&wid LA TECLA CON CAFÉ 12">
Facebook Twitter Google +1     Admin

Vanguardia, genuino y legítimo 58 cumpleaños

 

domingo, 09 de agosto de 2020
8:09:55 am

Por Mercedes Rodríguez García

En mi memoria apenas lo ha desdibujado el tiempo, aunque recodos tiene ya unos cuantos.

Sí. Recodos magníficos a los que voy de vez en cuando a escanear los agostos que han pasado desde aquel ruidoso y entintado parto de Vanguardia, sin descorche de cidras, ni champanes, ni toques de campanas, ni sirenas, ni bengalas, y sí mucho calor y luna clara, y aquel unísono y sudado «¡al fin, carajo!», que dicen dieron Ñico, el Rubio, Esteban, Moure, el Chino, o Pariente, porque de entonces ninguno de los fundadores queda para precisarlo.

No. No andaba yo por todo aquello. Todavía jugaba a las casitas y me llevaban a patinar al parque, siempre cuajado de gente y de totíes. Llegué bastante luego, por casualidad, digamos. Pensando que aún podía retomar la Medicina recién abandonada, o derivar al cuento y al verso tallereado. Aunque escritora ¡no! y periodista ¡sí!, o escritora ¡sí! y periodista ¡no!, antinomia irracional y estricta cuando el dogma primaba por sobre la vida misma y no existía nada más cierto que lo gris y lo práctico.

Y vuelvo al tiempo. El tiempo que fue aquel, de Vanguardia, escuela y magisterio, —todavía lo es—. El tiempo exigente y despiadado, carente de condescendencias y ternuras mínimas, el del lápiz bicolor de Ciriano y Roberto —siempre Roberto— echándote en cara de cuartillas que no sabes nada y hay que cambiarlo todo porque «esa no es la idea», o porque faltan datos o sobran adjetivos, porque el «trabajo» carece de coherencia y los párrafos «se estiran como chicle», distantes sujeto y predicado, copiosos de incidentales, «demasiado pomposos…».

No. No piensen que es nostalgia ¿despechada?, ni estoica valentía. Desgracias y dificultades he pasado; errores, cometido; regaños, recibidos. Otras veces lo he escrito o confesado.

¡Ah! Vanguardia


¿Cuántos años dije? ¿Cuántos directores? ¿Cuántos logotipos? ¿Cuántos colegas de viaje permanente? ¿Cuántos arribos nuevos? ¿Cuántos premios y condecoraciones? ¿Cuántos días del Periodista y jornadas de la Prensa? ¿Cuántos seminarios, diplomados y talleres? ¿Cuántos sucesos reflejados? ¿Cuánta historia contada? ¿Cuántas polémicas libradas?

¿Avatares?, por decenas, signados siempre por las circunstancias, trepidante por consumar su misión informativa y orientadora.  

Que si vertical, que si apaisado, que si tabloide, que si diario, que si dos veces por semana. Con sus legítimos nacidos e infortunadamente desparecidos suplementos Huella, Santaclareño, Arimao; ocasionales boletines de zafra, efemérides, aniversarios fundacionales… y el primogénito Melaíto, con Roland, Panchito, Celia, Linares, Martirena, y Pedro Méndez, un coctel realmente explosivo.

Y ya que escribo amigos, permítanme este pequeñísimo homenaje —por apellidos y sin orden de desaparición—, a los colegas periodistas que se fueron marchando poco a poco, desde que me anclé a puerto Vanguardia, en septiembre de 1973: 

Contreras, Bermúdez, Mederos, Pérez Gómez, Jesús Hernández, Mirta Azalia, Vega Díaz, Ruano, Mike, Allende, Otto, Vizcaíno, Roberto, Sacerio, Guido, Pepe, Jorge, Rosa… Aprendí de todos, y aun lo hago de mis alumnos, de los lectores, de los vecinos, de la familia, mis jueces más severos. (El aprendizaje nunca termina y es infinito mientras vivamos). 

Y ¡sí que me queda mucho por ver y por hacer! en este queridísimo periódico que, en sus soportes de papel y web convierte cada día en desafío, a favor de un producto comunicativo acorde con las transformaciones, alternativas y exigencias de la sociedad cubana, en este tan crucial aniversario 58 de Vanguardia. 

Extenso sería un recorrido a los orígenes, un trayecto de ida y vuelta por el laberinto de las palabras a través de su existencia, ahora colorida, pero antes —en despunte nacional— computarizada. Una cuerda locura Díaz-Canel y Peña, que nos mantuvo en vilo por tres días, dando tumbos entre el joven club de la Tenería, la Universidad Central, Planta Mecánica, la imprenta del Partido, y ¡al fin! el poligráfico, obligado a echar a andar el elefantico dormido de la impresión offset en rotativa. 

Descarto pues el viaje a la semilla y me afianzo en los frutos, que ahora crecen, inexpertos aún, pero bien preparados, cultos y animosos, en desproporcionada interrelación generacional a lo vintage. 

Lo bueno, lo mejor, lo excepcional, es que Vanguardia no representa —como se dice— la edad que tiene, sin padecer siquiera de frunces, presbicia, alopecia, canicie, cardiopatía, distensiones y adiposidades. Y es así porque —no sin algunos rasponazos—  ha sabido  innovar, cambiar, proyectar, aprovechando siempre los recursos que brindan las no ya tan nuevas tecnologías, lo cual le ha permitido desarrollar en su plataforma digital proyectos exitosos, encabezados por quienes son hoy —en su época—, como de cierta manera fuimos ayer, en la nuestra. 


En otras palabras: Vanguardia ha sabido mantener su esencia, principios y razones desde que viniera al mundo bajo los metálicos y fragosos engranajes de una terca rotativa, ungido de aceites y chamusquina, el día 9, del más caluroso de los meses, de 1962. 

Y ¡sí!  No siento ni penas ni nostalgias, que nunca me he dejado arrastrar por las morriñas ni permitido que me arrebaten la alegría, esa que define en versos Benedetti como un principio, un destino, una certeza, un derecho. 

La edad, no importa. Los de la media rueda en adelante también tienen su encanto… ¡y elegancia!, si la saben llevar. 

Celebremos, pues, con orgullo y alegría tan genuino y legítimo 58 cumpleaños.

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Misa solemne a la memoria de Eusebio Leal

20200809010034-junto-al-altar-un-retrato-del-historiador-de-la-ciudad-de-la-habana.jpg

 

sábado, 08 de agosto de 2020 
6:18:12 pm

“Nos reunimos para celebrar la eucaristía en la que damos gracias por la vida de nuestro querido Doctor Eusebio Leal y pedimos por su eterno descanso”. (Foto: Junto al altar, la imagen de Eusebio captada por el fotógrafo cubano Julio Larramendi inmortaliza al hombre de fe en un gesto que consagra su cubanía, su sacrificio por la nación).

Así dio inicio el Cardenal, Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, Arzobispo de La Habana, a una misa solemne dedicada a la memoria del Historiador de la Ciudad de La Habana, en la Iglesia de San Juan de Letrán, con la presencia del Nuncio Apostólico en Cuba, Monseñor Giampiero Gloder.

  

El inmueble, que responde a la Orden de Santo Domingo y data del siglo XVI, reunió más de una veintena de familiares, amigos, colaboradores, personas cercanas al Historiador de la Ciudad de La Habana.

“Acompañamos a su hijo Javier y a sus seres más queridos en el dolor que nos deja su partida, pero nuestra fe en la resurrección de Cristo aviva la esperanza en la vida eterna que junto a Dios nos aguarda”, compartió el Arzobispo.

Durante la misa, el líder de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana, señaló la cercanía del Doctor Leal a la Iglesia Católica cubana, y de cuyos actos litúrgicos participó en diversos momentos.

Un momento muy especial fue la intervención del padre Manuel Uña, cercano en la fe y la amistad al Historiador de la Ciudad de La Habana: 

“Aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad; porque la vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma y multiplica. Eusebio, un creyente, ha dado este paso y se encuentra fuera de las riberas del tiempo, en la orilla del más allá”. 

Destacó la obra y vida del Historiador, y la inmortalidad otorgada por la entrega a sus empeños de restaurar la capital cubana y asegurarla para las generaciones futuras de cubanos.

“El Doctor Leal —afirmó— vivió con nosotros y como nosotros soñó y trabajó por lograr un mundo más habitable, por ver una Habana renovada, rejuvenecida, bella; y puso su ingenio, sus sueños, su tiempo y su talento en vivificar más, dándole vida a los objetos inservibles, monumentos deteriorados, casas olvidadas. Día a día le fue dando vida y logró que se pudiese constatar lo que alguien defendió públicamente: lo más nuevo de La Habana es La Habana Vieja.”

 

Sobre su fe, elemento incuestionable de su personalidad, expresó:

“Cuando cumplió 75 años alguien le preguntó si alguna vez había pensado ser sacerdote, y su respuesta fue: nunca pensé ser sacerdote pero soy cristiano por convicción y lo que queda de mí, además del sentido de fe, es ese legado cultural en sentido ético y filosófico que identifico en figuras como el padre Félix Varela, y otros sacerdotes que contribuyeron a la formación de nuestra identidad; y rasgos de mi carácter que debo a mi formación religiosa.”

Como nota personal, el también fraile dominico de origen español, pero con más de 27 años dedicado a la iglesia cubana, contó su satisfacción al coincidir su vida con la del Doctor Leal: 

“He podido acompañarlo y estar a su lado sobre todo en los últimos meses, donde la enfermedad lo ha golpeado y convertido en autentico vagón de dolores. Imposible olvidar los diálogos sostenidos que tuvimos en varias ocasiones (…) También queda en mi memoria el diálogo que tuvimos en el hospital después del día 16 de noviembre. ¿Recuerdan que se iluminó el Capitolio? Fue el sueño, el sueño de Eusebio, del que no pudo recrearse, y un regalo fue para mí haberlo podido compartir y escuchar el día siguiente en el hospital.”

“Su último mes ha estado marcado por silencio”, confesó el padre Uña: “El hombre que tan bello hablaba y que nos recreaba a todos, lo ha pasado en el silencio (…) Y es cuando las palabras pesan que comienza a gestarse en el corazón ese otro lenguaje, el que sin dudas Eusebio hablará en la tierra nueva. Fue su última gran lección, la misma que referimos cada vez que vimos transformarse su puñado de piedras ruinosas en la joya arquitectónica”.

(Fuente: Habanaradio/ Maria Karla Villar/ Thays Roque/ Fotos: Néstor Martí)

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La ciudad que revivió el amor de Eusebio

 

lunes, 03 de agosto de 2020
10:58:43 pm 

Desde la Productora de Audiovisuales de la Oficina del Historiador, el realizador Joel Guerra nos regala este material que resume el sentido del deber que siempre marcó el accionar del Historiador de la Ciudad de La Habana, el Doctor Eusebio Leal Spengler. 

«Habanero, supo amar su ciudad y trabajar en el rescate y prevalencia de sus valores materiales y espirituales. Pero al observar en conjunto su obra en esta urbe puede también entenderse la amplitud de su visión. Museos, bibliotecas, escuela, hogares, colegio, le dieron al proyecto una calidez que hizo revivir la ciudad que solo tenía sentido como el hábitat de nuestro espacio humano».

Eduardo Torres Cuevas

 

 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Huawei desplaza a Samsung como principal proveedor de teléfonos inteligentes

20200803201356-la-tecla-con-cafe-huawei-desplaza-a-samsung.jpg

 

lunes, 03 de agosto de 2020
3:40:06 pm

Por primera vez en el segundo trimestre del 2020, Huawei entregó más teléfonos inteligentes que cualquier otro proveedor, marcando el primer trimestre en nueve años que una empresa que no sea Samsung o Apple ocupa el primer lugar del mercado, indicó la empresa de investigación de mercado Canalys. 

Durante el trimestre, Huawei envió 55,8 millones de dispositivos, un 5% a la baja con respecto al año anterior. Sin embargo, Samsung envió 53,7 millones de teléfonos inteligentes, un 30 por ciento menos que en el 2019. 

Canalys precisó que Huawei todavía está sujeta a las restricciones del gobierno estadounidense, medida que ha afectado su negocio fuera de China continental. Entre abril y junio, sus envíos cayeron un 27 por ciento. 

Sin embargo, Huawei se ha crecido para dominar el mercado interno, aumentando en un 8 por ciento su presencia dentro de China durante el segundo trimestre. Y ahora vende más del 70 por ciento de sus teléfonos inteligentes en China continental. 

Canalys añadió que, en gran medida, se debe a que el país emerge con fuerza del azote de la pandemia. La reapertura de las fábricas, el desarrollo económico continuo y los estrictos controles sobre nuevos brotes han ayudado a remontar la pendiente. 

"Es un resultado notable que pocos habrían avizorado hace apenas un año", afirmó Ben Stanton, analista principal de Canalys. "Si no fuera por el COVID-19, esto no habría sucedido. 

Huawei ha aprovechado al máximo la recuperación económica china para reactivar su negocio de teléfonos inteligentes. Samsung tiene una presencia muy pequeña en China, con menos del uno por ciento de la cuota del mercado. Por el contrario, sus grandes mercados como Brasil, India, Estados Unidos y Europa han sido castigados por los sucesivos brotes y confinamientos". 

(Fuente: Pueblo en Linea)

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El "armero" de Eusebio Leal

20200803013642-la-tecla-con-cafe-el-armero-de-eusebio-leal.jpg


domingo, 02 de agosto de 2020
8:03:21 pm

Este reportaje fue escrito por la estudiante de periodismo Mary Lenia Pérez Cazorla, y publicado en la edición impresa de Vanguardia, el sábado 8 de febrero de 2020. En el mismo se muestra la obra del joven artesano Northon Richard Pérez Reyes, de San Juan de los Yeras, Villa Clara, quien tuvo el honor de conocer al Dr. Eusebio Leal y de fabricar armas antiguas de madera a pedido del inolvidable Historiador de La Habana, fallecido este 31 de julio. Por su valor humano y originalidad —salvando la falta de actulización— lo republicamos sin apeñas añadidos en La Tecla con Café.  Estimo justo y honesto, felicitar a Mary Lenia por su excelente trabajo. (Foto de la autora: Northon y Eusebio Leal en la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana).  

¡Contrabando y fabricación de armas en San Juan de los Yeras! ¡Increíble! ¡Lo último que faltaba en el pueblo! Eran los gritos que se escuchaban en el poblado ranchuelero una mañana de diciembre del 2018. La «bola» corrió por cada rincón y, mientras más lejos llegaba la noticia, más cambiada y exagerada. 

La «cosa» iba de un registro que hacía la PNR en la casa de un joven sanjuanero, pues se comentaba que poseía ilegalmente armas de fuego, y ¡hasta más!, que las fabricaba. Nadie lo podía creer: unos hacían sus propias suposiciones y otros no podían quedarse con la duda y pasaban —con miradas curiosas y disimuladas— por la casa inundada de policías. 

Pero el resultado del registro no demostró un contrabandista, sino todo lo contrario: un artista. Se trataba de Northon Richard Pérez Reyes, un joven aficionado a hacer réplicas de armas usando solo la madera. 

Desde 1999 trabajaba como armero, y sus primeras creaciones fueron reproducciones de armas utilizadas por los piratas u otras de su propia inspiración. Cuando decidió mostrar lo que hacía no hubo una sola opinión distinta a «¡estás loco!», pero sus ganas de crear iban tan en serio que ni los escasos materiales, ni el poco perfeccionamiento de los medios que utilizaba, ¡ni tan siquiera los comentarios negativos!, pudieron impedir que concretara sus proyectos. Su trabajo era tan realista que las armas parecían legítimas, los mecanismos funcionaban perfectamente, casi podían escucharse los disparos… sin embargo, Northon es un artista cuya última finalidad en la vida sería hacer daño. 

Durante los primeros meses de labor firmó un contrato con el Fondo Cubano de Bienes Culturales de Cienfuegos, que le facilitó los trámites para que preparara una exposición. Ya las críticas no eran tan negativas y el fruto de su esfuerzo iba valiendo la pena. Pero todo se quedó ahí: luego de unos siete años dedicados a las armas, Northon se desvinculó por completo. 

Pasado un tiempo decidió retomarlo, pero esta vez no quería crear sus armas solo con fines decorativos, por lo que decidió imprimirle a su trabajo un valor histórico. Comenzaría entonces a visitar el Museo Municipal de Ranchuelo, que le brindó mucha ayuda para lograr las reproducciones de armas utilizadas por patriotas en las luchas por nuestra independencia. 

Cada vez se le ocurrían más ideas, todas relacionadas con la historia de Cuba. De ahí surgieron y se concretaron muchos proyectos, entre ellos, la réplica de un revólver usado por José Martí, armas de Antonio Maceo, y una colección completa que plasmaba las etapas de nuestra historia: desde las usadas en las guerras contra el colonialismo español hasta las más sofisticadas que poseen hoy nuestras fuerzas armadas. 

 

El revuelo causado por el registro que llevó a cabo la policía no solo atrajo la atención de los curiosos, también posibilitó que un conocido de un trabajador de la Oficina del Historiador de La Habana conociera el trabajo de Northon. El mediador visitó la casa del artista aficionado y se quedó tan asombrado al ver lo extraordinario de sus creaciones, que muy pronto el «hallazgo» llegó a oídos del historiador Eusebio Leal Spengler. ¿Qué siguió?, quiso conocer de inmediato a aquel joven que, desde un taller tan poco sofisticado en un pequeño poblado de Ranchuelo, estaba logrando una obra exquisita, y de inmediato lo solicitó en su oficina. 

Y ahí estaba Northon, quien luego de escuchar tantas opiniones negativas, de pasar noches en vela pensando qué crear, de no merecer que se le reconociera  por su trabajo e, incluso, de ser acusado por tenencia ilícita de armas, entraba a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y recibía la admiración del mismísimo Eusebio Leal. 

Del encuentro surgieron varios proyectos, como el de redecorar un armero que se encuentra en el Capitolio. «El historiador siempre contó con mi opinión para cada encargo que nos proponíamos. En el caso del armero del Capitolio, primero pensamos en colocarle armas relacionadas con la neocolonia, pero la decisión final fue enfrascarnos en un trabajo relacionado con Fidel. Se trata de reproducir armas que él utilizaba para la caza, y ese es el proyecto que me ocupa ahora», nos cuenta Northon.

«Actualmente cuento con la ayuda de la Oficina del Historiador, que me autorizó a visitar todos los museos de La Habana Vieja para recopilar la información que necesito. Como no pertenezco a ninguna institución cultural, me están haciendo los trámites para pertenecer al Registro del Creador». 

Pero este artista, a pesar del reconocimiento que ha adquirido últimamente, nunca olvida sus raíces. Conversar con él es presenciar un derroche de humildad y talento. En su poblado ha realizado varias exposiciones en la Casa Museo de Samuel Feijóo y en la Casa de Cultura, para que los coterráneos se nutran de esta original manifestación artística. Además, ha llevado muestras de sus colecciones al museo municipal de Ranchuelo, a Santa Clara y también a La Armería, en La Habana Vieja. 

  

 

Cuando le pregunté sobre sus planes futuros, su respuesta estuvo cargada de emoción, pues sus ojos descubrían el profundo amor que siente por lo que hace. Para Northon, su vida es su trabajo, y por eso aspira a hacerlo crecer e incursionar en otros campos del mundo de la armería,  empleando siempre la madera como materia prima. Una vez que cumpla con los contratos pendientes desea comenzar a fabricar armas blancas y crear escenas de caza con animales disecados, lo que le permitirá trabajar también con el cuero. Además, pretende fabricar arcos, ballestas, escudos y todo el material relacionado con la guerra.

Este es un tema que refleja mucho más que armas, porque cuando pensamos en esto nos viene a la cabeza un instrumento que el ser humano diseñó para matar, para hacer daño, y eso no es totalmente así. Un arma de fuego es un elemento científico, porque provoca que un proyectil pequeñísimo alcance tanta distancia a una velocidad increíble; también es un elemento deportivo, se utiliza para la caza y la práctica de tiros. 

 

«A estos artefactos también se les confiere un valor decorativo, y en muchos lugares del mundo se les pueden ver adornando vitrinas, armeros, paredes; incluso, algunas fueron tan bellamente decoradas, que se consideran verdaderas obras de arte. Pero sobre todo, un arma de fuego es un elemento histórico en el cual se reflejan las luchas de la mayoría de los pueblos del mundo, por lo que no solo se les puede apreciar como herramientas para provocar daño, sino como medios para garantizar la defensa. 

«Mis armas son creadas con el fin de recordar nuestra historia, y para lo único que no sirven, es para hacer daño». 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

EE.UU.: la prensa no entrará a convención republicana

20200802235523-la-prensa-no-entrara-a-convencion-republicana.jpg

 

domingo, 02 de agosto de 2020
6:48:31 pm.
 

Convención republicana sin medios. Covid-19 como excusa. Escenario electoral atípico. 

Nunca antes había sucedido en la historia estadounidense, al menos en los tiempos modernos; ahora la convención de los republicanos, que se arma cada cuatro años y es uno de los eventos más mediáticos, estará cerrada a los periodistas.

Se ha prohibido el ingreso a los medios de comunicación. A fines de agosto en Charlotte, Carolina del Norte, la reunión se hará sin periodistas, operadores de televisión, reporteros gráficos. Nadie de los medios. "Una decisión imprudente", ataca la asociación de Corresponsales de la Casa Blanca.

Pero es probable que el movimiento acorte alas sobre todo a Donald Trump. Y se suponía que se iba a respaldar en los medios de prensa para relanzar sus posibilidades de reelección, de hecho, ahora se reduce a un simple paso burocrático, donde un puñado de delegados, solo 336 de los 2.500, discutirán y La decisión sin precedentes de mantener periódicos, televisión, radios fuera fue anunciada por un portavoz del comité organizador de convenciones, y oficialmente está motivada en las restricciones impuestas por las autoridades locales que se ocupan de la lucha contra el coronavirus, cada vez más frenético en Estados Unidos.

En resumen, se desea evitar la afluencia a la ciudad de miles de personas y correr el riesgo de un aumento adicional de infecciones. Entonces Trump, tuvo que renunciar al baño de la multitud soñado durante meses, y ahora ni siquiera tendrá esa cobertura extraordinaria medios en la que esperaba tener un empuje decisivo para revertir las encuestas, que a tres meses de la votación lo ven cada vez más detrás de su rival, el demócrata Joe Biden, tanto a nivel nacional como en la docena de estados clave como Florida o Texas. Casualmente los dos más afectados por el virus junto con California.

Como si eso no fuera suficiente, el magnate tendrá que acepta la nominación presidencial con un discurso público, transmitido por streaming. Se asume una presencia de Trump en Charlotte, simplemente para agradecer a los delegados en privado. Ya hubo una mega manifestación que había sido creada por la Casa Blanca en Jacksonville, Florida, y que debió ser cancelada porque allí se desplazó el eje de la pandemia.

El virus, por lo tanto, no mira a nadie ni a nada, y continúa interrumpiendo una campaña electoral en la que muchos sostienen que las reglas habituales ya no existen. A pesar de que algunos observadores, detrás de la inusual decisión de mantener a los medios fuera de la convención Grand Old Party, ven otro elemento entre sombras: un intento del establishment republicano, siempre menos alineado con la línea errática del magnate, que busca limitar el daño al partido, con una sobre-exposición del presidente que puede ser dañina.

Es que el 3 de noviembre se votará no solo para la Casa Blanca sino también para el Congreso y el miedo es que Trump arrastre a los candidatos conservadores con él haciendo que el partido también pierda el Senado. Después de todo no sería una coincidencia que un exponente republicano del calibre del líder se Senado, Mitch McConnell, haya dado instrucciones a candidatos del partido para que se distancien de la línea del presidente si perciben que les daña.

Mientras tanto, un pequeño percance se ciñe sobre el presidente, por ahora, alimentado solo en las redes sociales. Un gran moretón morado en el reverso de una mano, de hecho, ha desatado una gran cantidad de especulaciones en la web sobre la salud del inquilino de la Casa Blanca.


La foto puesta en red ayer por la agencia Associated Press muestra al magnate cuando entrega un abultado montón de periódicos. El moretón, fue señalado en varios sitios web, y está en correspondencia con el punto donde se coloca un catéter durante las visitas a un hospital. Aunque no hay noticias de que Trump haya regresado al Walter Reed, el hospital de presidentes, en las últimas 24-48 horas, como lo había hecho dos veces en los últimos meses.

(Fuente: ANSA)

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuba reporta 13 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y 2 altas médicas

20200802220910-agosto-2-2020.jpg


domingo, 02 de agosto de 2020
5:41:11 pm 

Al cierre de este sábado, Cuba reportó 13 nuevos casos de la Covid-19, para un acumulado de 2 mil 646 desde marzo pasado; 2 altas médicas y ningún fallecido por vigésimo primer día consecutivo, informó en conferencia de prensa Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap)

El experto dijo que se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico-epidemiológica 507 pacientes: 17 en vigilancia, 302 sospechosos y 188 confirmados. Otras 4850 personas se vigilan en sus hogares, desde la atención primaria de salud.

Se estudiaron 3340 muestras y 13 resultaron positivas. El país acumula 270 989 pruebas realizadas; de ellas, 2646 positivas.

De los 13 nuevos casos confirmados

  • Todos son cubanos
  • 6 son contactos de casos confirmados
  • Para 1 caso no se precisa la fuente de infección
  • 6 casos tienen fuente de infección en el exterior
  • 8 son mujeres y 5 son hombres
  • 10 se encontraban asintomáticos
  • El grupo de edad más representativo es el de 40 a 59 años
  • 6 son de La Habana, 6 son de Pinar del Río (importados), 1 de Artemisa

De los diagnosticados en Cuba

De los 2 mil 646 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados confirmados 188 (7,1 %), de ellos 187 (99,4 %) con evolución clínica estable. Se acumulan 87 fallecidos (ninguno en el día), dos evacuados y 2 mil 369 pacientes recuperados (90 %) (2 altas en el día de ayer). No se reportan pacientes en estado grave y 1 en estado crítico.

COVID-19 en el mundo

Hasta el 1 de agosto se reportan 185 países con casos de COVID-19. Ascienden a 17 millones 579 mil 197 los casos confirmados (+282 mil 894) y a 679 mil 505 fallecidos (+6 mil 215), para una letalidad de 3,87 (-0.02).

En la región de las Américas se reportan 9 millones 501 mil 405 casos confirmados (+ 163 mil 091), el 54,05 % del total de casos reportados en el mundo, con 359 mil 738 fallecidos (+ 4 mil 156), para una letalidad de 3,79 (-0.01).

(Fuente: sld.cu)


Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Comunicado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba por el fallecimiento del Dr. Eusebio Leal

20200802001838-comunicado-de-la-conferenci.jpg

 

sábado, 01 de agosto de 2020
8:06:58 pm

La noticia del fallecimiento del Dr. Eusebio Leal Spengler ha sido recibida por todo nuestro pueblo con profundo pesar.

Así también en el ámbito de la iglesia católica por lo que queremos expresar nuestro reconocimiento y gratitud por la vida y obra del Dr. Leal, quien con pasión por Cuba y por La Habana en particular, dedicó su talento a importantes proyectos de restauración, especialmente en La Habana Vieja.

Los Obispos de Cuba recordamos con aprecio los sentimientos católicos que el Dr. Leal manifestó siempre, así como un profundo amor a la iglesia que, en fecha reciente le otorgó, a través de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, el doctorado Honoris Causa en Ciencias Jurídicas e Historia del Derecho.

Encomendamos al buen Dios el alma del Dr. Leal que está participando en la gloria eterna.

Secretariado General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba

1º de Agosto de 2020


La Habana de Eusebio dice adiós a Eusebio, de La Habana

Por: Fr. Manuel Uña Fernández, o.p. 

Hace apenas unos meses celebrábamos los 500 años de fundación de nuestra ciudad, la “Real y Maravillosa”, por muchos llamada La Habana de Eusebio, no por afanes reduccionistas sino en honor a un fragmento de su verdad. Hoy, como parte del mismo ciclo de memoria y gratitud dirigimos nuestra mirada hacia quien muchos han calificado como “su alma”: Eusebio, de La Habana.

Recuerdo que era noviembre del año 1994 cuando nos vimos por vez primera, en el despacho del Historiador de la Ciudad, dentro del Palacio de los Capitanes Generales. En diciembre de ese mismo año Eusebio me devuelve la visita, acercándose a San Juan de Letrán. “Vengo personalmente -me dijo- para dos cosas: Invitarle para que el próximo día 5 de enero vaya a La Habana Vieja, porque ese día es el aniversario de la Fundación de la Universidad San Gerónimo. El acto tiene lugar donde está el monumento a la Campana”. Continuó expresando su agradecimiento porque hacía unos años el prior les había donado la campana original perteneciente a esta primera universidad cubana, erigida por los frailes dominicos en 1728, pasando así de los jardines de San Juan de Letrán, donde se encontraba “sepultada”, a recuperar su sitio y a alzar su vuelo.

La corriente de amistad que ese día comenzamos no hubo que forzarla. Unos pocos años después, el 21 de enero de 1998, el verbo ABRIR estalló como un grito de esperanza en el aeropuerto José Martí de La Habana. Fue en labios de Juan Pablo II al pronunciar el discurso inaugural de su visita a Cuba, histórica visita.

Como los caminos de la Providencia nos llevan hacia las “coincidencias”, por aquellos tiempos los dominicos deseábamos hacer realidad un sueño: abrir en nuestro convento un espacio que posibilitara el encuentro y la reflexión; espacio de puertas abiertas con un criterio no exclusivo sino incluyente, para recibir a todos sin diferencia de credos, confesiones o ideologías. Uno de los primeros invitados a dictar una conferencia fue él, en mi memoria se conservan frescas sus palabras al despedirse aquel día: “Esto que he visto sí que es nuevo y qué falta nos estaba haciendo. Deseo que esta casa irradie cultura… y se convierta en un lugar de encuentro y diálogo donde se respete la pluralidad, lo diverso”.


No pasaron muchos meses y “Andar La Habana”, el programa televisivo conducido por Eusebio, me había cautivado. Pendiente a la hora de su transmisión para no perdérmelo, decidí ver en persona los monumentos y lugares que estaba conociendo “de oídas”. Monumentos y lugares que no parecían ser de “piedra muerta” por la continua metamorfosis que iban sufriendo. Resonaban en mi interior las palabras del Dr. Fernández Retamar: “Padre Manuel, lo más nuevo de La Habana, es La Habana Vieja”. También me gusta, y mucho, el término con el que el mismo Dr. Retamar calificara a Eusebio: “Vivificador”, con ocasión de uno de los homenajes que le realizaron en la Biblioteca Nacional de Cuba en el año 2009. El diccionario de María Moliner precisa que vivificar es lo mismo que comunicar vida a algo inerte. Es lo mismo que amar, reanimar, renovar…

El Dr. Leal devolvió juventud a las piedras, alegría a las viviendas deterioradas, esperanza a las personas desesperanzadas.

Nunca podré olvidar en noviembre del 2019, la visita de los reyes de España a Cuba, a los que tuve el gusto de saludar, ni a Eusebio golpeado por la enfermedad, lleno de hombría y cubanía, dirigiéndoles unas palabras… Me hace recordar lo que dice el Dr. Torres Cuevas al referirse a la cubanidad plena, sentida, consciente y deseada, como compendio de esas dos palabras. Así es la “cubanidad con las tres virtudes, dichas teologales, de fe, esperanza y amor”.

Cuando celebró sus 75 años alguien refiriéndose a su persona expresó: “Es el orador que escuchándole deleita y recrea. Es un polifacético intelectual y también el hombre de a pie, cercano, que anda la Habana y al que todos desean saludar porque de todos es conocido”.

Me emociono al leer sus propias palabras: “Mi voz es la de un guardián del Espíritu, la de un defensor de las piedras y de todo aquello que por momentos parece que cederá al paso inexorable del tiempo… La memoria es el más preciado y excelso privilegio… A los cubanos no se nos pedirá cuentas de porqué se nos quitó, sino de lo que no hicimos” (Argel Calcines, Legado y Memoria, p. 22 y 23).

Esa “voz” es la que sentimos perdurar cuando ya se apagó la vida. Queda esparcida en los sonidos cotidianos de nuestra Habana, colgada de cada luz que embellece al Capitolio, en cada piedra que recobró dignidad y raíces. Gracias, Eusebio, fuiste y serás siempre Constructor de Memoria, Fundador Espiritual, Amigo leal capaz de sentirte necesitado de escucha y cercanía. Eres el hombre-Cuba, experto en crear, creer y amar la Alianza con lo más tuyo. Que nuestro Maestro te reciba ya no en la noche, sino en el día pleno de la Patria Celeste, que para ti será una “eterna Habana”.

Eusebio Leal: interlocutor, mediador, creador de puentes

Al recibir el doctorado ‘Honoris Causa de La Pontificia Universidad Lateranense de Roma, el Dr. Eusebio Leal Spengler expresó que recibía “con humildad la toga que me habéis conferido… testimonio de particular afecto y benevolencia del Papa Francisco”, según le había asegurado cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede y antiguo Nuncio en Cuba.

Por razones de salud, el historiador de la Ciudad de La Habana no pudo asistir al acto pero su discurso de aceptación fue proyectado en video en el aula de la Universidad, desde la capital cubana. Su Lectio Magistralis lleva el título: Al Cardenal Jaime Ortega Alamino: el pastor y el hombre. Elogio de la virtud sacerdotal.

También intervino en el acto con una intervención en video, el Presidente de la Conferencia de Obispos Cubanos, Mons. Emilio Aranguren, obispo de Holguín, quien tuvo la presentación del historiador. 

En sus palabras ofreció unas pinceladas sobre los aportes de Eusebio Leal y “en nombre de los obispos de Cuba y en el mío propio”, resaltó “su apoyo como interlocutor y, en momentos de mayor tensión, también como mediador, entre la Iglesia y las altas autoridades del Estado”.

Agradeció, también en nombre del episcopado cubano “su amistad, cercanía, sus consejos y cálido apoyo para preservar el patrimonio monumental y artístico de nuestros templos y más aún para tender puentes y buscar el entendimiento entre personas de las más variadas orientaciones de pensamiento”.

Asistieron al acto en Roma el Doctor Vincenzo Buonomo, Rector Magnífico de la Pontificia Universidad Lateranense, el Gran Canciller, Cardenal Angelo De Donatis, el cardenal Beniamino Stella, Prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero, y el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Cuba ante la Santa Sede, Jorge Quesada Concepción.

El cardenal Stella, en sus palabras, resumió la esencia del evento al indicar que “esta Pontificia Universidad Lateranense, que durante dos siglos se ha empeñado en la formación intelectual de sacerdotes provenientes de toda las partes el mundo, y que además es lugar de maduración del diálogo ente el Evangelio y la cultura; entre la Iglesia y la Sociedad, y sobre todo como lugar de crecimiento y vigencia del Derecho de las relaciones humanas, se honra de poder conceder al doctor Eusebio Lean Spengler el doctorado Honoris causa, en “ciencias jurídicas-Historia del Derecho”.

Durante una hora y 10 minutos, la figura del Dr. Leal se proyectó en la pantalla mientras el historiador leía su Discurso Magistral, dedicado in memoriam, a mi entrañable amigo el Cardenal Ortega… que ocupa ya según su vida y vocación un lugar ante la Luz del Altísimo.

Pero antes de hablar del Cardenal, el historiador explicó que “resulta indispensable exponer las particulares circunstancias que debió vivir su sacerdocio y episcopado en la Arquidiócesis de San Cristóbal de la Habana”.

Esta afirmación se tradujo en un recorrido de cinco siglos por la historia de la evangelización de la Isla de Cuba hasta la muerte del cardenal Manuel Arteaga Betancourt, Arzobispo de La Habana, el 20 de marzo de 1963 y el posterior nombramiento de Mons. Jaime Ortega al frente de la misma Arquidiócesis en 1981 y después como Cardenal en 1994.

Fue enumerando hitos de su labor pastoral  y social, y de la amistad que se fue forjando entre los dos. Al final, los dos ya enfermos, compartían con frecuencia.


“El temor a perder la mente le acuciaba más que el de la muerte. Sin saberlo estaba herido de ella como me sucedía a mí”, fue leyendo.

“Solíamos almorzar juntos cada miércoles. Hablábamos mucho… Mi fe y la suya se hermanaban absolutamente. Las palabras de San Pablo Apóstol presidían nuestros diálogos: la caridad todo lo cree, todo lo perdona”.

Y casi al terminar: “Al hallarme en trance de muerte acudió presuroso a imponerme los santos óleos”.

Después, fue la salud del Cardenal la que le fue empeorando y el Dr. Leal le visitaba. “Cuando ya apenas podía escuchar ni proferir palabra, tomé sus manos y me nombró: amigo, amigo… Esas palabras las llevo siempre en mi corazón”. (A. Cantero)

(Fuente: holguincatolico)

 

Eusebio Leal: "Patria y Fe han sido mi divisa personal"

Por: Amaury Pérez Vidal
Publicado en: Con 2 que se quieran

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ta. Ave, y calle 32, en el barrio de Miramar, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy me acompaña, no un amigo, sino uno de mis mejores amigos, de los que forman parte del núcleo central, de ese grupo de cuatro o cinco amigosque son los que lo saben todo o casi todo, y que han estado conmigo en las buenas y en las malas: el doctor, Historiador de la Ciudad de La Habana, y una de las personas más queridas por nuestro país, mi hermano, Eusebio Leal. Buenas noches, Eusebio.

Es, debe ser así, yo debo preguntarle si nos tratamos de usted, o nos vamos de tú, con todo el respeto que merece su talento, investidura y personalidad.

 

Eusebio. Como te sea más cómodo, Amaury.

Amaury. Bueno, lo voy a ir alternando entonces. Eusebio, usted dijo en una entrevista en el libro Legado y memoria, que acaba de publicar, lo más reciente que ha publicado, dice: "Quizás todo lo que hacemos es un reflejo de los dolores, de las carestías, de las alegrías y las tristezas". ¿Qué cosas le alegran y qué cosas le entristecen todavía hoy? Y es una pregunta muy abarcadora y quiero que sea usted muy abarcador en su respuesta.

Eusebio. Creo que el tiempo se fue..., nos fuimos demasiado rápido en el tiempo, porque el tiempo está ahí y eso quizás es una cosa que ahora vuelve, a veces, con más fuerza al espíritu. Siempre he dicho que cada criatura construye el entorno a su manera. Los que me conocen saben que siempre reproduzco, más o menos, el mismo espacio donde trabajo, esto expresa un poco esa voluntad y ese deseo de buscar equilibrio en las cosas, a partir de esas que deseamos una vez y que después tuvimos.

Pero quizás lo más angustioso es el paso del tiempo por nosotros, por mí, en este caso. Querer volver con la misma fuerza, con el mismo brío a hacer lo que hicimos ayer, a veces, no es posible.

Amaury. Pero yo siempre que lo veo en público, cuando estamos juntos en público, veo la alegría que irradia su personalidad. Sin embargo, cuando nos vemos en privado, en un ambiente más familiar, me asalta, a veces, un Eusebio triste, ese Eusebio, que aunque usted diga que ha pasado el tiempo, no se nota. Lo entristece, evidentemente el paso del tiempo, pero ¿qué lo alegra?

Eusebio. Bueno, yo creo que es a la inversa. Quizás cuando nos encontramos privadamente, soy el que soy. Y cuando estoy en público, interpretando el papel de Eusebio Leal, el rol de Eusebio Leal, entonces la cosa es diferente, es necesariamente distinta.

Amaury. Ah, claro

Eusebio. Esa es una verdad, ese personaje pesa mucho.

Amaury. Muchas personas en Cuba, y me incluyo, lo consideran un héroe; pero hay dos tipos de héroes. Está el Ulises, que después de una larga y tortuosa travesía tiene un final feliz. Pero también está el Quijote, con esa especie de voluntad de ruina. ¿Con cuál de esos dos héroes usted se identifica?

Eusebio. Siempre Ulises, siempre Ulises. Aunque poner un poco de locura en la cordura es bueno, creo que eso fue un tiempo de la vida. Ahora la isla de Ítaca está más cerca, quizás eso es más que un consuelo. Ahora se ven los frutos del trabajo, quedan atrás, a veces silenciadas por la conveniencia, o no sé, veladas por las circunstancias del triunfo del trabajo, aquellos que quizás no nos quieren bien, aludiendo un poco al título de tu programa. En este caso, en mi caso, hace falta que nos quieran bien muchos y no sólo dos. Esa es la verdad. Entonces, para ese concepto de muchos trabajo yo siempre. Estoy pendiente de ellos y ellos para bien y para mal, están pendientes de mí.

Amaury. ¿Por qué usted cree que todo el mundo dice?... Cuando digo todo el mundo, digo mucha gente en Cuba, todos los cubanos, dicen... Hoy me preguntaba uno de los técnicos: "¿ya Eusebio tiene la calle Prado?" Y entonces yo le dije: "¿Por qué?" Y me dice: "No, porque en cuanto Eusebio tenga la calle Prado, la calle Prado se ilumina, la calle Prado se pone perfecta y los leones rugen".

Eusebio. Bueno, puedes decirle a nuestro amigo, que ya los bombillos están llegando en un barco.

Amaury. Ya están llegando los bombillos. (risas)

Eusebio. Eso es lo más importante. Y lo segundo, es que yo nunca, a esta altura..., soñar se puede soñar solo y es verdad. Pero construir y hacer, es el esfuerzo de muchos. Y yo creo que sí, que efectivamente, ellos se hacen sentir. Cuando toman un espacio y aplican la política de restaurar, la política de participación comunitaria, la política de sembrar una y otra vez, y otra vez, hasta que finalmente el árbol fue amado y respetado, eso le ha dado a la institución ese prestigio. En este caso debemos admitir, que Eusebio Leal, no soy yo, sino que es una forma de actuar, una manera de ser, un personaje público y una institución. Yo encarno el espíritu que en ese sentido, la nación siempre ha tenido y quiere. La nación no quiere la destrucción, ni el abandono, ni la ruina, ni la desidia, nada de eso lo quiere. Por eso hay que inventar, crear y responder a las incógnitas con cosas perdurables y duraderas, valga la redundancia por los dos términos parecidos.

Amaury. ¿Y por qué cree entonces que la gente singulariza en Eusebio el trabajo de un equipo tan grande, y que yo conozco a muchos de ellos?

Eusebio. ¡No, son miles!

 

 

Amaury. Son miles, yo conozco a muchos. ¿Por qué lo singularizan?, ¿por qué todo el mundo dice Eusebio Leal va a hacer, esto lo hizo Eusebio Leal, aquello lo levantó Eusebio Leal?

Eusebio. Bueno, quizás viene un poco, Amaury, del andar, de esa memoria del tiempo tan importante de mi vida, que fue andar, y andar y andar. Lilia Carpentier me confesó, en los últimos meses de su vida, me dijo: "¿Quieres que te diga algo?" Y yo le pregunté: "Lilia, dime ¿qué dijo Alejo?" —porque yo tuve en realidad muy poca relación con Alejo Carpentier. Más con Lilia, lo cual no me resultó menos interesante, porque es de ese tipo de mujeres que viven en la sombra, pero son importantísimas en la historia. Entonces me dijo: "Bueno, un día tú pasaste por un lugar en que estábamos nosotros, ibas con una carretilla o algo parecido, de mano, llevando unas piedras". Entonces a Alejo le llamó la atención y le dijeron: "Ese es un muchacho que está reconstruyendo cerca de aquí el Palacio de los Capitanes Generales." Y Alejo le dijo: "Pues con esa carretilla llegará lejos." Eso me lo dijo Lilia.

Amaury. ¡Qué cosa!

Eusebio. Lo más tremendo es que no he llegado todavía. Eso responde un poco a tu primera pregunta.

Amaury. Claro. A veces esas personas que andan con una carretilla de piedras andando, andando y andando y siguen con la carretilla, son tildados de locos. ¿Cuántas veces lo han tildado de loco?

Eusebio. Bueno, yo creo que es un atributo que suele acompañar, a veces, a las buenas intenciones que luchan, como se dice en Cuba, contra viento y marea. A veces ese viento y marea son incomprensiones, dificultades materiales, a veces son anticipaciones, cosas que hacemos a destiempo y que sólo después podrían hacerse. Ese fue el caso. Pero las bases, los cimientos se sentaron en el tiempo en que la locura parecía ser el adorno de "mi férvida cabeza", como diría Martí. Y a  mí me fascinó ese período de la vida, en que no tenía tiempo, trabajaba sin tiempo, en que no me asustaba tanto el tiempo y que no tenía que decir —como a veces hoy—: quisiera otra vida para ver lo que se quedó por hacer. Y para quizás, al final de esa, pedir otra.

Amaury. El otro día, este año, no recuerdo si fue a principios del verano, estuve en la Basílica (Basílica de San Francisco de Asís). Llegué muy temprano y me fui allí a los jardines que están detrás de la Basílica, al lado de la Basílica, más bien, y revisé ese pequeño cementerio que tiene la Oficina del Historiador de la Ciudad, porque no es el cementerio de Eusebio, está claro. Y ahí veo nombres entrañables. ¿Cómo puede aspirar uno a estar allí? En aquel jardín hermoso, escuchando desde lo profundo de la tierra la música celestial que emana de la Basílica.

Eusebio. Lo primero fue la petición de una persona entrañable para mí que quería quedarse allí, en La Habana Vieja, como otros deciden que lancen sus cenizas al mar o al viento, conozco los casos, y entonces en el Jardín fue depositado. Y después surgió la petición de María Benítez, de traer a Emilito Roig, mi predecesor y colocarlo en aquel lugar, en el cual había florecido un precioso jardín. Y efectivamente, ese precioso jardín, levantado sobre escombros y sobre un parqueo de automóviles, se constituyó en una especie de símbolo de una entrañable relación entre la ciudad y los que han contribuido a hacerla. Y así surgieron otras personalidades que dijeron: al Jardín. Y a mí me complace mucho asomarme a ese Jardín y encontrar a los amigos con los cuales tengo un diálogo permanente —con su obra, con su afecto, con su cariño—, pero que sirvieron y fueron muy útiles a la causa de la restauración de La Habana Vieja.

Amaury. Yo sé que queda un espacio, yo tengo un espacio separado ahí y marcado. Así que...

Eusebio. ¿Sí?

Amaury. Sí, ese es el mío.

Eusebio. No le pongamos límite al tiempo, querido.

Amaury. (risas) Tengo un espacio marcado y tengo mis amigas que trabajan en la Basílica que me lo cuidan.

Eusebio. Ten cuidado no sea que hayas tomado el mío.

Amaury. No, no. (risas)

Eusebio. Ellas saben dónde está. Ellas saben dónde está.

Amaury. Eusebio. Lo difícil de esta entrevista con usted. ¡Qué trabajo me cuesta tratarte de usted todo el tiempo!

Eusebio. Trátame de tú, tranquilízate.

Amaury. Estoy sufriendo.

Eusebio. Tranquilízate, si no, no saldrá bien.

Amaury. No, sí sale bien, contigo todo sale bien. Lo complicado es que te han hecho muchas entrevistas. Y desde aquella que hicimos para aquel proyecto de programa —porque en realidad ni programa llegó a ser, fueron 8 nada más que se llamaba Muy personal, hace 14 años, en el 96—, te han hecho cientos de entrevistas en televisión y documentales, y siempre hablamos de Silvia, de Doña Silvia, tu amantísima madre. Pero en este libro, en Legado y memoria, es que yo encuentro, por primera vez, una referencia a tu padre. Y en la casa, me hiciste una historia de cómo llegó a ti la única foto que tienes de tu papá. Entonces yo quisiera que hablaras de tu padre y de tu madre.

Eusebio. Bueno, mi padre se llamó como yo, Eusebio Leal. Mi padre y yo tuvimos una relación distante, pero yo pienso que fue una experiencia muy importante para mí, una experiencia de mi vida conservar los momentos, que los puedo contar, en que nos vimos y nos tratamos. Y creo que a partir de un determinado momento de mi vida, yo necesité reconciliarme con el recuerdo de la memoria de él. Y por eso la historia del retrato que tú supiste, porque yo no conservaba ningún retrato y le pedí a una persona amiga, que se acercó a mí para un tema familiar muy delicado, que buscase bajo la tierra un retrato. Un día volvió a la puerta de mi casa y me trajo el retrato de mi padre con mi madrina América que, por cierto, me quiso mucho. Entonces toda mi vida ha estado centrada en Silvia, mi madre, que como sabes ha cumplido 99 años, felizmente, quiere decir, se aproxima en febrero a un siglo de vida. Y que fue a partir de un determinado instante de ella, padre y madre al mismo tiempo.

Amaury. Te agradezco muchísimo que hayas hablado de tu papá, porque durante todos estos años de amistad, que ya suman décadas entre nosotros, era es un tema que normalmente rehuías de cualquier conversación, cosa que a lo mejor hoy has superado o has logrado no juzgar tan duramente.

Eusebio. Mira, hay cosas en nuestro estilo de vida donde no cabe el llevar a los medios y a la opinión pública cosas personales que están ahí durante mucho tiempo...

Amaury. ...Sí, lo que pasa es yo me permití hacerte esta pregunta, porque lo que suele sucederle a los personajes públicos que intentan mantener su vida en los bordes de la discreción es que un día no están y entonces se inventa una fábula alrededor de ese personaje público que se calló, entonces yo a veces prefiero...

Eusebio. ...No, no, yo estoy de acuerdo en eso, si tú me preguntas y me precisas, la respuesta sería esta, sin ira: mi padre fue un fugitivo de la Revolución; yo fui y soy hijo de ella.

Amaury. Una de las cosas que nos unió a ti y a mí, que nos acercó en la amistad, en la sólida amistad, y yo blasono de eso, vivo orgulloso de nuestra amistad, fue el hecho de que ambos tenemos una formación católica. La tuya mucho más ortodoxa, mucho más rigurosa. La mía más salvaje y primitiva. ¿Todavía tú eres un hombre que ejerce el catolicismo como principio rector de tu conducta?

Eusebio. Oye, la estructura cultural mía se formó en la disciplina de la Iglesia. Y como diría San Pablo, nunca me avergoncé, ni me avergonzaré del Evangelio, porque sería avergonzarme de la buena nueva, que quizás encontré en la victoria de la Revolución, como una respuesta a mis intensas y sufridas inquietudes sociales. Esto es lo primero.

Lo segundo, fue también muy difícil compatibilizar religiosidad y Revolución; fue muy difícil. Eso pasó por incomprensiones, eso pasó por malos momentos, pero para mí nunca existió esa incompatibilidad. Tuve una profunda convicción... y cuando leí una vez una carta que Fidel le envía al padre de Renato Guitart, hablándole del destino de su hijo, de la muerte de Renato en el Moncada —una carta muy conmovedora, por cierto, muy intensa—, sentí que lo que estaba escrito allí era una protección, era una palabra de respuesta a mis propias inquietudes. Y pude responder una vez como Jesús a la mujer pecadora: "¿Dónde están ahora los que te persiguen?" Simple y sencillamente todo eso pasó. Y desde mis convicciones, ingresé en el seno del Partido Comunista de Cuba, creyendo en el programa del Partido, en la voluntad y en el espíritu de lo que ahí estaba contenido.

Más que marxista fui fidelista, y lo he sido, que era algo más. Porque su pensamiento fue más abarcador y más amplio, y por naturaleza más revolucionario y hasta a veces más iconoclasta, que los cánones del dogma o de la doctrina. Y en ese sentido me siento muy feliz de haber podido, no solamente alcanzar el reconocimiento y la amistad de él, que fue y es para mí un privilegio, sino también la de Raúl y la de casi todos los hombres y mujeres de la Revolución, de los padres fundadores de la Revolución.

No puedo explicar mi propia vida. Yo tenía 16 años cuando triunfó la Revolución y ahora estoy apuntando ya al siete y al cero. Si eso es así, entonces, no es la hora —como diría nuestro querido y común amigo Silvio Rodríguez—, de claudicaciones, ni tampoco de arrepentimiento ni de vergüenzas.

Yo soy lo que he sido, con mis luces y mis sombras, con mis errores y con mis aciertos. De todos ellos he aprendido. Y lo único que lamento es que me ha quedado poco espacio para mí mismo. Me ha pesado mucho el personaje que creé.

Amaury. Bueno, o que creamos nosotros también. Todos contribuimos a crear ese personaje.

Eusebio. Fíjate que me puse la misma ropa con la que me entrevistaste hace 14 años.

Amaury. Si, pero, en aquel momento usabas una bella corbata negra con una perla...

Eusebio. Sí, pero no la tengo hoy.

Amaury. Ya no la veo.

Eusebio. Precisamente no me la puse para quitarle un poco de formalidad al hábito con que suelo presentarme en los momentos en que la obligación me obliga a llevarla. Tú sabes que por ti no he venido con mi traje gris de todos los días, por ti lo he dejado... Petí me ha ayudado a quitarme esa pesada armadura llena de recosidos y abolladuras, porque ha sido el traje con el cual he peleado en todos los ámbitos de la vida cultural y política cubana. Esta es mi obligación y es mi deber para ti y para el público.

Amaury. Yo te lo agradezco, pero hubieras podido venir en calzoncillos.

Eusebio. No, no qué va, no vamos a llegar a los extremos.

Amaury. (risas) Tú eres un príncipe y como tal te vas a comportar siempre. ¿Qué cosa era la Juventud Acción Católica, a la que tú perteneciste?

Eusebio. Fue una de las cuatro organizaciones o de las ramas de la acción social y laical de la Iglesia. La Juventud Obrera, la Juventud Estudiantil y la Juventud Parroquial, que era la Juventud Acción Católica. En ella nos formamos, en aquellos principios del apostolado en una época en que no eran muchos los hombres en las iglesias; los hombres se ponían al final en ellas y nosotros tratábamos de transformar eso anticipadamente, ser partícipes del culto, cuando el culto era en latín, por ejemplo, y tratábamos de explicar, tratábamos de simplificar, tratábamos de ser modernos.

Allí conocí a los primeros conspiradores contra el orden establecido. Yo pienso que la personalidad más atractiva para mí fue, en una de aquellas incursiones por Centro Habana, cuando me encomendaron llevar un mensaje al antiguo mercado, que se demolió al triunfo de la Revolución. Allí entré por aquello que... no puedo explicarte lo que era el mundo del mercado. Es algo, es un recuerdo imborrable, era un gran orden establecido, pero había que entrar por laberintos de venta de gallinas, de frutas, de animales, de lechones, de pequeños restaurantes y al fondo, metido en medio de todo aquello, una imprenta y en la imprenta, un hombre, un hombre que leía Los miserables de Víctor Hugo, con pasión y que estaba allí en camiseta, con su delantal y que era el impresor de aquella casa. Se llamaba Sergio González.Y como era cristiano como nosotros, le llamaron "El Curita".

Amaury. "El Curita", claro. Yo pensaba entonces, escuchando toda esta historia ¿por qué no sacerdote? ¿Por qué no fuiste sacerdote?

Eusebio. La respuesta podría ser la siguiente. Yo he amado extraordinariamente a la mujer. Y el sacerdocio y el celibato, tema que no voy a analizar ni a discutir aquí...

Amaury. Está claro.

Eusebio. ...me privaba desde entonces de la lealtad a ese principio de la tradición cristiana sacerdotal. Pero siempre estuve cerca y estoy cerca. Nunca me aparté: Patria y Fe han sido una divisa personal.

Amaury. ¿Y andas todavía con una carretilla de flores, seguramente? (sonrisa)

Eusebio. No, no, no vamos a... Yo creo que hay un momento oportuno en que la nave se detiene en un puerto, en un camino. Yo, como sabes, tengo una persona que me quiere muchísimo, que convive conmigo y que me soporta, y a quien yo le llamo afectuosamente "la viuda", que es Anita.

Amaury. (risas) ¡La viuda!

Eusebio. Las piruetas debieron pasar. A pesar de aquella afirmación categórica de Martí, que decía:

Yo quiero, ¡oh fin de mis males!
Con labios nunca iguales
Un beso siempre nuevo...

Amaury. ¿Y cómo tú eras de estudiante? ¿Tú eras un buen estudiante? De niño digo...

 

Eusebio. Bueno, las cosas que me gustaron, Amaury, las cosas que me gustaron. Me encantaban las clases orales, me encantaba la Geografía y la Historia. Me fascinaban las Ciencias Naturales, todo eso para mí era una cosa fascinante y fui bueno en eso y en ciertas cuestiones... en unas clases muy bonitas que se llamaban "Moral y Cívica", y me encantaban en principio, clases aquellas para escribir sobre el papel pautado y con la tinta china y la pluma de punto; escribir las formas de las letras y aprender a tener una letra hermosa, y a escribir las capitulares.

Nos enseñaban muchas cosas en la escuela, en la escuela primaria, en la escuela de todos. Y desde luego que me fascinaba la conversación, hacer una exposición en clase era para mí un verdadero deleite. Mi mamá dice que me encaramaba en un cajón de manzanas o de peras, y que hacía un discurso para un público imaginario.

Amaury. Ahora, con la rapidez con la que tú llevas el trabajo y la vida no te puedes permitir el lujo de sentarte cómodamente a escribir. Tú tienes que dictar constantemente. ¿Cómo es un día de trabajo tuyo normal?

Eusebio. Mira, a primera hora de la mañana, yo llego a las ocho, ocho y cuarto, al trabajo. Estoy contestando esa multitud de mensajes de correos que llegan de Cuba y de otras partes... Tengo muy poco tiempo. Entonces hay una amanuense a quien le dicto inmediatamente la respuesta diaria de los correos. Después me ocupo de dar respuesta de los temas del Estado, de los temas que genera la Oficina del Historiador. Si yo no hago eso, antes de las once de la mañana, estoy perdido, porque se acaba mi día. Debo atender las obras de construcción, de la restauración, imponiéndome visitar cada semana y chequear un equis número de obras. Debo hacer gestiones para ellas, como se dice en Cuba, a todos los niveles. Después debo ocuparme de los temas del Patrimonio Cultural —que es mi vocación—; los museos, las colecciones, y tengo que atender las visitas.

Después trato de escapar de la oficina e irme a la calle a recoger y a mirar, para dar también oportunidad a que las personas se acerquen y me digan, me alerten, me comenten, me cuenten. Visitar, explicar, recorrer y eso consume toda la semana.

Como tú sabes yo no llevo agenda, no apunto, todo está en mi memoria, nunca puse una mano, ni creo que la pondré, en una computadora, nada de eso. Un teléfono celular para mí es un artefacto casi inútil, porque nada más que conozco dos o tres teclas. Sí, la tecla de llamar y la tecla de recibir, la de apagar y encender. Fui de esos niños que debían aprender las cosas en la memoria, y como tal, vivo.

Amaury. Claro.

Eusebio. Otros lo hacen para mí.

Amaury. Sí, ¡qué bueno!

Eusebio. A primera hora me entregan los correos, las noticias del mundo. Qué declararon mis amigos; qué se comenta del país. Todo eso hay que saberlo. Es lo que llamaba en una frase, recuerdo ahora a Lezama en su Centenario, que le preguntaba a uno: "¿En qué está usted?" Y decía: "Yo, en el tíviri távara". Ya los cubanos de hoy no saben qué cosa es el tíviri y távara. Pero también hay otra que decía: "Está en el inside", quiere decir, "está en la cosa". Y yo pienso que hay que estar, uno no puede presumir de ingenuo en los tiempos en que toda habilidad es poca.

Amaury. Pero también hay una parte del tiempo de Eusebio, donde tiene que defenderse de las pequeñas miserias, de las pequeñas escaramuzas personales, aquellas pequeñas trampas que intentan tenderle, ese tipo de personaje mediocre, que ronda definitivamente nuestros ministerios, que ronda nuestras instituciones. Y eso me va a llevar ´esto último lo dije yo, ——eso no lo dijiste tú—, eso me lleva a un consejo que tú me diste hace muchos años, donde tú me decías: "Aunque venga contra ti acechándote un ejército de hormigas, saca tú los cañones".

Eusebio. Mira, la mejor defensa es la vida propia y es la vida misma. Los chinos tenían un proverbio, decían los antiguos, se lo atribuyen al sabio Confucio: "Si los perros ladran, es señal de que cabalgas". Entonces, cabalgar, no perder tiempo en eso. Decir cada cosa en el lugar oportuno, no lanzar las margaritas en el lugar donde están los cerdos comiendo, porque ellos no tienen capacidad para apreciarlas y las destrozarían.

Tratar de respetar mucho a los demás, y sobre todo, no caer en provocaciones, no aceptar que nadie venga nunca a decirte: "Oye, están comentando de ti tal cosa". Porque esas trampas ya me las conozco. La respuesta a una amiga que vino una vez a decirme eso fue: "¿Y tú que hiciste?" Porque si tú eres tan amiga mía como para decirme esto, me imagino que allí diste una batalla. Me dijo: "No, no, yo no lo hice, porque figúrate, a mí me daba pena." Le dije: "Entonces, no me envenenes con eso; yo prefiero como Mr. Magoo, andar a ciegas." Y que hay una mano misteriosa que me toma por el pelo o por la camisa y me saca adelante cuando el precipicio se abre delante de mí.

Amaury. Claro, pero entonces me estás afirmando que detrás de ese hermoso y bien hilvanado discurso, también está el Eusebio, como se dice en el ambiente popular, que no se agacha jamás.

Eusebio. Yo soy un soldado y como tal he aprendido la lección y tengo varias líneas de defensa. Una primera, una segunda, una tercera. Siempre me he preparado para todo, porque siempre toda obra tiene que ser defendida. Siempre me preparé. Sería pobre una nación, una familia o una persona, que no se prepara para una carestía, para un debate, para un asalto, para cualquier cosa extraordinaria, en cualquier tiempo y en nuestro tiempo.

 

Napoleón decía que era muy importante evitar las concentraciones, evitar que se unan y que se cree una coalición, para eso hay que actuar siempre diplomáticamente, tratar de evitar toda confrontación. Sobre todo cuando tú tienes responsabilidades institucionales, no puedes ser conducido nunca a batallas tontas, a  personalismos, etc. Pero en caso de que sea inevitable, ¡atacar primero!

Amaury. ¡Ahí está! Ahora quiero irme a tu voluntad de rescatar  —ya se ha hablado mucho de tu voluntad de rescatar objetos, cosas olvidadas, recuerdos—, a tu voluntad de rescatar afectos y de rescatar amigos, porque hasta a mí me rescataste en un momento determinado

Eusebio. No, no, no.

Amaury. Sí, sí, cómo no, pero bueno, es de las cosas privadas y mejor lo dejamos ahí. Pero, ¿qué concepto tú tienes de la amistad? ¿Tú eres una persona de muchos amigos, de pocos amigos, de amigos selectos? Porque no hemos hablado demasiado de eso, nunca.

Eusebio. Yo tengo amigos, amigos que quiero muchísimo, tú lo sabes. El gran riesgo de mencionarlos, es que una omisión ofenda a alguno, pero tengo amigos —no son muchos, porque conocidos son infinitos y la amistad tiene distintos grados—, amigos de cuitas, amigos de poder ir a su casa y sentarme, cosa que tú sabes hago muy poco; ya son menos. Y amigos que sin proponérmelo yo, ni siquiera ellos, nos vemos muy poco, coincidimos poco, pero estamos ahí.

Yo no vacilaría en tocar una de esas puertas y estoy seguro que uno de ellos la abriría de par en par. Cuando he estado enfermo, cuando he estado como consecuencia de ello apartado de esa vida, de ese torbellino de vida, que es mi propia vida, esos amigos han venido a ofrecerme su ayuda, su solidaridad, su afecto, su desinterés... todo, todo. Su dinero, si fuese necesario; su sangre si fuese necesario. Entonces los quiero mucho a todos y valoro altamente la amistad. No el amiguismo, no practico el amiguismo; no doy nada a cambio de algo, nunca he hecho eso.

Sí sé que a la vuelta del camino, a la vuelta del camino, lo que siembras, se recoge. También no se puede ir por la vida prodigando favores, sobre todo cuando los favores no se hacen del bolsillo propio, sino se hacen con el poder y la capacidad de una institución, de una entidad, porque entones extravías el valor de la amistad. Lo que hagamos desde la vida oficial, es en nombre de la nación. Y la actuación pública es siempre una responsabilidad en nombre de la nación para los que públicas responsabilidades tienen.

Lo que pasa es que hay ciertas cosas que se han vulgarizado. Por ejemplo, se ha vulgarizado darle la mano a todo el mundo; es algo terrible. Dar la mano tiene que ser un acto de amistad, de concordia, con el corazón; lo demás debe ser saludar con una inclinación.

Porque dar la mano es un acto de amistad, es un acto de fraternidad y de hermandad. Igual que un beso. Aquí han proliferado los besos. A mí esa besuconería no me gusta para nada. Yo beso al que quiero, al que me extiende la mejilla, le beso, pero no los estoy prodigando ni tampoco me gusta ese besuqueo. Porque me recuerda además el de Judas; eso no puede ser, todo tiene que tener una escala de valores. Tiene que responder a sentimientos reales y lo demás es cortesía, buenos hábitos, educación, que es tan importante. Es lo que creo.

Amaury. Eusebio, en el último congreso de la UNEAC (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba), hiciste una intervención  cuando se estaban eligiendo a las personas que iban a ser  miembros del Consejo Nacional de la UNEAC. Yo estaba, y ante la opinión de un compañero —también valiosa porque al final cada uno en esas cosas tiene la libertad de opinar y dar su punto de vista—, tú hablaste con una claridad, para muchos insoportable y para otros bienhechora, del asunto del artista, de la persona que emigra. Quisiera que tú, hoy, en el programa y ya casi a punto de terminar la entrevista, me dieras una opinión sobre esos cubanos, que deciden en un momento determinado vivir en otras partes del mundo. ¿Cuánto respeto se puede sentir por ellos?, ¿cuánta consideración se puede sentir por ellos?, ¿y por qué uno muchas veces también los rechaza y a otros los aplaude, quiere y venera?

Eusebio. Mira, yo estoy en Cuba porque creo profundamente en la libertad. Y tanto he creído en ella, que siempre digo que la ejercito y me lo creo, y quiero eso mismo para todos los demás. Creo que lo más conveniente es pensar que somos una isla y que los isleños siempre viven pendientes del horizonte, queriendo trascenderlo. No es nada nuevo, así ocurrió desde el poblamiento inicial de la isla y fue una isla que se formó de la migración de otros pueblos y naciones, del abrazo que se dieron, a veces sangriento en el suelo de Cuba, los opresores y los oprimidos; conquistadores y conquistados. Y creo que la nación cubana es el fruto de esos encuentros y desencuentros, de ese ir y venir.

Martí vivió más tiempo fuera de Cuba que dentro de ella. Lejos de ella murió Heredia, por ejemplo. Otros como Céspedes y Agramonte iniciaron largos viajes para conocer el mundo. Y podría citarte muchos más.

Cada época tiene su signo y sus circunstancias. Yo no creo que por sí misma la migración tenga que ser considerada, y más hoy, un evento estrictamente político. Es un tema económico, es un tema familiar, o es un tema opcional. Yo creo que eso hay que respetarlo profundamente y creo firmemente que todo lo que limite, todo lo que dificulte ese libre ir y volver, es algo que debe extinguirse.

Los que han hecho armas contra Cuba, los que han derramado sangre cubana, los que han planeado hacerlo, deben ser los que no pueden volver. Los que han ido y han fundado y han creado y tienen en su Patria un punto de referencia, tienen una tumba a la que acudir, un pueblo al que volver, una madre a la cual besar, un niño que recuperar; todo eso, es para mí lo normal y lo natural.

Y creo que eso lejos de disminuir a la Patria, a la Nación, la amplía. Hay un bautismo de fe de cubanía que es muy importante, que es muy importante. Y yo creo que eso merece el mayor respeto. Y eso fue lo que plantee aquel día en la UNEAC, en medio de un debate, en que los temas culturales

 —como siempre—, están ligados a temas éticos, a temas de la política. La política es ética y no se puede hacer política sin la cultura o prescindiendo de ella.

Cuando la política prescinde de la cultura, es un artificio, se convierte en burocracia; se convierte, no sé, en cualquier cosa menos en eso. Entonces en medio de aquel debate, pues fue necesario dar una opinión y había que darla un poco en carne propia y decirla. Cada cual que lo haga.

Yo siento muchísimo orgullo de mis propios hijos que no están aquí y lo siento de mi madre y lo siento de mis abuelos, que fueron libertadores y lucharon por la independencia de Cuba y soñaron con esa Cuba, que creo que nosotros hemos querido construir y que es una construcción inacabada. Porque hay todavía derechos de la Nación que no han sido conquistados. Hay todavía derechos de los cubanos por los cuales tenemos que seguir luchando.

Dentro de ese concepto que se abre paso de la unidad en la diversidad, del respeto a la singularidad, del respeto al principio de que no puede haber unanimidad en todo, en este sentido, volviendo a tu pregunta, los que desean libremente ir y volver, que vayan y vuelvan. Siempre habrá los que decidan seguir haciendo la prueba, seguir haciendo la prueba de edificar, de construir. Y si es posible, que los que van y no olvidan, nos extiendan la mano. Me parece maravilloso.

Amaury. Bueno, yo te agradezco que hayas utilizado una parte de tu tiempo para venir a conversar con tu hermano Amaury. Te doy las gracias en nombre también de esos padres, a los que pertenezco, que tienen a sus hijos viviendo fuera. Normalmente digo te quiero en este programa; yo debo decirte a ti, que yo te amo.

Eusebio. Gracias, muchas gracias.

 


Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Falleció Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana

20200801011658-fallecio-eusebio-leal-spengler.jpg


viernes, 31 de julio de 2020
7:05:11 pm 
 

El doctor Eusebio Leal falleció este 31 de julio en su ciudad natal, a los 77 años de edad, víctima de una penosa enfermedad. De conformidad con la familia de Leal, sus cenizas serán conservadas para que, una vez controlada la Covid-19 y como justo reconocimiento a su imperecedera obra, nuestro pueblo pueda tributarle un merecido homenaje en el Capitolio de La Habana. 

Nadie fue tan leal a La Habana, al patrimonio cubano, a la historia y la cultura de este país y sus hombres, como Eusebio Leal Spengler, nuestro Historiador. 

Hoy nos abandona físicamente pero su pensamiento, su obra, su incansable amor por la belleza, la vida, la verdad y la virtud de los hombres y mujeres de esta Isla permanecen entre nosotros. Estamos en deuda con hombres como él. 

Amando esta ciudad y este país, con el nervio vivo como lo hizo durante toda su vida, es nuestro mejor homenaje. 

 

Celebremos su maravilloso paso por la vida, demasiado breve para quienes le quisimos por su obra y por sí mismo. Hay que seguir por sobre esas huellas, la paciente e infinita labor de salvar el patrimonio de nuestra Cuba a la que tanto amó y consagró su vida.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez
Presidente de la República de Cuba

 

Decretan duelo oficial por fallecimiento de Eusebio Leal

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel decretó duelo oficial este viernes con motivo del fallecimiento del doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de la ciudad de La Habana, desde las 00.00 horas hasta las 12:00 de la noche del 1 de agosto de 2020.

Durante la vigencia del duelo oficial, la bandera de la estrella solitaria se izará a media asta en los edificios públicos e instituciones militares.

El doctor Eusebio Leal falleció este 31 de julio en su ciudad natal, a los 77 años de edad, víctima de una penosa enfermedad. 


De conformidad con la familia de Leal, sus cenizas serán conservadas para que, una vez controlada la Covid-19 y como justo reconocimiento a su imperecedera obra, nuestro pueblo pueda tributarle un merecido homenaje en el Capitolio de La Habana. 

Síntesis biográfica de Eusebio Leal Spengler

Eusebio Leal Spengler, nació en La Ciudad de La Habana, el 11 de septiembre de 1942. Fue Doctor en Ciencias Históricas de la Universidad de La Habana, Máster en Estudios sobre América Latina, el Caribe y 

Cursó estudios en la Universidad de La Habana 1975 de Licenciatura en Historia. Ha cursado estudios de post-grado en Italia sobre restauración de Centros Históricos por beca conferida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Italiana.

Fue Miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde el IV Congreso, Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IV-1993, V-1998, VI-2003, VII-2008, VIII-2013 y IX –2018 Legislaturas, Embajador de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas.

Comienza a trabajar en 1959 en la Administración Metropolitana de La Habana y en 1967 fue designado Director del Museo de la Ciudad de La Habana, sucediendo en su cargo al Doctor Emilio Roig de Leushenring, del que fuera discípulo. 

Asume las obras de restauración de la Casa de Gobierno, antiguo Palacio de los Capitanes Generales y Casa Capitular que concluyen en 1979. En 1981 se le confiere la responsabilidad de conducir las inversiones de las obras de restauración aprobada por el Gobierno de la Ciudad el 5 de mayo de aquel año. 

 

El 16 de abril de 1986 le es asignada la responsabilidad de las obras en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y, más tarde, en el Castillo de los Tres Reyes de El Morro. Conforme a la declaración de la UNESCO el perímetro de las antiguas murallas y el Sistema de Fortificaciones para la defensa de la ciudad fue inscrito en el Indice del Patrimonio Mundial en 1982 con el número 27. 

Historiador de la Ciudad de La Habana. Presidente de Honor del Comité Cubano del ICOM y Presidente de Honor del Comité Cubano del ICOMOS y de la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente; Decano de la Facultad del “Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana”, Título de Profesor de Mérito de la Universidad de La Habana, presidente de la Red de Oficinas del Historiador y Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, presidente de Honor de la Sociedad Económica de Amigos del País, presidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- México. 

Además, vicepresidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- Japón. 

Ha escrito ensayos, prólogos y artículos sobre historia de Cuba, arte, restauración y otros temas de carácter general. Es autor de los libros: Regresar en el tiempo, Detén el paso caminante, Verba Volant, Fiñes, Carlos Manuel de Céspedes El Diario Perdido, La Luz sobre el Espejo, Poesía y Palabra (I y II), Para no Olvidar( I,IIy III), Fundada Esperanza, Patria Amada,Bio-Bibliografía (I, II,IIIy IV),Legado y Memoria, Hijo de mi Tiempo y Aeterna Sapien. 

Descargue su bibliografía completa aquí: Curriculum de Leal (Español)

Eusebio Leal Splengler: uno de los cubanos más reales y útiles de nuestros tiempos

Por Eduardo Torres Cuevas

En pocas personas como en Eusebio Leal Spengler he hallado el modo armónico en que se articulan tan diversos componentes del conocer, sentir, amar y pensar a Cuba.  (Foto: El Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, al recibir  el título de Doctor Honoris Causa en Humanidades)

Puedo asegurar que en pocas ocasiones me he sentido tan triste como hoy. A pesar de ello, es un privilegio siempre hablar sobre Eusebio. Es difícil, porque es tal la envergadura, la variedad, la riqueza, la originalidad, la osadía, el rigor y la grandeza de Eusebio, que no puedo menos que confesar que estas palabras no son más que una aproximación muy limitada de quién es uno de los más grandes cubanos de todos los tiempos.En pocas personas como en Eusebio Leal Spengler he hallado el modo armónico en que se articulan tan diversos componentes del conocer, sentir, amar y pensar a Cuba.

Pudiera decirles que su obra es grandiosa, sin embargo, no creo que sería original si dijera ha recibido la investidura de Doctor Honoris Causa y Profesor de Mérito de 20 universidades nacionales y extranjeras; y ha pronunciado conferencias magistrales y académicas en más de 74 universidades en no menos de 45 países, colocando la imagen científica y cultural de Cuba en lo más egregio de los espacios académicos de diversas partes del mundo. A su vez, ha recibido altas condecoraciones de por lo menos 29 naciones. Sin embargo, estos títulos y condecoraciones no expresan las esencias del hombre que nació en un solar de La Habana, que se ganó la vida como mensajero de una farmacia y que llegó a tener una cultura poco común antes de titularse de una universidad. Su esencia era la de un hombre de pueblo que vestía humildemente la ropa de un trabajador, que andaba La Habana hablando con cada una de las personas humildes que se le acercaban y que soñaba en reconstruir para darle al presente las dimensiones extraordinarias de nuestra historia. Simplemente, es un gran hombre de pueblo.

Ha recibido los títulos más importantes, los que no llegan en pergaminos, que no los otorgan los académicos, sino los que él más ama y reconoce, que son los que le confiere una multitud de pueblo impresionado y agradecido, no ya por la palabra sino por la reducción de la pesantez de la piedra y el ladrillo o de la construcción pétrea y vivificadora de la obra. Está llena más que las pupilas, las mentes amplias y agudas y los corazones sensibles y nobles ante la exorbitante riqueza del rescate urbanístico y humano de la huella de los hombres que construyeron la imagen que de La Habana o de otras ciudades y localidades cubanas disfrutamos hoy.


El quehacer de Eusebio, ante todo pensado, después organizado, con posterioridad espiritual y culturalmente materializado, que todos podemos observar al peregrinar por Cuba y por su capital, está inscrito ya como patrimonio de la humanidad. Ha sido una voluntad férrea, una inteligencia dedicada y certera, y un conocimiento profundo lo que le ha permitido a este hombre domesticar el pasado y convertirlo en joya del presente. 

Su dirección, al frente de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, recoge la restauración y terminación de 80 obras de patrimonio cultural, 14 hoteles, que rememoran espacios y momentos de la cultura cubana en tiempos diferentes reunidos en un todo por el presente que contempla, un centenar de instalaciones turísticas y 171 obras sociales, a lo que se añaden 3092 viviendas beneficiadas. Todo ello en un periodo de 10 años, y no incluyo aquí lo que ha hecho en el último lustro. Al referirse a su obra siempre destaca, con humildad y agradecimiento, lo que significaron para sus logros los diálogos y el apoyo de Fidel. 

Es Eusebio Leal uno de los más fructíferos escritores de nuestro tiempo. Sorprende la cifra de sus obras. Estamos hablando de 3 531 registros que abarcan hasta el 2010. Hago esta acotación porque faltan aún 10 años de producción intelectual en el conjunto que señalamos. Es muy variado el conjunto: artículos, folletos, discursos impresos y libros. Todos responden a un conocimiento adquirido en esas incesantes búsquedas que parecen no haber dejado tiempo al descanso o, quizás con más propiedad, al disfrute del tiempo en crecer por dentro para ayudar a otros a encontrar caminos para identificarse a sí mismos e identificarse con su propia cultura. 

Si se observa con detenimiento, no hay palabra flácida, ni perdida, ni colocada inadecuadamente en su oratoria y en su escritura. Al que se asoma a su obra plasmada en palabras, no le quedará más remedio que reconocer que, paso a paso, descubre y se identifica con las propuestas de Eusebio, del doctor Leal, porque en ellas están contenidos descubrimientos hallados en innumerables documentos materiales y espirituales. Se observa la incansable indagación y el rescate permanente que sostiene la obra creadora de Eusebio. Algunos títulos, hablo ya de libros, constituyen un imprescindible legado de una época, ya aparentemente lejana,  pero que expresan un mundo de ayer que explica, en cierta forma, el mundo de hoy. Estas son espléndidas rememoraciones que constituyen ya parte de nuestra historia. Libros como Fiñes, Fundada esperanza, Para no olvidar, Legado y memoria y El Diario perdido de Carlos Manuel de Céspedes, constituyen aportes innegables, rigurosamente recogidos y pensados, no para una historia muerta, sino para el pensamiento vivo de la creatividad presente y futura de nuestro país. 

Existe un género literario que por su complejidad suele ser de difícil dominio, la oratoria. No creo exagerar si afirmo que el discurso oral de Eusebio constituye ya uno de los legados más importantes que será objeto de estudios en los próximos años. La oratoria, como género, constituye uno de los más difíciles porque aúna el conocimiento de un tema, la elegancia del discurso, la belleza del lenguaje, la lógica armoniosa del contenido, lo poético que deleita y la dialéctica que enseña. Como pocos en nuestra historia más reciente, Eusebio Leal ha desarrollado la oratoria de modo extraordinario y muy personal. Ha aportado a la Academia y a la tribuna el arte de decir. 

Viene a mi memoria el momento en que lo conocí con carretilla en mano y su exclusivo modo de vestir con ropa de trabajo gris. Aquellas búsquedas arqueológicas e históricas, llevaban a muchos, burlonamente, a pensar que aquellos sueños de reconstrucción eran como los de Calderón de la Barca. Hoy puede parecer que todo fue fácil y en mi opinión fue muy difícil perforar una realidad bruta con la punta fina de la voluntad, del ingenio y del conocimiento. Al escucharlo percibe el interlocutor que más allá de lo que la Academia enseña, está la búsqueda incesante de un autodidacta que disfruta traspasar los límites de las disciplinas. 


 

Quizás, como él mismo se ha llamado, ha sido un hijo de su tiempo, de este tiempo de temeridades que el futuro juzgará con la fría lógica que otorga la distancia; pero ello es un privilegio no de los dioses sino de los hombres. También recuerdo ahora cuando al entrar en un aula universitaria, hace ya no sé cuántos años, me lo encontré sentado como estudiante de la carrera de Historia. Le era necesario el título que tanto se exige pero sus conocimientos sobre pasaban ya a los de un licenciado. Aquí buscó los métodos, las sistematizaciones, las teorías que la academia discute y promueve. El joven profesor disfrutaba y aprendía del grato diálogo con el sabio historiador sin título. 

Habanero, supo amar su ciudad y trabajar en el rescate y prevalencia de sus valores materiales y espirituales. Pero al observar en conjunto su obra en esta urbe puede también entenderse la amplitud de su visión. Museos, bibliotecas, escuela, hogares, colegio, le dieron al proyecto una calidez que hizo revivir la ciudad que solo tenía sentido como el hábitat de nuestro espacio humano. Recordando una frase de José de la Luz y Caballero, pronunciada en 1832, al referirse al Obispo Espada, me gustaría decir que Eusebio “me hace gustar el noble orgullo que es habanero el corazón que en mí late”. Y esa “habanidad de habanidades” no es otra cosa que el hecho de que Cuba late también con el corazón habanero y el mundo entero contribuyó a la riqueza de sus calles. 

 

Él es fiel a sus apellidos, Leal a sus ideas y a sus principios, Spengler, que el que escribe traduce a capricho como espléndido en su entrega a Cuba, a su Revolución y al legado patriótico de todos los constructores, de esta, como el título de uno de sus libros: su siempre “PATRIA AMADA”.

Al recorrer las calles de nuestra Habana, así como la de otras muchas ciudades cubanas, seguiré sintiendo la presencia de Eusebio y escuchando su voz firme y encantadora. No te vas, te quedas, en el alma de los que amamos, creamos y creemos en aquellos valores éticos que tú también ayudaste a sembrar.

Eusebio: una vida hecha a pensamiento

Por Gustavo Sánchez 

Existen personas que infunden respeto de solo mirarlas, te estremecen el cuerpo y te hacen descubrir a través de la sabiduría en sus ojos un “alma vieja”; de esos seres humanos hay quienes provocan ante su presencia el silencio de multitudes, que buscan beber conocimiento de cualquier palabra que se escape. Así descubrí a Eusebio, regalando historias de esa Habana que siente como “madre”, a una nueva generación de artistas. 


Lo llamo Eusebio porque así se presentó, con la naturalidad del cubano, del abuelo catedrático; llegó envuelto en sencillez y anécdotas que de a poco fue narrando; se convirtió en un joven más de la sala y regresó el camino andado palabra tras palabra, haciéndonos a todos testigos del nacimiento de Cuba. 

Sin ánimos de testimoniar Eusebio regresó a su pasado, a aquel que lo iniciara en los caminos del pensamiento profundo, que lo hiciera estudiar su primera realidad; sabe que para los jóvenes a veces es difícil ponerse en otras pieles, revivir como suyos los pasos de otros, y por eso con humildad expone ante todos su difícil inicio en La Habana que ama, como afirma: «para que sepan por qué pienso, como pienso». 

«El país no puede regresar a lo que nos están ofreciendo algunos, a lo que yo conocí y ustedes no conocieron». – Expone. 

«Yo nací pobre, mi madre era una lavandera, una gran mujer que lavaba ropa y salíamos de noche a distribuir la ropa a las casas donde las mandaban a lavar; las muchachas usaban entonces una moda que eran las sayas plisadas, y los 500 pliegues de esas sayas había que hacerlos con la plancha de carbón sin dejarles ni un birrión, porque las planchas de mi mamá no eran las modernas eléctricas, eran las que se calentaban al tizón, y eso tenía un costo de 5 centavos, 20 centavos, un medio, los pobres teníamos que vivir con un peso al día, para lo mínimo, para lo fundamental. 

«En la casa de vecindad donde nací, donde la encargada regía con orden romano, las puertas de nuestras habitaciones nunca se cerraban por el calor y tenían cortinitas, cuando alguien quería hablar con mi mamá se asomaba y decía: ¡Silvia!, y mi madre salía o corría la cortina; después a determinada hora todos sacaban los sillones al pasillo y nos sentábamos a tomar fresco y a conversar. 

«Y había un hombre poderoso que traía las tarjetas para que pudiéramos ir al Palacio Presidencial el 20 o 23 de diciembre, porque el presidente ofrecía una jaba con una libra de frijoles, una libra de arroz y una lata de no sé qué a los pobres; o el 6 de enero, que podíamos ir para recibir el regalo de Reyes. 

«Recuerdo mi mamá persuadiéndome: ¡Pide una bicicleta, pide una bicicleta! Que después seguramente usaríamos o empeñaríamos, pero no fue así, mi primera foto en un periódico lo atestigua. Había un garaje de plástico que me sedujo y al lado estaban las tremendas bicicletas, y yo de tonto dije: el garaje; y me fui con el artefacto inútil. 

«No pude llegar más que al 4to grado en la educación, quiere decir que cuando triunfó la Revolución solamente tenía el 4to grado; mi mamá había hecho todo tipo de esfuerzo para que yo pasara al 5to, pero como no pude me entregó a Rogelio Heredia, un asturiano que era dueño de la bodega, y allí a limpiar en la trastienda, a despachar, y después la insurgencia revolucionaria. 

«Luego, triunfó la Revolución y se abrieron todas las puertas». 

Fidel y Eusebio

Habló sobre un Fidel humano, recto y solidario, un hombre preocupado y de ideas inquietas; nos mostró el lado humorista del líder y confesó pasajes que no se recogen en ningún libro de historia, como la vez que durante un viaje protocolar en auto, mientras él explicaba a una personalidad X cuestiones de la capital, el Comandante en Jefe, haciéndole señas con la mano y en voz baja le dijo: «Leal, te sentaste sobre mi gorra…» Eusebio, con la sonrisa en el rostro afirma: «que tragedia, que error tan grave».  

«Fidel era además un hombre, tratar de endiosarlo es disminuirlo, era un hombre, uno superior, he ahí la cuestión. Verlo molesto era ver un león enjaulado rompiendo la reja, yo tuve la suerte de verlo molesto, y de verlo molesto contra mí también». 

Así mismo lo recuerda como el “hermano”, que a pesar de construir sin descanso un futuro para Cuba, hacía tiempo para escuchar a sus compañeros de lucha. 

«La última vez había sufrido yo un descalabro gigantesco, llegando a su oficina me senté, él entró y volvió a salir, para decir verdad yo lloraba amargamente; de pronto él regresó, y mirándome fijamente dijo: Cuando te ofenden a ti, también nos ofenden a nosotros. Habló con plural, y ¿quiénes somos nosotros?, nosotros somos todos, somos la Revolución». 

Eusebio se va ligero, ha dejado en todos su ideario, su sonrisa sabia y comprensiva, su mirada de conocedor y de hombre que ha vivido; nos ha hecho ver a La Habana a través de Cuba y a Cuba a través de la Historia; cuando a sus espaldas se van a cerrar las puertas y todos continúan aplaudiendo en pie, Eusebio se ve feliz: nos ha puesto pensar. 

Eusebio Leal: caballero de la memoria

Por Reinaldo Cedeño Pineda

Yo estuve allí, el 3 de abril de 2008, en el VII Congreso de la Uneac (Unión de Escritores y Artistas de Cuba), cuando Eusebio Leal Spengler pronunció una verdadera Oración por la unidad de los cubanos. Habían tenido lugar varias intervenciones, algunas observaciones, y el Historiador de la Habana alzó su voz y conmovió al foro con su esencialidad de siempre:

«Yo no me avergüenzo de los que están fuera, porque mis hijos están fuera, y jamás me avergonzaré de mi condición de padre, ni jamás les quitaré a ellos el nombre de cubanos —ellos decidieron su camino— siempre y cuando no hagan armas contra la patria que los vio nacer (…)» (1)

Muchos prejuicios ―amasados por los años, por nefastas circunstancias―, cayeron, fustigados por sus palabras, por su transparencia: 

«Es necesario que cuando vean pasar a uno cualquiera de nosotros, que sea singular, lo respeten y lo estimen; que no digan nunca, como afirmábamos al principio de la Revolución: “Ahí va un negrito”; que no digan nunca más: “Ahí va un homosexual”, o, como estamos en una república literaria y es muy español, “un maricón”. ¡No! ¡No!, ya que tanto hemos luchado por la libertad, que se respete nuestra singularidad. Eso es lo que hemos logrado en esta reunión, y por eso hemos llegado hasta aquí». (2) 

Yo vi cuando Eusebio Leal y Alfredo Guevara se abrazaron. Yo vi lágrimas en el plenario. 

Yo estuve allí, durante la Sesión Solemne de la Asamblea Municipal del Poder Popular por los 500 años de Santiago de Cuba. Teatro Heredia: 25 de julio de 2015. Escuché sus palabras, viví las emociones: 

«Hay que afirmar categóricamente que la unidad nacional es lo más importante, esa unidad absoluta del pueblo que se llama hoy en Santiago santiaguero, pero que es fundamentalmente como lo dice su nombre completo, Santiago de Cuba. Hoy somos cubanos (…) 

«A Santiago en este homenaje, en este día de júbilo y de historia, se le recuerda por sus músicos; se le recuerda por sus artistas; se le recuerda por los cantos de Esteban Salas o de Electo Silva; se le recuerda por la obra admirable de sus artistas y de sus poetas (…)  La patria no es solo donde se nace sino donde se lucha». (3) 

Y estuve, justo cuando Eusebio Leal salía a una plaza de La Habana Vieja, y todo el grupo que tomaba parte en el curso “Medios para Comunicar el Patrimonio”, quiso inmortalizar aquel momento. Era junio de 2016. Quise tomarlo como un regalo ―el mejor regalo― por mi cumpleaños que había celebrado pocos días atrás. 

Una imagen inolvidable con el caballero que ha salvado tanta memoria, que atrapó el latido de las piedras, que bordó las palabras como pocos. Todavía pude abrazarlo, un instante más, en 2019, en el Palacio de las Convenciones. 

Quiero recordarlo en las palabras de un habanero agradecido. La casualidad y la fortuna, me hicieron partícipe. Aquel perro callejero que vino a mí en la Plaza de Armas de La Habana, tenía colgada una identificación que asignaba su custodia a un lugar cercano. Abrí los ojos de asombro y al notarlo alguien que compartía el banco del parque, me dijo: «Eso es obra de Eusebio. ¡Qué hombre ese, mi hermano!».

NOTAS 

1. “Preparémonos para el nuevo destino de nuestro país”, en Granma, 4 de abril de 2008 http://www.granma.cu/granmad/2008/04/04/cultura/artic04.html

 2. Ibídem. 

3. Odalys Viera y Yoel Lugones: “La patria no es solo donde se nace sino también donde se lucha”, 25 de julio de 2015. Tomado del sitio Eusebio Leal Spengler, historiador de Ciudad de La Habana http://www.eusebioleal.cu/noticia/la-patria-no-es-solo-donde-se-nace-sino-donde-se-lucha/

Para un lector Leal: la magia de una biblioteca pública

Por Mario Cremata  

"A veces, por la elocuencia de su verbo y de su prosa, su capital cultural parece ilimitado. Incluso a quienes ya tienen entrenado el oído para asimilar sus descripciones minuciosas de épocas y sucesos –así fuere de una realidad remota–, Eusebio Leal Spengler no deja de sorprenderlos".

Ante tamaña muestra de erudición, cabe preguntarse cómo se gestó ese lector leal. Todo comenzó en la Biblioteca Pública, radicada en el edificio de la Sociedad Económica de Amigos del País. En esa institución del Paseo de Carlos III podemos enmarcar el primer contacto del niño, vecino de Hospital número 660, entre Valle y Jesús Peregrino, con un bien que considera absolutamente inconmensurable: el libro.

Criado prácticamente solo por su madre, Silvia, una mujer que debió asumir labores domésticas y ejerció como conserje en una escuela, en aras de sufragar la educación elemental de su único hijo, como no

podía adquirir los xtos, en la quietud de aquella sala se extasiaba con los relatos inmortales que consagraron para siempre sus ansias de nuevas lecturas.

Inquieto hasta lo inaudito, cuando desaprobó el tercer grado, su profesora, la Doctora Silvia Oliva, le dedicó el libro Corazón, de Edmundo de Amicis, en cuya página inicial estampó apenas dos palabras: «Eusebio, estudia». Tras seguir la solemne advertencia, dicho volumen le ayudó a crecer emocionalmente.

Otro tanto resultaría la colección de El tesoro de la juventud y El principito, de Antoine de Saint Exupéry, que lo introdujeron en la problemática filosófica que jamás abandonará al ser humano. Una frase, convertida en emblema de varias generaciones, le quedó prendida del alma: «Solo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos». De entonces a acá,tal vez ni él mismo lleve la estadística de cuántos baobabs debió espantar o solucionar.

Además de la predilección por los libros ilustrados, Leal ha confesado su espanto natural hacia las llamadas ciencias puras(la matemática, la física y la química). 

También el no haber podido desprenderse, durante años, de las aborrecidas faltas de ortografía, cual reflejo de una formación escolar que se vio truncada en el tercer grado, y que no retomara hasta después del triunfo de la Revolución, a punto de cumplir sus 17, cuando «la edad de los fiñes había terminado». 

Poco a poco, el joven labró su propia senda a golpe de esfuerzo, sin dádiva. A juzgar por los testimonios de quienes comenzaron a seguirle en fecha tan temprana como la década de los 70, puede inferirse que ya entonces Leal exhibía una notable capacidad intelectiva y crítica, pese a que en aquellos momentos fue que se produjo su ingreso a destiempo en la Universidad de La Habana, específicamente en el curso para trabajadores de la Escuela de Historia. 

De cualquier forma, le apasiona vivir esta época y no se siente fugitivo de ninguna otra. Ni siquiera de un periodo apasionante para la historia de Cuba como lo es el siglo XIX. De hecho, si se le interroga sobre esto, suele especular sobre qué habría sido de él si de pronto hubiese nacido esclavo en un barracón, o peor aún, no haber tenido el arrojo para alzarse en armas contra la metrópoli española, como lo hizo un puñado creciente de patriotas a los cuales veneramos.

De nuestra saga libertaria, vuelve cada cierto tiempo a José Luciano Franco y José Miró Argenter, a Raúl Aparicio y su Hombradía de Antonio Maceo

 Y claro que, como cespediano mayor, al Padre de la Patria, la piedra angular del arco en el cual se sostiene nuestra cubanía. Empezando por los tres tomos de Carlos Manuel de Céspedes. Escritos, de Hortensia Pichardo y Fernando Portuondo y el Diario perdido, que contiene los apuntes y reflexiones del iniciador de la Revolución en un periodo particularmente dramático de su trayectoria personal y como hombre público: los tres meses que precedieron a su deposición como presidente de la República en Armas y lo que condujo a su reclusión en San Lorenzo, donde el 27 de febrero de 1874, víctima de una emboscada vil, su cuerpo herido de muerte se despeñó por un barranco.

De igual modo vivió los avatares de otros próceres, padeció sus angustias y quebrantos. Se imaginó parapetado en el balconcillo por donde pudo escapar de una celada Simón Bolívar, en aquella noche decisiva que Indalecio Liévano Aguirre describe de modo magistral.

Al final, termina apostando por la poesía, porque mientras. la historia apela al retrato, a recomponer el cómo fueron los acontecimientos, la poesía nos lega el cómo debieron ser.

El ya aludido Alfredo Guevara, más que referente, se convirtió en uno de sus mentores intelectuales. A él correspondió poner en manos de Eusebio dos volúmenes de la célebre Margarita Yourcenar, que dejaron huella profunda: Memorias de Adriano y Opus nigrum.

Como Zenón, Eusebio devino alquimista y asumió el llamado a conquistar un don, su camino, el cual no estaba del todo revelado, por más que el espíritu de un humanismo singular palpite en ambos personajes.

Del austriaco Stefan Zweig admira el estilo literario, la soltura narrativa de relatos biográficos como Fouché y María Antonieta, así como los que describen las peripecias de los navegantes y conquistadores Vespucio y Magallanes.

El Padre Las Casas se convirtió para él en emblema de hidalguía, tras la lectura de la Brevísima relación de la destrucción de las Indias, donde el fraile dominico dio cuenta del exterminio que sufrieron los aborígenes que poblaban el archipiélago. Sobrecogido, el historiador en ciernes sintió en
carne propia el martirio de sus ancestros, criaturas indefensas que poco sobrevivieron al yugo del coloniaje.

Salvando las distancias, heredera de esa misma denuncia puede considerarse Visión de los vencidos, de Miguel León Portilla, tratado antropológico y cultural que aborda episodios de la conquista de México y enaltece las culturas indoamericanas, volumen que marcó el inicio de un nuevo tipo de historiografía. 

Una forma de inmortalidad


"Leal apuesta por la sabiduría, porque esta coadyuva a descifrar los misterios de la vida, a enfrentar los más terribles desafíos con serenidad, con mano fría y corazón caliente". 

Al final, los libros siempre le evocan la inmortalidad, porque vidas y hombres se prolongan más allá de sus páginas. Pero no se conforma, indaga. Se preocupa por la hoja de vida de los autores, circunstancia que puede encerrar la clave de la obra en cuestión. Se apropia de su significado, casi como una posesión intransferible. 

De hecho, no presta libros. Los regala. Leyó incansablemente a los del Siglo de Oro español. También a Heredia, a la Avellaneda, al presbítero Félix Varela y sus Cartas a Elpidio, convencido de que no hay patria sin virtud ni virtud con impiedad. 

Del XIX, sabemos que valora en alto grado las apreciaciones del sabio ilustrado Barón de Humboldt en su Ensayo político sobre la Isla de Cuba; de naturalistas como Ramón de la Sagra y su primorosamente ilustrada  Historia física, política y natural de la Isla de Cuba, y las narraciones autobiográficas de la Condesa de Merlín y de Fredrika Bremer. 

Aunque, como se ha visto, le seducen los diarios y memorias no solo de ilustres viajeros, sino también de figuras de la historia cubana y universal. 

Fundamentales para la comprensión de otras aristas de la ciudad que hace cinco décadas ayuda a respirar, resultaron el célebre ensayo carpenteriano La ciudad de las columnas, y los tratados de Lezama sobre la insularidad desde un enfoque sentimental que permita justipreciar esa «cultura de litoral». 

En otro sentido, tan distintas la una y la otra, Dulce María Loynaz y Fina García Marruz constituyen damas tutelares, en las cuales el lenguaje castizo y metafórico se aúna para entregarnos obras de una solidez a prueba del tiempo. 


El complemento serán las tertulias, diálogo frecuente y solo interrumpido por el fallecimiento de la primera y la avanzada edad de la segunda. 

Coincidentes en el tiempo, sobresalen en su arcón personal el manifiesto de la eticidad cubana que preparó Cintio Vitier, inspirado en la frase de un apotegma de Luz y Caballero: Ese sol del mundo moral. Y, desde luego, Cimarrón, de Miguel Barnet, apasionante testimonio del longevo exesclavo y mambí Esteban Montejo, texto que le proveyó ese escaso deleite de dejarse arrastrar, de un tirón, hasta el final. 

Por otra parte, en esta radiografía inconclusa, casi al vuelo, no podría dejar de mencionar como corolario el hecho de que, como cristiano de ley, poseedor de una visión ecumenista de la religión, la Biblia es una presencia indeleble. 

Con la sapiencia de su dilatado accionar pedagógico, Beatriz Maggi recomendaba no relegar nunca el valor ancilar de la lectura: leer y, en consecuencia, apropiarse de la lengua. Admira pensar que quien a los 17 años no había podido extirpar las faltas de ortografía, hacia 1975 matricula la carrera de Historia, y después de dar a conocer sus primeros libros, ingresó, por derecho propio,  en la Academia Cubana de la Lengua, donde hasta hoy demuestra cuán amplio es su dominio del idioma y sus casi infinitas posibilidades expresivas. 

Su angustia filosófica, antes y ahora, no era otra que la búsqueda de la verdad, de lo razonable, del sentido común de las cosas. «Y es que el conocimiento no se adquiere sino leyendo y estudiando. Alguien afirmó que el hombre es lo que leyó; yo mismo fui los libros que leí. Pero también es importante señalar que la cultura es lo que queda en nosotros cuando ya hemos olvidado lo que leímos una vez en los libros». 

No le falta razón a Ambrosio Fornet, uno de nuestros más lúcidos intelectuales, cuando afirma que a través de la lectura pueden hallarse las respuestas a las preguntas que nos hagamos sobre el universo, y que el diálogo que se produce en esta circunstancia permite activar zonas a veces inexploradas en uno mismo. 

Leal apuesta por la sabiduría, porque esta coadyuva a descifrar los misterios de la vida, a enfrentar los más terribles desafíos con serenidad, con mano fría y corazón caliente. 

Siempre subjetivo y desacralizador de los procesos históricos, en su lucha por la integralidad, por no obviar cualquier acento, a través de la lectura, tanto de las obras literarias o científicas como de los documentos, que han sido leitmotiv de su existencia, defiende que es preciso explicarlo todo sin omisiones, pues la manipulación y el silencio solo generan decadencia. 

En un mundo cada vez más enigmático y enrevesado, sin subestimar el valor de lo inmaterial —partiendo de que primero viene el sentimiento y luego el conocimiento—, en un periplo creador que ya supera el medio siglo, el Leal lector se emancipa, se enriquece, y llega a alcanzar la sensación de plenitud. Al menos esto, lo asume como un deber irrenunciable. 

No olvidemos que el cultivo de la inteligencia requiere interpretación, interpelación de lo leído. Hasta que los libros se vuelvan nuestros más caros afectos, cual legado indestructible. Otra cosa sería burda entelequia.

Enlaces relacionados: 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los ricos "permanecen inmunes" a la pandemia y multiplican su fortuna en América Latina

20200729025440-2-los-ricos-permanecen-inmunes-a-la-pandemia.jpg


martes, 28 de julio de 2020
9:22:25 pm 

El informe de la organización Oxfam, que reveló que 73 de los multimillonarios que hay en América Latina han incrementado sus fortunas entre marzo y junio, propone un impuesto a la riqueza en la región para recaudar más de US.000 millones. 

En el reciente informe "¿Quién paga la cuenta?" divulgado este lunes por la organización humanitaria Oxfam revela que mientras la pandemia del nuevo coronavirus aumenta el número de pobres y desempleados en América Latina, también está multiplicando a las mayores fortunas de la región.

 

En concreto, Oxfam señala que la fortuna de los 73 milmillonarios latinoamericanos aumentó en US.200 millones desde el comienzo de la pandemia y han recuperado el valor de sus activos hasta generar US3 millones diarios, según el informe citado por Europa Press.

La ONG destaca que esa suma "equivale a un tercio del total de recursos previstos en paquetes de estímulos económicos adoptados por todos los países de la región" para auxiliar a los más pobres, a los desempleados y trabajadores informales durante la pandemia.

El informe asegura además, que “los multimillonarios de esta parte del mundo permanecen inmunes a la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus en una de las regiones más desiguales del planeta”.

Ante tal escenario, Oxfam propone la aplicación de un impuesto sobre las grandes fortunas para recaudar, al menos, US.260 millones en América Latina, en el marco de la pandemia y sus efectos derivados, entre los que, según la ONG, se podrían dejar de ingresar US3.400 millones en las arcas públicas, una cifra que supone el 59% del gasto en salud pública de la región.

En la actualidad, tan solo Argentina, Colombia y Uruguay cuentan con algún impuesto al patrimonio. En Brasil, uno de los países más afectados por el virus en todo el mundo, los 42 milmillonarios del país aumentaron su patrimonio neto de US3.100 millones en marzo a US7.100 millones en julio; mientras que los siete empresarios más ricos de Chile incrementaron su patrimonio un 27% durante la pandemia.

América Latina, explica la ONG, está haciendo frente a la pandemia con unos sistemas de salud muy frágiles, con una grave crisis alimentaria y económica de fondo, por lo que afirma que "no deben pagar los de siempre".


La ONG resalta en su informe que ante el "grave escenario" que acontece, los gobiernos latinos no están aplicando medidas fiscales que graven de forma decidida tanto la riqueza individual como los beneficios de grandes corporaciones, lo que merma la lucha contra la pandemia, la pobreza y la desigualdad.

"El virus se ha expandido por América Latina por la desigualdad, ejemplificada por la enorme economía informal de la región y su falta de redes de seguridad, y por los Gobiernos que no gravan suficiente la riqueza y el capita", subraya el director ejecutivo interino de Oxfam Internacional, José María Vera.

De hecho, los datos advierten sobre la posibilidad de que hasta 52 millones personas caigan en la pobreza como consecuencia de la pandemia, lo que implica un retroceso de 15 años. Además, el 55% de la población activa, unos 140 millones de personas, se encuentran en la economía informal o sumergida. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es la región en la que más empleo se va a destruir.

Oxfam insiste en que son necesarias medidas fiscales "urgentes, extraordinarias y estructurales", al tiempo que se corrigen las deficiencias del sistema, entre ellas el ya mencionado impuesto a la riqueza, que incrementaría en 50 veces las aportaciones de los milmillonarios a las arcas públicas.

"Mientras que una gran parte de la población está viviendo con órdenes de confinamiento, tratando de sobrevivir y con el temor de enfermarse, los milmillonarios latinoamericanos ven como su patrimonio y privilegios crecen día a día", afirma Vera.

(Fuente: americaeconomia)

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuba reporta 23 nuevos casos de COVID-19, ningún fallecido y un alta médica

martes, 28 de julio de 2020
7:30:40 pm

Al cierre de este lunes 27 de julio, Cuba confirmó 23 casos de COVID-19, para un acumulado de 2555  desde el pasado 11 de marzo; un alta médica y ningún fallecido, informó este martes en rueda de prensa Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública. (En video, conferencia de prensa) 

Precisó el especialista que para COVID-19 se estudiaron 3346 muestras y fueron positivas 23. De este modo, el país acumula 253 761 muestras realizadas y de estas 2 555 positivas al SARS-CoV-2. 

Al cierre de este 27 de julio, se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico-epidemiológica 284 personas, 160 sospechosos, 10 en vigilancia y confirmados activos 114 pacientes. Otras 153 personas se vigilan en la atención primaria de salud. 

Teniendo en cuenta el evento de transmisión local abierto en el municipio Bauta fueron analizadas 1413 en la provincia de Artemisa, La Habana 1047, Pinar del Río 139, Cienfuegos 97, Granma 235, Ciego de Ávila 72, Camagüey 67 y así de todos los territorios.

De los 2 555 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados confirmados 114 (4,5%), el 100% presenta evolución clínica estable. Se reportan 87 fallecidos (ninguno del día), dos evacuados y 2 mil 352 pacientes recuperados (92%) (un alta del día). No se reportan pacientes en estado crítico ni grave.

De los 23 casos diagnosticados:

  • Todos son cubanos
  • 22 son contactos de casos confirmados
  • 87,7 % de todos los casos tienen como antecedente ser contacto de un caso confirmado
  • Un caso tiene como fuente de infección el extranjero. Se acumulan 189 casos que tienen como fuente de infección el extranjero
  • 14 sexo masculino (50,5%) y 9 sexo femenino (49,5%)
  • 13 de los 23 casos conformados fueron asintomáticos. El 55,3 % de todos los casos confirmados hasta el momento fueron asintomáticos
  • 5 casos son de La Habana (dos de Centro Habana, uno de La Lisa, uno de Marianao y uno de Habana del Este)
  • 17 de Artemisa, todos de Bauta
  • Un caso de Pinar de Río del municipio San Luis (no pertenece a la incidencia de la provincia porque es un caso importado)
  • De 20 a 39 años con nueve casos (39,1%), 40 a 59 años con siete casos (30,4%), seguido del grupo de menos de 20 años con cuatro casos (17,4%) y de más de 60 años con tres (13%).

Respecto a la tasa de incidencia de la enfermedad por 100 000 habitantes, Durán García dijo que Artemisa presenta la mayor en los últimos 15 días, con una tasa de 9.71, seguida de La Habana con una tasa de 2.58 y en tercer lugar Villa Clara con 0.13 como tasa de incidencia. En Cuba, la tasa de incidencia en este periodo se ubica en 0.95 por 100 000 habitantes. Dijo que en esta incidencia no se contemplan los casos importados, que no son consecuencia de una transmisión en el territorio nacional. 

COVID-19 en el mundo 

 

Hasta el 27 de julio se reportan 185 países con casos de COVID-19, asciende a 16 249 165 los casos confirmados (+ 231 060) y 649 208 fallecidos (+ 4 376) para una letalidad de 3,99 (-0,03).

La región de las Américas reporta 8 741 241 casos confirmados (+ 120 466), el 53,8% del total de casos reportados en el mundo, con 340 025 fallecidos (+ 2 180) para una letalidad de 3,88 (-0,03).

(Fuente: cubadebate)

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Guerrilla en Portland, arrestos y un muerto

20200727045246-eeuu-10.jpg

 

 

domingo, 26 de julio de 2020
11:44:07 pm 

Estados Unidos vuelve a las calles, con miles de protestas en curso desde hace semanas en Portland, con cientos que salen por George Floyd, el afro-estadounidense muerto por la policía, y contra la decisión de Donald Trump de enviar federales a las ciudades demócratas para poner en orden.

Seattle se convirtió en la protagonista de la noche de guerrillas, con duros enfrentamientos entre los manifestantes y la policía. El balance es de 45 arrestos y 21 agentes heridos. Levantando carteles con inscripciones como "Federales vayan a sus casas", "No habrá paz si no hay justicia", 5 mil manifestantes rodearon el área donde se encuentra en construcción una cárcel de menores y luego la prendieron fuego.

Muchas de las vidrieras de los negocios en los alrededores quedaron distruídas. 

Hablando de "disturbios" la policía usó modales fuertes para dispersar a la multitud, recurriendo también el gas pimienta.

"Nos estamos convirtiendo en un estado fascista y un estado policial", denunció Bipasha Mukherjee, de 52 años, que desde mayo no se perdió nunca una protesta.

La jefa policial de Seattle, Carmen Best, explicó que la policía "apoya la libertad de expresión garantizada por la Primera Enmienda. Aunque aquello que hemos visto hoy no fue pacífico. Pero hubo delitos en toda la ciudad que puso a muchas personas en riesgo". Palabras que ponen en evidencia cuán difícil es encontrar un equilibrio entre las demandas de los manifestantes y aquellas de orden público.

En Austin, Texas, un hombre fue asesinado durante una manifestación. Un video de la escena muestra a los manifestantes atravesar una intersección, luego el pánico: un hombre con un fusil se acercó a uno de los automóviles detenidos para permitir que la multitud cruzara cuando alguien desde el interior disparó y lo mató.

 

El responsable ahora está bajo custodia de la policía y está cooperando.

"Es horrible que alguien haya muerto durante una protesta", afirmó el alcalde de Austin, Steve Adler. "Nuestra ciudad está colapsando y bajo shock", añadió.

En Los Angeles los manifestantes se enfrentaron a la policía cerca del Palacio de Justicia federal entre vitrinas rotas y botellas de agua lanzadas contra los agentes.

En Nueva York los enfrentamientos se tradujeron en decenas de arrestos. Nueva noche de peleas incluso frente al tribunal federal de Portland, asaltado desde hace semanas por los manifestantes que piden justicia por Floyd y protestan contra el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

  

Por el quincuagésimo noveno día consecutivo cientos de personas se reunieron frente al edificio, protegido por los grupos habituales de guardianes con palos, desde enfermeras y hasta un "muro de veteranos". Un blindaje necesario para defender el derecho a la liberta de expresión de los manifestantes tomados en la mira de los federales.

La tensión explotó a eso de la una de la mañana local, cuando los agentes ordenaron a la multitud dispersarse. Una invitación inicialmente caída en oídos sordos y que obligó a las fuerzas de seguridad a usar gases lacrimógenos, alimentando la ira de los manifestantes y planteando dudas de los expertos legales. El nudo es, de hecho, el uso de la fuerza por parte de los agentes fuera de una propiedad federal.

Una duda que no toca la Casa Blanca, que apunta a alargar la lista de ciudades donde enviar a los federales para llevar aquella "ley y orden" que las autoridades locales no lograron hacer respetar porque, es la teoría del presidente Trump, son rehenes de la izquierda radical. Una izquierda que, advierte el mandatario, con Joe Biden en la presidencia, corre el riesgo de hundir a Estados Unidos en el caos.

(Fuente: ANSA)

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

30 segundos de Susana Pérez para Trump

20200727034328-30-segundos-de-susana-perez-para-trump.jpg


domingo, 26 de julio de 2020
10:42:29 am

No se equivocan los refranes… Este que ahora recuerdo leyendo al colega Elson sobre Susana Pérez y la autoventa de su alma al diablo (¿de Trump?) dice: “No hay peor cáscara que la del mismo palo”. Ya saben: ¡bochornoso! Su granito de arena para el presidente norteamericano fue en realidad una pedrada a mi corazón perdonador. Bueno, los dejo con el comentario de mi viejo amigo periodista, que bien sabe lo que escribe.

Por Elson Concepción Pérez

“Quizás haya sido el coronavirus la causa del reverdecer de algunos personajes miamense nacidos en Cuba, que por obtener algunos dólares hasta ‘venden sus almas al diablo’.

“Leía esta vez que en la actual campaña electoral por la reelección del presidente Donald Trump, una actriz cubana que vive en Miami, Susana Pérez, ha ‘vendido’ sus cualidades histriónicas, para hacer propaganda electoral a favor del voto por el mandatario.

“Y lo peor, declaró que se sentía ‘feliz’ de poder contribuir con su granito de arena a la campaña del presidente Trump, a quien apoya «plenamente».

“Pensar así, expresarse de esa forma, al margen del dinero que se le pague, es ignorar totalmente, no solo la criminal política de Trump contra Cuba, sino, además, ofender al pueblo estadounidense que sufre la peor crisis moral de su historia, a causa de la conducción errada de una administración que ha preferido dejar morir a sus conciudadanos por la COVID-19, por lo que han llamado «abrir la economía» o mejor dicho su expresión capitalista de abrir el mercado.

“El tema en cuestión es que la campaña por la reelección de Trump el 3 de noviembre próximo, ha lanzado un anuncio en español, dirigido principalmente a la comunidad cubana en Miami, en una búsqueda desesperada del voto a favor del gobernante.

“Para ello, el citado anuncio, se basa en calificar al oponente de Trump, el demócrata y hasta ahora favorito Joe Biden, como un ‘socialista extremo’.

“Son solo 30 segundos que se pagan —y se pagan bien— para que aparezca la voz de Susana Pérez, acompañada de imágenes relacionadas con la presencia en esa ciudad estadounidense de cubanos y descendientes, emigrados desde la Isla, fundamentalmente las que tienen que ver con los nostálgicos contrarrevolucionarios salidos del país en los primeros meses, luego del triunfo revolucionario de enero de 1959.

“Trump, a todo costo, busca esos votos por cuanto sabe que el estado de la Florida es clave en los próximos comicios de noviembre.

“Es muy posible, por supuesto, que el maquillado mensaje electoral también tenga el propósito de minimizar el último contratiempo del mandatario, que tuvo que cambiar su acto de presentación como candidato —y de recogida de grandes sumas de dinero—, inicialmente previsto para Carolina del Norte, y reprogramado para realizar en la Florida, donde ahora parece no ser aceptado debido a las complicaciones causadas por la pandemia de la COVID-19.

“El alcalde de la ciudad de Jacksonville, en la Florida, Lenny Curry, lugar escogido por Trump para la Convención Republicana, aseguró que la sede no estaría lista para actos de ese tipo, por ser la Florida el estado más afectado por el coronavirus dentro de Estados Unidos.

“No obstante, el mandatario hace oídos sordos de la advertencia, al igual que lo hace con la causa, más justificada que nunca, del distanciamiento físico y las no recomendables aglomeraciones.

“Habría que ver si los 30 segundos de mensaje en voz de Susana Pérez, convencieron a funcionarios irresponsables, en caso de ceder a las presiones del presidente y no respetar las restricciones sanitarias que salvan vidas.

(Fuente: HR)

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡Magnánimo y corajudo 26!

20200726212644-magnanimo-y-corajudo-26.jpg

 

domingo, 26 de julio de 2020
4:15:48 pm 

Por Mercedes Rodríguez García

En 67 años será el primero en que los cubanos, desde nuestras plazas, no celebremos en multitud el Día de la Rebeldía Nacional. La emergencia sanitaria dictada por la pandemia del coronavirus —aunque controlada en nuestro país— impide que millones de sus hijos, a lo largo y ancho de la isla, palpiten así de contentura, aunando manos, vivas, gritos,
cantos y saludos. De otros modos será.

Razones sobran para no distanciarnos de aquella mañana de la Santa Ana, cuando más que nunca morir por la patria fue vivir.

Largo y difícil el camino recorrido. El tiempo ha pasado inexorable. Los nacidos entonces ya encanecimos; otros, no existen; protagonistas, quedan. Y hay retoños apenas engendrados, paridos nuevos niños, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres maduros, fortalecidos en
el bregar de una nación campeona en eso de vencer obstáculos —que ha impuesto la vida, y lo que no es la vida— al bienestar y a la propia
supervivencia de los cubanos.

Y bandera en alto, como nunca: ¡Vamos…!

Carentes de «cosas» llamadas materiales; necesarias unas, fútiles las más si no sabemos salvar las circunstancias con dignidad y decoro, virtudes cardinales para alimentar el espíritu y fortalecer el pensamiento, para que
no escaseen sentimientos de solidaridad, amor y patriotismo, puestos a prueba en los últimos meses, casi santamente sembrados por los jóvenes de la Generación del Centenario. Su altura ética marcó motivación e impulso cuando llegó la hora justa y fue el ímpetu que movió los ánimos de la Revolución. Ellos, intérpretes de aquel fidelísimo acto de creación que fue el26 de Julio de 1953.

Largo y difícil el camino andado. El tiempo ha pasado inexorable, pero ¡estamos! apostando una vez más a lo que ya a medio mundo Cuba ha demostrado, que ¡se puede! Que se puede desafiar por la vida, a la muerte, y salvar y salvarnos. ¡Nada vale más ni es posible dejar de apreciarse en realidades!

Llevamos en el corazón las doctrinas del Apóstol, su ejemplo vive, su semilla fue esparcida en Santiago y Bayamo, y su obra perdura.

Ver video: Fidel Castro rememora el Asalto al cuartel Moncada. El Comandante en Jefe Fidel Castro comparece en la Mesa Redonda el 24 de julio de 2000, y rememora los acontecimientos del 26 de Julio de 1953, los preparativos de la acción, la estrategia trazada y los acontecimientos posteriores. Un testimonio para la historia.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Vietnam por convertir el comercio electrónico en sector principal de la economía digital

20200726194955-vietnam-por-convertir-el-comercio-electronico.jpg


domingo, 26 de julio de 202
03:19:44 pm. 

El Gobierno de Vietnam ha aprobado el Plan Nacional de Desarrollo del Comercio Electrónico para el período 2021-2025 con el objetivo de convertirlo en sector principal de la economía digital, contribuir a mejorar la competitividad de las empresas, y promover el desarrollo de los mercados nacionales y de exportación.

El proyecto permitirá que el 55% de la población participe en la compra-venta online, con un valor de transacción promedio de 600 dólares al año e  ingresos totales que rondan los 35 mil millones de dólares, equivalentes al 10% de la facturación total de las ventas minoristas de bienes y servicios de todo el país. También contribuye a promover el pago sin efectivo en 50% y a que la mitad de los recursos humanos sean capacitados a través del sistema de formación profesional.


El plan propuesto por el Ministerio de Industria y Comercio y presentado al Gobierno describió seis grupos de soluciones para promover el comercio electrónico en Vietnam, incluidas las siguientes:

Perfeccionar mecanismos y políticas para satisfacer las necesidades de desarrollo de la industria en el nuevo contexto económico, mejorar la capacidad de gestión; eliminar el fraude comercial y la infracción de los derechos de propiedad intelectual y la competencia desleal en este entorno; y fortalecer la confianza de los consumidores nacionales o promover el comercio en línea transfronterizo.

 

El mencionado plan nacional es un documento político importante, así como una base fundamental para implementar numerosas actividades de comercio electrónico del país en los próximos cinco años.

Cuando se ponga en práctica, es probable que la compraventa de bienes y servicios a través de los medios electrónicos de Vietnam progresen hasta ocupar la segunda posición en el sudeste asiático en este sentido y se convierta en el mercado más potencial de la región para 2025.

(Fuente: vovworld.vn)

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Latinoamericanos serán los primeros en recibir el medicamento ruso contra el coronavirus

20200720023750-medicamento-ruso-contra-el-coronavirus.jpg


domingo, 19 de julio de 2020
9:53:32 pm 

Así lo afirmó el jefe del Fondo de Inversiones Directas de Rusia, Kiril Dmítriev. 

Brasil y otros países de América Latina, donde el número de infectados por coronavirus aumenta considerablemente, serán los primeros en recibir el fármaco Avifavir, dijo el jefe del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kirill Dmítriev.

“Hemos recibido una solicitud de más de 50 países y, por supuesto, la prioridad para nosotros son los países en los que el número de infectados por coronavirus está aumentando considerablemente. Esto es, Brasil y muchos otros países de América Latina”, dijo Dmítriev en una entrevista por Skype en el canal de televisión Rusia 1.

Además, añadió que “ahora muchos países carecen de medicamentos antivirales, y nosotros podemos cubrir esta necesidad”.

Kirill Dmítriev, citado por Euronews,  dijo que la duración media de la enfermedad en caso de los pacientes que han tomado este medicamento se ha reducido a cuatro días. “El 65% de los pacientes que tomaron el fármaco fueron liberados del virus al cuarto día, comparado con el 30% de los pacientes en una terapia estándar. Hemos demostrado claramente que el fármaco es efectivo, funciona”, dijo Dmítriev.

Se informó de que el Ministerio de Industria y Comercio de la Federación de Rusia había recibido anteriormente pedidos para el suministro de Avifavir de los países de la CEI, América Latina, Europa y el Asia sudoriental.

Avifavir es el primer producto contra el Covid-19 de Rusia y está fabricado conjuntamente por la FRID y la empresa JimRar, que recibió previamente la aprobación del Ministerio de Salud.

Actualmente, Estados Unidos, Brasil, India y Rusia son los países con mayor número de infecciones y defunciones por covid-19 en el mundo, gravemente afectado por esta crisis sanitaria global, con más de 12,85 millones de casos contagiados y casi 568 mil decesos. 

(Fuente: Russia Beyond)

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Brigada médica cubana continuará labor en Uruguay

20200719164915-mision-milagro-uruguay.jpg


domingo, 19 de julio de 2020
7:04:50 am

Los médicos cubanos, realizan intervenciones quirúrgicas oftalmológicas gratuitas en Uruguay desde octubre de 2005. 

El delegado de la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), Sixto Amaro; el representante de la brigada médica cubana, José Hernández Guerra; la directora del Hospital de Ojos, Sandra Medina, y el presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Hugo Odizzio, anunciaron este miércoles en Montevideo la permanencia de los oftalmólogos cubanos en Uruguay. 

 “Faltan algunos detalles burocráticos, pero existe la voluntad de que continúe la brigada cubana”, continuó Amaro. Además, “la directora del hospital quedó muy satisfecha con que se continúe con esta política”, afirmó el delegado de los jubilados.

  

Sixto Amaro mostró satisfacción porque el presidente del BPS haya apoyado la idea de que los galenos cubanos continuaran trabajando en Uruguay. Hugo Odizzio “representa al Poder Ejecutivo”, recordó el representante de la Onajpu.

En Uruguay, los galenos cubanos llevan adelante desde octubre de 2005 la conocida Misión Milagro que consiste en intervenciones quirúrgicas oftalmológicas gratuitas a personas de escasos recursos.

 

Cada año los oftalmólogos cubanos realizan en Uruguay más de 4.500 operaciones de ojos entre cataratas y pterigón (carnosidades), dos de las enfermedades que provocan mayor ceguera en pacientes de la tercera edad.


A finales de 2019 dirigentes del Frente Amplio (FA) denunciaron «una operación de prensa» atacando al Hospital de Ojos José Martí, así como a las más de 90.000 intervenciones quirúrgicas con la denominada Operación Milagro (OM).

           

En un “infame” informe periodístico el diario El País dijo que seis de nueve médicos cubanos de la OM no pudieron revalidar sus títulos en la Facultad de Medicina como oftalmólogos, poniendo “en dudas una respuesta asistencial para atacar un proyecto exitoso que garantizó los derechos de 95.000 uruguayos y cuestiona sin ningún fundamento la formación de la medicina cubana», según publicó el diario plural La República.

 (Fuente: TeleSURtv)

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Minucioso trabajo de Cuba frente a la COVID-19

20200719110243-coronavirus-.jpg

 

domingo, 19 de julio de 2020
6:29:52 am 

Poco a poco, Cuba avanza hacia una nueva normalidad, en la que gradualmente se reactivan las actividades sociales y productivas, sin perder ni un segundo en el titánico empeño de continuar cerrando caminos a una enfermedad que en el mundo ha causado la muerte a más de 500 000 personas.

Dos mil cuatrocientos cuarenta y cuatro pacientes positivos a la COVID-19 se han confirmado en Cuba desde el pasado 11 de marzo. De ellos, apenas 111 mantienen fuente de infección desconocida y 168 se contagiaron en el extranjero, el resto son todos contactos de casos diagnosticados. 

 Tales cifras, más que simples dígitos evidencian el minucioso esfuerzo que se ha realizado en el país para aislar desde el primer momento a todas las personas diagnosticadas con la enfermedad y sus contactos, así como a cualquier sospechoso, manera de actuar que se ha convertido en un principio clave para cortar caminos a la transmisión.

Los datos corresponden al viernes 15 de julio, dados a conocer en la tarde de ese día por el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, durante la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Portal Miranda refirió que para la atención y vigilancia de la enfermedad se encontraban ingresadas entonces 1 085 personas, tanto en hospitales como en centros de aislamiento para contactos, viajeros o sospechosos de menor riesgo.

Como una importante herramienta de trabajo para tomar ventaja sobre la enfermedad desde los primeros momentos, definió también la pesquisa activa a la población, con la cual se ha llegado de manera sistemática en las últimas jornadas a más de tres millones de personas en las diferentes comunidades del país, una tercera parte de las cuales por lo general corresponde a adultos mayores.


En una jornada donde continuó como tendencia el procesamiento de más de tres mil muestras PCR, el titular de Salud Pública destacó, además, el comportamiento favorable del movimiento hospitalario. Ciento diecinueve fueron los ingresos asociados a la enfermedad y 158 las altas concedidas, 15 de ellas se corresponden con pacientes recuperados de la COVID-19, en ambos casos las mayores cifras se concentran en la capital, especificó.

Esto hace —puntualizó— que sean 55 los casos que permanecen activos en el país, lo cual representa el 2,25% del total de diagnosticados, y se acumulan 2 300 personas recuperadas.

Sobre los 47 eventos de transmisión local abiertos hasta la fecha, precisó que solo permanecen activos tres, todos en la provincia de La Habana: dos son en el municipio de Centro Habana, en los consejos populares Los Sitios y Colón y el otro se ubica en el municipio de Cerro, en el consejo popular Pilar-Atarés. En ninguno de ellos se reportaron nuevos casos durante la pasada jornada, aseguró, en tanto se continúa el estricto seguimiento y control de foco en los municipios Cotorro, Cuatro Caminos, Diez de Octubre y Habana del Este.

Asociado a ello, el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, acotó que en dichos eventos se continúa trabajando de manera reforzada, teniendo en cuenta las medidas que garanticen mantener en ellos la situación bajo control y por tanto una estabilidad en el cumplimiento de ese indicador sanitario, determinante también para el cambio de fase en la provincia.


De manera intencionada —aseveró— se atiende además el comportamiento de los otros cuatro indicadores sanitarios estipulados por el Ministerio de Salud Pública, cuya evolución permitirá avanzar en las fases de la recuperación en la capital. En los últimos 15 días, explicó, la tasa de incidencia es de 3,93 por cada 100 000 habitantes; el índice reproductivo es de 0,64; los casos activos suman 52 y apenas son cuatro los positivos con fuente de infección sin demostrar.

Durante el referido intercambio, donde también participó el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa,  rindieron cuenta, además, las autoridades de los consejos de defensa de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos, provincias que mantienen una estabilidad en la situación epidemiológica y ultiman detalles para iniciar, el próximo lunes 20 de julio, su tránsito gradual por la tercera fase de la etapa de recuperación.


En dichos territorios, paulatinamente se continúan retomando las actividades habituales, al tiempo que se han ido ampliando servicios como las atenciones hospitalarias, la gastronomía, el transporte, el comercio, los trámites notariales y el turismo. A la par, coincidieron en destacar los tres gobernadores, se sigue prestando especial atención a las labores de pesquisaje a la población, la preparación del curso escolar y la producción de alimentos.

Y así, poco a poco, Cuba avanza hacia una nueva normalidad, en la que gradualmente se reactivan las actividades sociales y productivas, sin perder ni un segundo en el titánico empeño de continuar cerrando caminos a una enfermedad que en el mundo ha causado la muerte a más de 500 000 personas.

(Fuente: Granma)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

OMS: "Ninguna vacuna contra la COVID-19 está suficientemente avanzada"


sábado, 04 de julio de 2020
11:03:37 am 

De pie debajo del Monte Rushmore, en vísperas del día de la independencia estadounidense, Donald Trump organizó una celebración desafiante de lo que los críticos dicen que es política de identidad blanca y advirtió que la historia de la nación está sitiada por el "fascismo de extrema izquierda".  (Video) 

"Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos", dijo Trump. "Las turbas enojadas están tratando de derribar las estatuas de nuestros fundadores, desfigurar nuestros monumentos más sagrados y desatar una ola de crímenes violentos en nuestras ciudades".

En un esfuerzo por defenderse, anunció una orden ejecutiva sorpresa que establece "El Jardín Nacional de los Héroes Americanos", un gran parque al aire libre con estatuas de "los mejores estadounidenses que jamás hayan existido", una selección que seguramente provocará debate y controversia. 

"Este monumento nunca será profanado", declaró Trump, provocando vítores. “Estos héroes nunca serán desfigurados. Su legado nunca, nunca será destruido. Sus logros nunca serán olvidados. Y el Monte Rushmore será para siempre como un eterno homenaje a nuestros antepasados ​​y a nuestra libertad".

 

En comentarios que ofrecieron poco a modo de reconciliación, pasó a "rechazar la cultura, expulsar a las personas de sus trabajos, avergonzar a los disidentes y exigir la sumisión total de cualquiera que no esté de acuerdo". Esta es la definición misma de totalitarismo, y es completamente ajena a nuestra cultura y nuestros valores. No tiene absolutamente ningún lugar en los Estados Unidos de América. 

"Este ataque a nuestra libertad, nuestra magnífica libertad, debe detenerse, y se detendrá muy rápidamente". Y agregó sombríamente: “En nuestras escuelas, nuestras salas de redacción, incluso nuestras salas de juntas corporativas, hay un nuevo fascismo de extrema izquierda que exige lealtad absoluta. Si no habla su idioma, realiza sus rituales, recita sus mantras y sigue sus mandamientos, entonces será censurado, desterrado, incluido en la lista negra, perseguido y castigado". 

Haciendo un gesto a la abrumadora multitud blanca, dijo: "No nos va a pasar". Y agregó: "No se equivoquen, esta revolución cultural de izquierda está diseñada para derrocar a la revolución estadounidense".

Cuando el presidente dijo que estaba desplegando la aplicación de la ley federal para proteger monumentos y arrestar y enjuiciar a los delincuentes, la multitud se puso de pie y aplaudió. 

Cuando proclamó: "Quieren silenciarnos, pero no seremos silenciados", hubo cánticos de "¡Estados Unidos! ¡ESTADOS UNIDOS!" 

En un golpe a los profesionales del deporte y otros que se arrodillan para protestar contra la injusticia racial, Trump dijo: "Nos mantenemos firmes, nos sentimos orgullosos y solo nos arrodillamos ante Dios todopoderoso". 

Luego anunció el Jardín Nacional de Héroes Americanos en una orden ejecutiva que decía que debería incluir estatuas de figuras como Frederick Douglass, Amelia Earhart, Benjamin Franklin, Billy Graham, Alexander Hamilton, Thomas Jefferson, Martin Luther King Jr, Abraham Lincoln, Ronald Reagan, Jackie Robinson, Antonin Scalia, Harriet Beecher Stowe, Harriet Tubman, Booker T Washington, George Washington y Orville y Wilbur Wright. 

El Monte Rushmore en Dakota del Sur representa las imágenes de los presidentes estadounidenses George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln. 

Washington y Jefferson poseían esclavos y han encontrado sus legados cada vez más cuestionados desde que el asesinato policial del afroamericano George Floyd en Minneapolis por un oficial de policía blanco el 25 de mayo desencadenó una ola de protestas de Black Lives Matter y el derrocamiento de docenas de estatuas confederadas. 

El viernes, Trump se convirtió en el primer presidente desde George H W Bush en 1991 en asistir a la celebración del día de la independencia del Monte Rushmore. 

Del presidente y el escenario 

El presidente de los Estados Unidos defendió el simbolismo de las estatuas y monumentos ante una multitud abarrotada en un evento que se deleitaba con la incorrección política calculada para encender las divisiones actuales del país y enfurecer a los críticos liberales. 

Había pocas máscaras faciales (tapabocas o nasobucos) y aún menos personas de color en el escenario o en las gradas. 

Después del discurso, Trump se sentó con Melania para ver un espectáculo de fuegos artificiales sobre el monumento, acompañado de música patriótica y lecturas históricas, la primera desde 2009 debido a preocupaciones ambientales y temores de incendios forestales. 

Dakota del Sur dice que el Bosque Nacional Black Hills que lo rodea ha "ganado fuerza" desde entonces y que la tecnología de fuegos artificiales ha avanzado. Pero la amenaza de daño fue un ejemplo más de cómo, si los asesores del presidente hubieran diseñado un truco para incitar a sus críticos en los medios y el Congreso, difícilmente podrían haber elegido un momento y lugar más incendiarios. 

Los manifestantes bloquearon un camino que conduce al monumento. Las autoridades trabajaron para trasladar a los manifestantes, en su mayoría nativos americanos que protestaban por que las Colinas Negras de Dakota del Sur fueron tomadas del pueblo lakota en contra de los acuerdos del tratado y objetando a Trump celebrando la independencia estadounidense en su terreno sagrado.

Unos 15 manifestantes fueron arrestados después de perder un plazo impuesto por la policía para irse.

El Comité Nacional Demócrata tuiteó en un momento que Trump había faltado el respeto a los nativos americanos y que su viaje a Dakota del Sur fue "glorificando la supremacía blanca". Posteriormente eliminó el tweet.

Como en Oklahoma y Arizona el mes pasado, Trump celebró un evento con una gran multitud a pesar de las recomendaciones de los expertos en salud para evitar grandes reuniones en medio de un aumento de casos de coronavirus a un récord de más de 50,000 por día.

Los casos de Covid-19 en el condado de Pennington que rodean el Monte Rushmore se han más que duplicado en el último mes.

Se informó el viernes que Kimberly Guilfoyle, la novia del hijo del presidente Donald Trump Jr, dio positivo por el coronavirus. Ella había viajado a Dakota del Sur pero no asistió al evento.

(Fuente: The Guardian)

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



<a href="http://amigaswebs.blogspot.com/2010/12/traductor-con-banderas-animadas-para-tu.html/" target="_parent">Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Chinese Simplified

 

La página de Mercylatecla, en el centro de Cuba.
Una mujer que desde hace mucho
decidió sus destinos por el periodismo
y el magisterio, y aún sigue apostando
por ambos... junto al café, el fútbol y el rock.




¡Adiós amigo historiador!

Nadie fue tan leal a La Habana,
al patrimonio cubano, a la historia
y la cultura de Cuba y sus hombres,
como Eusebio Leal Spengler,
nuestro Historiador.
















Pronóstico de Tutiempo.net

contador de visitas html

Mi Ping en TotalPing.com












COVID-19
visto por caricaturistas y colaboradores
del suplemento humorístico villaclareño y el DDT










































La belleza del café, no está
en la taza, ni en la marca,
ni en cómo lo preparas,
sino en cómo
y con quien lo tomas.

 

Informe del año 2019 sobre las
afectaciones del Bloqueo a Cuba (PDF)


















En el fútbol, como en la vida,
la velocidad de la cabeza es más
importante que la de las piernas.



PERFECTO ROMERO RAMÍREZ

Premio Nacional de
Periodismo José Martí




Una dosis de buen rock puede
levantar el ánimo como ninguna
otra música; pero hay gente que
no lo entiende, o le teme, o lo odia,
y se deprime criticándolo
o se suicida prohibiéndolo.

 

Archivos

Enlaces

Ms













script src="http://feeds.feedburner.com/Matemticas-NoticiasDeLaCienciaYLaTecnologa?format=sigpro" type="text/javascript" >




















Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next