20161029124024-cimavaxegf.jpg

 

6:40:45 a.m. 

El ensayo clínico está previsto que comience en el mes de noviembre y debe du­rar aproximadamente tres años. 

El Instituto del Cáncer Roswell Park, ubicado en Buffalo, lanzará un es­tudio clínico innovador con la vacuna terapéutica cubana para el cáncer del pulmón CIMAvax-EGF, de­sa­rrollada por el Centro de In­mu­no­logía Molecular de Cuba (CIM).

  

Roswell Park es la primera institución estadounidense del sector en recibir un permiso de la Ad­mi­nis­tra­ción de Drogas y Alimentos de Es­tados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para patrocinar las pruebas de una terapia médica cubana en la nación norteña.

CIMAvax-EGF) se obtuvo en el propio CIM y recibió su validación en 2008. En abril del 2015 el Ins­tituto del Cáncer Roswell Park firmó un acuerdo con el Centro de In­mu­nología Molecular (CIM) cubano para llevar a ca­bo los mencionados estudios clínicos en la reconocida institución científica estadounidense.

El ensayo clínico está previsto que comience en el mes de noviembre y debe du­rar aproximadamente tres años.

La vacuna


Cuba cuenta en la actualidad con dos vacunas terapéuticas contra el cáncer de pulmón avanzado de células no pequeñas, el más frecuente y mortífero de los tumores malignos de tan vital órgano, aprobadas para su empleo por el Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), autoridad regulatoria nacional de esos renglones

CIMAvax-EGF es la más reciente, y fue registrada en 2012, después que los ensayos clínicos de rigor mostraron resultados alentadores al reportar un aumento del tiempo de sobrevida en los pacientes a los cuales se les administró, en comparación con los del grupo de control que no la recibieron.

La vacuna no ataca directamente los tumores, sino que estimula en el enfermo la creación de anticuerpos contra una hormona conocida como factor de crecimiento epidérmico (EGF), que interviene en el crecimiento de las células y también en los procesos de carcinogénesis.

De esa forma, CIMAvax-EGF evita que los tumores crezcan, transformando el cáncer avanzado en una enfermedad crónica que pueda controlarse por períodos largos, como sucede con la diabetes o la hipertensión arterial, dando a los pacientes más años de supervivencia y calidad de vida aceptable.

Al igual que en Cuba —donde causa un promedio anual de 5 000 fallecimientos—, en Estados Unidos el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte entre las neoplasias.  

(Fuente: Granma)

Enlace relacionado: