20130218021031-reparacion-de-planeta-media.jpg


17/02/2013 19:55:30 

 

Es cierto que el cubano tiene magnífico sentido del humor y se ríe de sus desgracias, pero eso también lo hacen otros pueblos. La diferencia está en que el cubano lo amplifica, le hace marketing. La mayoría de las desgracias tienen algo de humor, este surge a partir de los errores, de las debilidades, de lo ridículo.

 

Quien nace con aptitudes para el humor tiene que entrenarse para ver la vida en cualquier circunstancia, con el prisma de lo cómico; descubrir el chiste y también provocarlo, incluso completarlo si le faltara algo. La mayor dificultad que tuvo que vencer Pedro Méndez  cuando comenzó en Melaíto fue incorporar esa vigilia permanente.

 

 

Artículos relacionados: