20110321005009-2.-libro-terrorismo.jpg-.jpg

 

20/03/2011 7:42:12

 

El libro «Huellas del terrorismo: sus víctimas hablan» (Voices From The Other Side: An Oral History of Terrorism Against Cuba), del periodista canadiense Keith Bolender, fue presentado por su autor en Nueva York, y según me cuenta vía email una colega coterránea de Bolender, tuvo bastante buena acogida entre el público amigo de Cuba interesado en conocer «esas historias extraordinarias de supervivencia y de dolor emocional y físico, en las cuales priman la honestidad y la franqueza de gente común que ha sufrido bajo las arbitrarias manos de un terrorista».


Junto con la promesa de que me hará llegar «tan pronto como pueda un ejemplar para que perfecciones tu inglés y me expliques algunos detalles», Joy Orr dice que son muy pocos los que en Estados Unidos  y muchas naciones del primer mundo (incluyendo su país) conocen «esos actos de terrorismo contra la isla y que ahora pueden leer con algunos detalles en el elocuente texto que me han regalado unos amigos que fueron a la presentación en la sede de la Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas». 

«Voices From The Other Side:…»  recurre al testimonio como recurso narrativo efectivo, y detalla las agresiones llevadas a cabo desde los primeros momentos del triunfo de la Revolución Cubana en 1959. Asimismo recuerda cientos de actos terroristas anticubanos perpetrados en la isla o en el extranjero, entre ellos el sabotaje al barco francés La Coubre en 1960 y la voladura de una nave civil de Cubana de Aviación en Barbados en 1976. 

Joy escribe asombrado sobre lo que ha leído, y le respondo que siempre las páginas de cualquier libro resultarán precarias para referirse a un tema tan sensible para los cubanos, sobre todo para los familiares de las víctimas,  que en de Barbados ven con pasmo como Posada Carriles, el autor intelectual, hoy es juzgado en territorio norteamericano solo por delitos migratorios. 

«Yo entiendo, pero otros no. Debemos explicarlo por todos los medios a nuestro alcance, si es necesario persona a persona para que la verdad salte», me responde al día siguiente. Y añade: «Los enemigos de Cuba no han escatimado medios para sus acciones y aplican el bloqueo económico, financiero y comercial, intentan aislar a la Isla y ponen en vigor leyes como las Helms-Burton o la de ajuste cubano». 

«Ah, tú lo sabes, ¡qué bueno! Ya eres una voz más», le comunico con alegría y le pregunto si conocía de otros hechos violentos que refiere el libro como los asesinatos de alfabetizadores, la guerra bacteriológica y los atentados con bombas contra hoteles en Cuba… 

Me dice días después en otro correo electrónico: «Puede tardar, pero un día todos sabrán el daño que Estados Unidos le ha hecho a los cubanos y también la verdad sobre los cinco luchadores antiterroristas cubanos presos en ese país desde 1998 por enfrentar las actividades de grupos terroristas radicados en territorio norteamericano…» 

Luego unos párrafos más para hablarme de los últimos sucesos del Medio Oriente y Japón, y finalmente vuelve a referirse al libro de Bolender: 

«Es muy bueno, muy bueno, (…) trata de mostrar el contenido humano de las historias de quienes han sufrido la política seguida contra Cuba y, al mismo tiempo, la calidez, el humor y la actitud ante la vida de su pueblo…» 

«…Y aún sufren, Joy, aún sufrimos  las consecuencias… »,  le aclaro y me despido.