20120204005754-sara.jpg

 

03/02/2012 18:54:18

 

La legendaria cantautora cubana Sara González, falleció en La Habana el 1 de febrero, después de librar una larga batalla por la vida. Cofundadora de la Nueva Trova junto a Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, la cantante fue una de las voces femeninas más emblemáticas de ese movimiento o corriente musical.

 

González, quien había sido sometida en septiembre pasado a una cirugía de colon, murió a la edad de 60 años, dejando «la impronta de su voz en el corazón de los cubanos«, en temas como «Girón: la victoria», inspirado en el triunfo de su pueblo en la invasión de Bahía de Cochinos en 1961,«Qué dice usted» y «Canción de los CDR». 

Pero si hay una canción que supo cantar como ningún otro intérprete es «Su nombre es pueblo», clásico del trovador Eduardo Ramos, quizás porque Sara González constituyó uno de los fenómenos de comunicación artística más relevantes en la música cubana de hoy día. De ahí ese «Amor de millones», tema que popularizó e hicieron suyo sus seguidores. 

Hace siete años Sara González, ya convaleciente, concedió una entrevista a Radio Nederland para la serie «Cuando el canto es poesía». Sara arrimó por un rato su guitarra y en su casa de El Vedado, en La Habana, accedió gentilmente a recibirnos. 

Aunque la mayor parte de los temas tratados en aquel encuentro tenían que ver con su carrera, Sara hizo un recuento amplio de lo que había sido la Nueva Trova Cubana y habló de sus relaciones con Pablo y Silvio. Más que una entrevista, fue una conversación en la que la artista repasó los momentos cumbres que hacen de ese canto la poesía.

 

Girón: La victoria

Autora: Sara González

 

Cuando cambia el rojo color del cielo

por el blanco color de palomas

se oyen las campanas de los hombres

que levantan sus sonrisas de las lomas.

Después que entre pecho y pecho

haya tenido el deseo de quemar,

de matar, de vengar y de vencer.

Y cuando no se olvida que no hay

libertad regalada, sino tallada

sobre el mármol y la piedra

de monumentos llenos de flores y de tierra,

y por los héroes muertos en las guerras

se tiene que luchar y ganar,

se tiene que reír y amar,

se tiene que vivir y cantar,

se tiene que morir y crear.

Canto y llanto de la tierra,

canto y llanto de la gloria,

y entre canto y llanto de la guerra,

nuestra primera victoria.

De luces se llenó mi cielo

de esta tierra insurrecta,

y entre luces se batió seguro

buscando la victoria nuestra.

Hoy se camina confiado

por los surcos de la historia,

donde pelearon los héroes

para alcanzar la victoria.

 

(1974)

 

 

(Fuente: haciendoradio/ Juan Carlos Roque)