20161119144609-leal-el-ser-humano.jpg

 

8:13:24 a.m. 

El presidente del Congreso mexicano de Patrimonio Mundial, Adolfo Rubio, aseguró que el ser humano centra la gigantesca obra investigativa y restauradora del historiador de La Habana, Eusebio Leal. 

Al comentar el significado de la Medalla 7 de Julio, que impuso ayer 18 de noviembre a Leal durante una gala en su honor en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, Rubio declaró a Prensa Latina que el foro con sede en San Miguel de Allende, Guanajuato, "se llena de honor al congratular al político, ensayista, investigador y restaurador cubano". 

Enfatizó en que la preocupación por los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos, los sectores menos favorecidos económicamente y la tolerancia en la sociedad constituyen la esencia del aporte universal de Leal en la restauración y conservación de la capital cubana. 

Rubio subrayó, además, que ese empeño intelectual, ético y cultural en el sentido más amplio de la palabra resulta especialmente visible en el Centro Histórico de La Habana Vieja, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Oficina de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). 

Explicó que la presea conmemora el 7 de julio de 2008, fecha de inscripción en Quebec, Canadá, de la Villa Protectora de San Miguel y el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco en la lista de patrimonio mundial de la Unesco. 

Titular del Congreso que sesiona anualmente en San Miguel de Allende, Rubio resaltó que Leal es la primera personalidad no mexicana y la sexta a quien se le confiere ese reconocimiento después de Fernando Campeán (2013), Demetrio Bilbatúa (2014), Eduardo Matos (2015), Cristina Pacheco y Miguel León-Portilla (2016), todos muy destacados en la preservación del patrimonio universal. 

(Fuente: PC)