20170404192449-1068098628.jpg

 

martes, 04 de abril de 2017
1:00:24 p.m.

Los investigadores rusos anunciaron este martes que el atentado que dejó 14 muertos la víspera en el metro de San Petersburgo fue perpetrado por un kamikaze llamado Akbarjon Djalilov, de 22 años, quien, según ellos, también colocó la segunda bomba artesanal desactivada en otra estación.

La investigación ha establecido la identidad del hombre que cometió la explosión en el metro de San Petersburgo. Se trata de Akbarjon Djalilov. 

 

Los servicios de seguridad de Kirguistán, exrepública soviética de Asia Central indicaron que el kamikaze era un ciudadano kirguiso de la región de Och, una zona que ha provisto al grupo Estado Islámico (EI) de un importante contingente de yihadistas.

"El kamikaze en el metro de San Petersburgo (noroeste de Rusia) era el ciudadano kirguiso Akbarjon Yalilov (...), nacido en 1995", declaró a la AFP el portavoz de los servicios de seguridad kirguisos, Rajat Saulaimanov, añadiendo que "probablemente" hubiera adquirido la nacionalidad rusa.


El ataque, que no fue reivindicado, se produce después de que la organización yihadista Estado Islámico llamara a atacar Rusia a raíz de su intervención en apoyo a las fuerzas de Bashar al Asad en Siria, desde septiembre de 2015. 


Se trata de "un desafío lanzado a todos los rusos, incluido al jefe del Estado, incluido a nuestro presidente", afirmó durante una rueda de prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. 

Rusia no había sufrido un ataque de tal magnitud desde la explosión en octubre de 2015 de un avión que cubría la línea entre Egipto y Rusia con 224 personas a bordo, un atentado reivindicado por el grupo EI. 

Desde entonces, las inestables repúblicas rusas del Cáucaso han sido escenario de varios atentados y los servicios de seguridad rusos habían anunciado en varias ocasiones el desmantelamiento de células yihadistas dispuestas a atentar en Moscú y San Petersburgo. 

Las autoridades anunciaron el refuerzo de las medidas de seguridad en el metro de Moscú y en los aeropuertos. Tras varias horas de cierre completo, la red metropolitana de San Petersburgo comenzó de nuevo a funcionar parcialmente durante la noche.