 Artículos Relacionados