martes, 18 de julio de 2017
5:15:16 p.m. 

El cineasta serbio Emir Kusturica ha afirmado que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha devuelto a los rusos el orgullo por su cultura e historia, y a situado a Moscú como una potencia fuerte e independiente en el mundo. 

El destacado director de cine ha elogiado a Putin por sus esfuerzos a la hora de modernizar Rusia. A su juicio, el jefe de Estado ruso ha restablecido a Moscú como una potencia fuerte e independiente en el mundo y de este modo  inspirado en su pueblo el respeto por su patrimonio, que parecía haberse perdido en los turbulentos años 90. 

 

"Lo que realmente me complace es la posición del señor Putin. Su naturaleza gentil ha hecho que Rusia pase, de estar de rodillas en la época de Yeltsin —presidente de Rusia entre 1991 y 1999—, a ponerse de pie y estar orgulloso de la historia y principalmente de la cultura", ha mantenido Kusturica en una entrevista a RT. 

  

El director ha sostenido que es a menudo objeto de críticas por no ocultar su actitud positiva hacia el líder ruso, a quien califica de “héroe”. Incluso una broma de Putin puede causar un revuelo en estos días ya que, en palabras del cineasta, "el mundo de hoy es terriblemente serio". 

Kusturica ha afirmado que una vez atrajo un aluvión de críticas por decir que estaba dispuesto a dejar que Putin colocara misiles en su balcón privado.

"Fui atacado salvajemente por todos aquellos que tenían sospechas y que creían que era posible. Por lo tanto, el mundo se está convirtiendo en un lugar donde los buenos chistes del siglo XX no tienen lugar", ha constatado. 

 

Sobre la reciente reunión de Putin y Donald Trump, Kusturica ha destacado la "incertidumbre en el comportamiento del presidente de EE.UU. "Yo diría que este encuentro nos ha demostrado que Trump no es quien toma las decisiones, y esto es un problema para toda la humanidad". 

Este año Kusturica estrenará el documental El último héroe sobre José Pepe Mujica en el Festival de Cine de Venecia, Italia, a celebrarse del 30 de agosto al 9 de septiembre. La película es un resumen de numerosas conversaciones entre el cineasta y el político que gobernó Uruguay entre 2010 y 2015. 


“(…) Es alguien que vivió la vida de un revolucionario y se trasformó en un buen presidente, un presidente inteligente”, expresó Kusturica en una entrevista con la agencia de noticias AFP durante las jornadas finales del rodaje en Montevideo, que se en 2013. 

En 2005 el cineasta y músico serbio unió su voz en Neuquén, Argentina, a la de miles de personas que en el mundo reclamaban por entonces la libertad de cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos. Kusturica recibió a activistas sociales neuquinos y firmó una tarjeta que demanda al presidente Barack Obama la excarcelación de Los Cinco. 


    

Entre marzo y mayo de 2011, Kusturica, filmó en Cuba una de las historias que integran el filme Siete días en La Habana, un retrato dibujado por siete cortos dirigidos por Laurent Cantet (Francia), Benicio Del Toro (Puerto Rico), Gaspar Noe (Argentina-Francia), Elia Suleiman (Palestina), Pablo Trapero (Argentina), Julio Medem (España) y Juan Carlos Tabio (Cuba).