20111016055550-4.premio-fina-web.jpg


 

15/10/2011 11:52:30


La poeta cubana Fina García Marruz evocó su pasión por Federico García Lorca tras ser galardonada con el VIII Premio Internacional de Poesía que lleva el nombre del poeta granadino. El galardón es el segundo lauro internacional para García Marruz este año, tras recibir en abril pasado el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

 

«Estoy muy agradecida y en deuda permanente. Lo considero como un homenaje (…) a la hermosísima y nobilísima lengua española», afirmó la escritora de 88 años en conversación telefónica desde su casa, tras conocer el fallo del Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca.

La escritora dice sentirse «muy turbada» con el reconocimiento internacional que ha tenido su obra en 2011, y en particular la ha «emocionado mucho» recibir estos premios de España, que ha sido siempre «tan querida» para ella y su familia.

García Marruz relató hoy a Efe que en su infancia se apasionó con García Lorca y acudía todos los días junto a su hermana a una sala de teatro de La Habana para ver «Bodas de Sangre».

«Nos aprendimos de memoria el texto y hacíamos la representación en casa (…) mientras presenciaba una de esas funciones se comunicó en el teatro la noticia de la muerte de García Lorca y todo el público presente se puso de pie conmovido».

«Federico era queridísimo, no en Cuba, en todas partes. Pero nosotros lo adorábamos, le teníamos un amor inmenso y su poesía nos emocionó desde el primer momento en que la conocimos», resalta García Marruz, al referirse también a su esposo el fallecido poeta e investigador Cintio Vitier.

Nacida en La Habana el 28 de abril de 1923, García Marruz se graduó en Ciencias Sociales y junto a su esposo y otros importantes intelectuales de la época, como José Lezama Lima, participó en la fundación de la revista Orígenes (1944-1956).

La escritora subrayó que recibe el Premio García Lorca de poesía no como un galardón «personal», sino como un premio «a lo que fue Orígenes, que quiso ser una revista multigeneracional».

Precisamente el portavoz del jurado y catedrático de Literatura de la Universidad de Granada, Álvaro Salvador, destacó durante el fallo la pertenencia de García Marruz al grupo de poetas de Orígenes, que alentó la resistencia cultural cubana.

La escritora comentó que ha tenido problemas recientes de salud, incluida una fractura de cadera, y aunque ya puede caminar no cree conveniente viajar ni salir de Cuba.

«No puedo vivir ya fuera del lugar donde están los recuerdos de mi esposo, los retratos, mis hijos. No puedo dormir ya sino en el lugar donde vivo, no puedo estar en otra parte», aseveró la poetisa.

No obstante, apuntó que continúa trabajando todas las mañanas y las tardes en su casa con la ayuda de una asistente y no planea detener su labor intelectual.

García Marruz es autora entre otros de «Las miradas perdidas»(1951), «Viaje a Nicaragua», con Vitier (1987), «Créditos de Charlot» (1990) por el que recibió el Premio de la Crítica en 1991, «Los Rembrandt de l’Hermitage»(1992) y «Habana del centro»(1997).

Su poesía ha sido traducida a varios idiomas y figura entre otras antologías en la titulada «Carmen Conde: Once grandes poetisas hispanoamericanas» (1967) y en la de Margaret Randall: «Breaking the silence» (1982).

Fina García Marruz es la octava autora que recibe este galardón, que en ediciones anteriores recayó en María Victoria Atencia (2010), José Manuel Caballero Bonald (2009), Tomás Segovia (2008), Francisco Brines (2007), Blanca Varela (2006), José Emilio Pacheco (2005) y Ángel González (2004).

 

(Fuente: EFE)

 

 

 Artículos Relacionados