20180313062607-trump-verificara-hoy-diseno-del-muro-fronterizo.jpg


martes, 13 de marzo de 2018
1:06:39 a.m.
 

Donald Trump tiene programada para hoy su primera visita a la frontera con el objetivo de ver los prototipos del muro fronterizo que asegura será pagado por México. Esta visita ha generado una ola de reacciones entre los legisladores, activistas y habitantes del llamado Estado Dorado. 

Autoridades policiacas mexicanas de los tres niveles han montado un operativo para resguardar desde Tijuana el área aledaña a Otay Mesa, en San Diego, California, donde el presidente estadunidense Donald Trump supervisará ocho imponentes propuestas de muro, uno de los cuales podría convertirse en la barrera que divida a Estados Unidos y México definitivamente.

Bajo un cielo nublado y triste, finalmente se observaban las ocho propuestas del muro fronterizo en pie, inertes, alineados, mostrando sus músculos y su fealdad, como concursantes que esperan el veredicto de los jueces.

Los ocho prototipos miden 30 pies, el triple que la valla ahora oxidada y perforada que se colocó a principios de la década de 1990. Cuatro son de concreto, dos de metal y dos más combinan ambos materiales. Ninguno de estos gigantes tiene un ángulo amable, ni siquiera si se le ve desde el lado estadounidense.



Seis compañías los han edificado con sus mejores trabajadores y maquinaria. Sin embargo, aún no está claro de dónde saldrá el dinero para su financiación, un estimado de 20,000 millones de dólares, aunque Trump insiste en que serán pagados por México.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha rechazado de manera insistente y rotunda tal pago.

El propio presidente estadounidense lo confirmó este sábado en un mitin en Pensilvania donde relató una llamada telefónica con su homólogo mexicano en la que este le pedía que comunicara públicamente que México no va a pagar la construcción del muro, a lo que Trump le contestó: "¿Estás loco? No voy a hacer esa comunicación".

Trump consiguió que el Congreso asignara 20 millones de dólares para la construcción de los prototipos, pero por el momento no ha logrado que los legisladores le otorguen ningún fondo adicional para construir el muro.

Puentes sí, muros no

En la víspera de la visita del presidente, el gobernador Jerry Brown publicó una carta abierta a Trump, que si bien no hace mención de la demanda federal u otras riñas con la administración de Trump, sí exalta “la prosperidad y el crecimiento laboral y económico en California, la sexta economía más grande del mundo".

"En California estamos concentrados en puentes, no en muros. Y no estoy hablando solo en sentido figurado", añadió Brown, cuyo cuarto mandato llegará a su fin este año.

(Fuente: LJM/UV)