&wid LA TECLA CON CAFÉ

Caen 23 sospechosos en 168 allanamientos en Francia

20151117113218-paris-patrullan-torre-eiffel-r.jpg

 

5:29:06 a.m. 

“Francia está en guerra”, anuncia el presidente Francois Hollande tras movilizar al ejército y convocar a una coalición internacional contra el terrorismo por los ataques del viernes 13 en París. 

Es la guerra, Francia está en guerra", declaró el presidente Francois Hollande al anunciar ante el Parlamento que pedirá cambios constitucionales y ampliar a tres meses el estado de emergencia decretado en el país tras los atentados del viernes 13, además de una coalición global contra el terrorismo. 

Junto al allanamiento de 168 domicilios, la detención de una veintena de personas y la ubicación del presunto autor intelectual de los ataques —el belga de origen marroquí Abdelhamaid Abaoud, de 28 años, que en enero habría viajado de Bélgica a Siria tras intentar dos ataques frustrados en un tren y en una iglesia en Francia—, el gobierno francés lanzó a decenas de miles de militares, gendarmes y policías a patrullar las calles y "cazar a los terroristas" que sobrevivieron a los atentados. 

Además de los detenidos, 104 personas "objeto de una particular atención de nuestros servicios" fueron puestas bajo arresto domiciliario, anunció este lunes el gobierno francés. La policía requisó también 31 armas. 

Ayer por la mañana empezó una difícil vuelta a la normalidad en París. Los alumnos regresaron a clases con sus escuelas custodiadas por militares, como ocurrió en todos los sitios turísticos que comenzaron a reabrir anoche. La torre Eiffel, uno de ellos, fue iluminada con los colores de la bandera francesa en homenaje a las víctimas. 

La simbólica construcción de la capital francesa volvió a estar accesible al público desde las 16:20 horas. El monumento será iluminado las próximas tres noches con los colores azul, blanco y rojo de la bandera de Francia. También se proyectará sobre la torre el lema oficial de la ciudad: "Batida por las olas, pero no hundida" (Fluctuat nec Mergitur, en latín). 

En paralelo, el ministro del Interior, Jean Cazeneuve, anunció la detención de 23 personas en la redada hecha en 19 provincias francesas, mientras que el primer ministro Manuel Valls advirtió la posibilidad de nuevos ataques en los próximos días, en lo que coincidió con John Brennan, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, quien alertó que es probable que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) esté preparando más atentados. 

Frente al Carillon, uno de los restaurantes atacados el viernes, Amelia Lechard piensa lo mismo. Ella perdió un amigo esa noche y ayer acudió a rendir un tributo floral, lo mismo que decenas de personas y familias vestidas de luto. "¿Que si tengo miedo? Esto es solo el comienzo, no sé por qué no tomaron medidas más fuertes antes". 

En cambio, en la Plaza de la República, donde miles de personas guardaron un minuto de silencio al mediodía, Anas Alayoubi pasea con un cartel donde advierte que es musulmán pero no terrorista. Apasionado, discute con cuanta persona se topa. Y no es el único, son muchos más, musulmanes y no, que han concurrido a este lugar y no están de acuerdo con la salida bélica. 

Pero parecen no ser mayoría. En un duro discurso ante el Congreso reunido en Versalles, Hollande auguró una victoria de Francia ante "aquellos que buscan el oscurantismo". 

Yihadistas franceses y belgas —y al menos un sirio— fueron implicados ayer en lo que es considerado el peor ataque en suelo francés desde la Segunda Guerra. 

En un duro discurso pronunciado ante la reunión solemne de las dos cámaras legislativas en Versalles, el presidente Hollande, espoleado por los atentados que causaron al menos 132 muertes, auguró una victoria de Francia ante "aquellos que buscan el oscurantismo". 

Cinco de los siete yihadistas suicidas que participaron en los atentados de París fueron formalmente identificados ayer, luego de que la Fiscalía difundiera el nombre de otros dos de ellos. El primero es uno de los terroristas que actuó en el Estadio de Francia y que llevaba un pasaporte sirio a nombre de Ahmad al-Mohammad, nacido en la ciudad siria de Idleb el 10 de septiembre de 1990. 

Otro es Bilal Hadfi, francés de 20 años residente en Bélgica y el tercero Samy Amimour, 28, oriundo de los suburbios de París. 

El cuarto es otro integrante del comando de la sala concierto Le Bataclan, donde murieron 89 personas. Se trata de Omar Mostefai, francés de 29 años. 

El quinto es Brahim Abdelsam, 31, francés residente en Bélgica y ahora la policía se interesa en las actividades de dos hermanos de Breahim. Uno es Mohamed, liberado en Bruselas tras ser interrogado por la policía que no lo reconoció pese a la foto que ya había circulado de él. El otro es Salah, 26 años, con captura recomendada pero aún prófugo. 

Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas anunció que actuará "inmediatamente" para impulsar una resolución que respalde un alto el fuego en Siria, tal y como figura en el proceso de paz acordado el sábado en Viena durante una cumbre internacional que por primera incluyó a Irán. 

Así lo aseguró el embajador adjunto de Reino Unido, Peter Wilson, cuyo país ocupa este mes la presidencia de turno del máximo órgano de decisión de la ONU. 

(Fuente: milenio)

 

 

 


No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Fotografía

 

La página de MercyLaTecla,
desde el centro de Cuba.
Una mujer que desde hace
mucho decidió sus destinos
por el periodismo y el magisterio,
y aún sigue apostando por ambos.



contador de visitas html


Habana, CUBA



Pronóstico de Tutiempo.net







Mi Ping en TotalPing.com














Los Portales


contador gratis para web

Archivos

Enlaces

Ms













script src="http://feeds.feedburner.com/Matemticas-NoticiasDeLaCienciaYLaTecnologa?format=sigpro" type="text/javascript" >




















Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next