20061022180905-lademocraciacolorboli-caric.jpg

Por Mercedes Rodríguez García. 

La muestra que en esta oportunidad nos regala, como conjunto único, Pedro Méndez Suárez, constituye una parte considerable de la obra de un artista, un intelectual, un periodista de larga ejecutoria; un hombre comprometido con la cultura, la ideología y la política de la Revolución Cubana. 

¿Qué diferencia esta exposición de las casi un centenar, entre colectivas e individuales, que avalan la trayectoria humorística de Pedro? 

Todas, exclusivamente todas las caricaturas, han sido publicadas en el periódico Vanguardia y constituyen una expresión gráfica y artística esencialmente periodística y de la mayor trascendencia que pueda ofrecer un órgano de prensa a sus lectores. 

Humor en Ristre, ahora en la galería de la biblioteca Martí, de Santa Clara, puede considerarse una muestra única por su carácter editorial y la más alta expresión del humor político como pieza táctica en la estrategia política global del país, y sujeta, por supuesto, a la opinión del medio que le ha servido de soporte. Creo que no cometo dislate alguno ni peco de chovinista al catalogarla de pionera y excepcional. 

En tal sentido, el periódico villaclareño reafirma su nombre, al otorgarle al lenguaje gráfico igual importancia que a la palabra —o quizás más—, consciente de que la caricatura editorial define, personaliza, amplía y profundiza el perfil del medio más que cualquier otro recurso formal.

En el periodismo moderno, tanto más en la llamada Era de la Imagen, lo primero que capta al lector es el lenguaje gráfico de este tipo de dibujo, considerado un género más, como el reportaje, la crónica, el comentario, la entrevista… 

Pedro Méndez Suárez, defensor a ultranza de la risa y humorista muy serio, conoce de la efectividad atómica de su pincel —devenido cursor a los impulsos del mouse—, como instrumento idóneo en el tratamiento de la actualidad en su papel interpretativo, comentador, propagandístico, crítico, combativo y creador de opiniones. 

La caricatura de Pedro es capaz de desplegarse en diferentes direcciones para atacar a nuestros enemigos, hacer notables los aspectos más negativos y repugnantes de su política advenediza y rapaz. Ellas ayudan a Vanguardia a romper la visión monolítica de los textos, lo aligera, lo refresca, le otorga una calidad estética que ennoblece sus páginas en el plano artístico, al tiempo que establece una comunicación directa y calurosa con el lector. 

Ante este conjunto, conformado especialmente para la VI edición del Festival Provincial de la Prensa Escrita, quienes la visiten, podrán descubrir los resortes internos que se mueven detrás de la noticia, los hilos ocultos de los hechos, y que Pedro interpreta a través de un discurso plástico preciso en su significado y generalidades; ágil, fresco, cuya presencia sistemática en Vanguardia resulta factor interno insoslayable en su estética y dinámica periodística.    

http://www.bolicarton.com/artistas.php?idart=24