20150515123808-cimavax.jpg

 

6:34:34 a.m. 

Medios de prensa estadounidenses refleja esta semana la llegada a Estados Unidos de la vacuna terapéutica cubana para el cáncer de pulmón de células no pequeñas, Cimavax-EG, gracias al acuerdo que firmaron el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y Roswell Park Cancer Institute durante la reciente visita del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, a La Habana. 

La revista Wired destaca que, en virtud de ese acuerdo, investigadores de EE.UU. realizarán ensayos con la vacuna y seguirán el proceso para lograr su aprobación por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration) de ese país. 

“La posibilidad de evaluar una vacuna como esta plantea perspectivas muy atractivas”, dijo Candace Johnson, la CEO de Roswell Park, quien destacó especialmente el hecho de que las pruebas hasta hoy revelan que la vacuna tiene una toxicidad baja y es relativamente bajo el costo de producirla y almacenarla. 

Johnson espera conseguir aprobación de las autoridades estadounidenses para comenzar las pruebas con Cimavax dentro de seis u ocho meses, y un año después iniciar los ensayos clínicos. 

El reporte de Wired señala que “aunque Cuba es famosa por sus puros, el ron y el béisbol, tiene también algunas de las mejores y más innovadoras líneas de investigación biotecnológica y médica a nivel mundial”. 

Agrega que “a pesar de décadas de sanciones económicas, Fidel y Raúl Castro hicieron de la biotecnología y la investigación médica, particularmente en la medicina preventiva, una prioridad”, y recuerda que desde la creación del Polo Científico habanero, en los 80, la Isla ha logrado varios hitos en el área de la inmunología y las vacunas, “incluidas las vacunas para la meningitis B y la hepatitis B, así como anticuerpos monoclonales” para varios fines. 

Al hablar sobre las condiciones en que se ha desarrollado la industria biotecnológica cubana en las últimas décadas, la directiva de Roswell Park Cancer Institute comentó que “tienen que hacer más con menos, por lo que han tenido que ser mucho más innovadores en el modo en que enfocan las cosas. Por más de 40 años han tenido una prestigiosa comunidad en el área de la inmunología”. 

Los investigadores del CIM de La Habana han trabajado en Cimavax por 25 años, y a partir de 2011 la vacuna está disponible gratis para los cubanos. Desde entonces, Japón y varios países europeos iniciaron pruebas de la vacuna. 

Cimavax no ataca directamente los tumores, sino que estimula en el enfermo la creación de anticuerpos contra una hormona conocida como factor de crecimiento epidérmico (EGF), que interviene en el crecimiento de las células y también en los procesos de carcinogénesis. De esa forma, la vacuna evita que los tumores crezcan. 

Especialistas del CIM han explicado que el objetivo de esa línea de investigación es tratar de transformar el cáncer avanzado en una enfermedad crónica que pueda controlarse por períodos largos, como sucede con la diabetes o la hipertensión arterial, dando a los pacientes más años de supervivencia y calidad de vida aceptable. 

Según Wired, expertos de Roswell Park han afirmado que planean explorar el potencial de Cimavax como una intervención preventiva. Además, como el EGF juega un importante rol en otros tipos de cáncer como los de próstata, senos, colon y páncreas, “todos se convierten en potenciales blancos de esta vacuna”, explicó Kelvin Lee, inmunólogo de esa compañía neoyorkina. 

Thomas Rothstein, biólogo del Feinstein Institute for Medical Research, quien ha colaborado por varios años con el Centro de Inmunología Molecular, destacó que Cuba ha trabajado en otros productos como Racotumomab, también para el cáncer de pulmón pero con un mecanismo totalmente diferente. “Investigadores de todo el mundo están tratando de hallar el secreto del cáncer, y los cubanos están pensando en modos nuevos y muy inteligentes”. 

Al igual que en Cuba —donde causa un promedio anual de 5 000 fallecimientos—, en Estados Unidos el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte entre las neoplasias. 

(Fuente: CC)