martes, 29 de septiembre de 2020
5:55:55 pm

  • Al cierre de este lunes se reportaron 48 nuevos casos positivos a la COVID-19 en el país, para un total de 5 mil 531 pacientes diagnosticados; 4 mil 866 recuperados y 122 fallecidos, desde marzo 2020 cuando se reportó el primer infectado con el virus del SARS-CoV-2. Desde entonces y hasta la fecha se han realizado 606 mil 444 pruebas PCR.
  • Un millón de muertes por coronavirus en el mundo.
  • Interviene primer ministro de la República de Cuba en el debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la financiación para el desarrollo 

Lo informó en el habitual espacio informativo de la conferencia de prensa el doctor Francisco Durán García, director nacional de epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap). Asimismo, comunicó que se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínico-epidemiológica 7 mil 298 pacientes: 5 mil 536 en vigilancia, mil 221 sospechosos y 541 confirmados.

Según los resultados obtenidos a partir del análisis de 7 mil 424 muestras de todas las provincias, correspondientes a los diversos laboratorios de biología molecular del país, Cuba suma 5 mil 531 pacientes diagnosticados desde marzo cuando se reportó el primer infectado con el virus del SARS-CoV-2.

En más de seis meses de lucha contra la epidemia, el país acumula 606 mil 444 pruebas PCR realizadas y este 28 de septiembre se dieron un total de 79 altas médicas y no se reportó ningún fallecido. 

El especialista resaltó que continúan con una situación complicada las provincias de La Habana con 30 personas diagnosticadas con el virus con la apertura de un nuevo evento en el día de ayer, Sancti Spíritus con nueve casos y Ciego de Ávila con siete, mientras que Matanzas reporta dos. 

Un millón de muertes por coronavirus en el mundo

Un millón de personas. Esa es la cantidad de muertes que ha dejado hasta este lunes la pandemia de covid-19 en todo el mundo, desde que el virus SARS-CoV-2 fue descubierto en China a finales de 2019.

De "escalofriante" calificó la cifra secretario general de la ONU, António Guterres.

"Y no debemos perder nunca de vista cada una de las vidas individuales que encierra. Eran padres y madres, esposas y esposos, hermanos y hermanas, amigas, amigos y colegas", señaló en un comunicado al poco de conocerse este lunes el simbólico número.   

 

De todas las regiones del mundo, la de América Latina y el Caribe es la que acumula más muertes por covid-19: más de 338.000 hasta la fecha, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Brasil, con cerca de 142.000 fallecidos, México con 76.400 y Perú con 32.200 son los tres países latinoamericanos ubicados entre los primeros diez con más víctimas mortales de la pandemia.

 

Además, a nivel mundial el nuevo coronavirus ha sido detectado en más de 33 millones de personas, siendo Estados Unidos el país con más contagios (7,1 millones) y más muertes (205.000).

En América Latina, los casos confirmados hasta este 28 de septiembre superaban los 9,22 millones.

Argentina está entre los países que ha visto un aumento más rápido en las últimas semanas, con más de 700.000 casos confirmados.

Los expertos advierten que debido a las diferencias en cómo se registran las muertes en cada país, la cifra real probablemente sea mucho más grande.

La región de Oceanía ha sido la menos afectada, con poco menos de 1.000 fallecidos y 33.000 personas a las que se les ha detectado covid-19, según el conteo de Johns Hopkins.

La pandemia se ha extendido a 188 países, casi la totalidad del mundo.

"Sin embargo, podemos superar este desafío. Pero debemos aprender de los errores. Un liderazgo responsable es fundamental. La ciencia es importante. La cooperación es importante. La desinformación mata", dijo Guterres en su declaración.  

 

Las cuarentenas y otras medidas para tratar de detener la propagación del virus han llevado a muchas economías a la recesión.

Al mismo tiempo, los científicos trabajan contrarreloj para desarrollar una vacuna eficaz en tiempo record.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la cifra de muertos podría llegar a dos millones antes de que haya una vacuna fiable disponible.

Ver: El mapa que muestra el número de infectados y muertos en el mundo por el nuevo coronavirus (Del 24 ENE al 28 SEPT/2020)

Los pueblos del mundo necesitan soluciones eficaces e inmediatas

Intervención de Manuel Marrero Cruz, primer ministro de la República de Cuba en el debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la financiación para el desarrollo en la era de la Covid-19. 29 de septiembre de 2020.

Sr. Secretario General:
Sr. Presidente:
Distinguidos Jefes de Estado o de Gobierno:
Representantes Permanentes:

La pandemia de COVID-19 ha impactado negativamente en la salud, las finanzas, la economía, el empleo y la sociedad de todos los países, con efectos más negativos en las naciones en desarrollo.

Ante los crecientes gastos en salud para enfrentar la pandemia y la reducción de los ingresos por la paralización de la economía y del comercio internacional, aumentan los déficits fiscales, comerciales y la balanza de pagos de los países en desarrollo, así como la inseguridad alimentaria.

La crisis mundial actual ha sido agravada por el proteccionismo de los Estados Unidos de América, sus guerras comerciales y sus medidas económicas coercitivas unilaterales a Estados soberanos, contrarias a la Carta de la ONU, al Derecho Internacional y a las reglas comerciales multilaterales.

Cuba ha sido objeto por 60 años de un férreo bloqueo económico, comercial y financiero de alcance extraterritorial, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América, el cual constituye el principal obstáculo al desarrollo económico y social de nuestro país. Se ha recrudecido aun en medio de la pandemia de la COVID-19, obstaculizando la adquisición de medicamentos, equipamiento e insumos médicos vitales en estas circunstancias, negando el más elemental de los derechos: el derecho a la vida.

Ante estos desafíos sin precedentes, se requieren con urgencia respuestas concretas, solidarias, inclusivas, justas, innovadoras y coordinadas. Los problemas globales necesitan soluciones globales, sin discriminaciones, exclusiones políticas, económicas o de cualquier otra índole.

Apoyamos las iniciativas para el alivio de la deuda, aunque son insuficientes; se debe eliminar la impagable deuda externa que cargan los países del Sur, la que, agravada por los efectos socioeconómicos de la pandemia, atenta contra el desarrollo sostenible de los pueblos.

Deben cumplirse los compromisos en materia de ayuda oficial al desarrollo, al incremento del financiamiento externo en condiciones justas, así como al acceso a los mercados y las transferencias de tecnologías.

Los pueblos del mundo necesitan soluciones eficaces e inmediatas. Es hora de la acción. Urgen hechos y no palabras.

Muchas gracias. 

(Fuentes: Infomed/bbcmundo/yahoonoticias/tvcubana)