20160919031932-un-millon-de-visitantes-estadounidenses-en-2017.jpg


9:19:16 p.m.

Una cifra record de visitantes es esperada en Cuba el año próximo y los gigantescos navíos turísticos son los principales responsables de esa oleada producto del "deshielo".

Carnival, la firma de cruceros de Estados Unidos, incrementará en octubre y noviembre sus viajes a Cuba como respuesta a una "demanda" que podría acercar una "ola" de más de un millón de "americanos" a la isla en 2017, según pronósticos.

La compañía, anunció dos viajes más de sus cruceros a este país el 9 del mes que viene, y otro para el 6 de noviembre. La empresa, una de las mayores de cruceros turísticos del mundo, comenzó a través de su firma subsidiaria Fathom una ruta histórica a la isla el 1 de mayo pasado.

Esta semana, un portavoz de la Fhatom justificó esa acción con el incremento de la "demanda pública" que tuvo hasta ahora su buque MV Adonia, con una capacidad de 700 pasajeros. "Hemos experimentado una fuerte y continua demanda de pasajeros que quieren viajar a Cuba", dijo a periodistas en Estados Unidos Tara Russell, que preside Fathom, según una nota distribuida por Internet.

Hasta ahora el Adonia "toca" los puertos cubanos de La Habana, Cienfuegos, en la costa suroeste cubana, y Santiago, en el este extremo del país, con tarifas que se inician en los 1.599 por persona.

La firma divulgó que el aumento de los viajes ocurrirá respetando las 12 categorías de viajeros que permite el embargo de Estados Unidos, las cuales incluyen académicos e integrantes de proyectos humanitarios. Un ciudadano de Estados Unidos aún no puede viajar como turista a Cuba, según prohíbe la medida de casi 60 años.

En el mismo contexto legal, ocho aerolíneas estadounidenses recibieron permisos de Washington para negociar 110 vuelos diarios a Cuba, 20 de estos a La Habana. Ya iniciaron sus rutas, también históricas, la Jet Blue el 31 de agosto pasado, la American Airlines, que entre sus destinos está el aeropuerto internacional más cercano a Varadero la más importante playa turística cubana, y la Silver Airways, de pequeñas aeronaves.

"Los nuevos vuelos desde Estados Unidos pueden tener disponibles un millón 300 mil asientos para 2017", dijo a ANSA Ramón Martín Fernández, economista y catedrático de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana. "Los cruceros aún no son esenciales aún en ese movimiento, que puede causar pequeños orificios en el embargo que aplica Estados Unidos a Cuba", subrayó.

Según Martín Fernández, "algunos analistas creen que esto podría ser la anticipación de una aprobación en Washington de la libertad de viajar a Cuba para los estadounidenses". "Otros piensan que posibilitará que más de esos ciudadanos vengan, bordeando los límites que imponen los 12 grupos vigentes", estimó.

El experto, no obstante, fue cauteloso al responder si los nuevos viajes por mar y aire desde Estados Unidos traerán finalmente una "ola" de esos norteamericanos a Cuba, que según cifras podría llegar a los tres millones por año.

"Incluso el cese de las prohibiciones de Estados Unidos sobre sus ciudadanos de viajar a este país no sería suficiente porque el bloqueo, tal como consideramos el embargo en Cuba, es una madeja compleja de numerosas medidas y prohibiciones, incluyendo las financieras, que limitarían tal ola", consideró.

(Fuente: CC)