20100728021053-2141960-2983691.jpg

Un anillo de paneles solares colocado alrededor del ecuador lunar podría solucionar los problemas energéticos del mundo.Los problemas energéticos del mundo podrían encontrar una solución definitiva en un lugar lejano: la Luna. Esto es lo que plantea una compañía japonesa que pretende crear una Anillo Lunar de paneles solares alrededor del ecuador del satélite.

Utilizando la tecnología espacial más avanzada, desde dicho anillo la energía sería irradiada a la Tierra en forma de láser y microondas, que a su vez serían transformados en electricidad en las centrales de nuestro planeta. La construcción del Anillo Lunar estaría en manos de robots teledirigidos desde la Tierra, y garantizaría, según los ingenieros japoneses, una fuente de energía limpia e inagotable. Por Yaiza Martínez.

Según publica la revista Physorg, esto es lo que propone una compañía japonesa llamada Shimizu Corporation, que está planeando obtener energía solar a una escala mayor que la de cualquier otro proyecto energético previo.

La idea es la siguiente: construir un cinturón de placas solares alrededor del ecuador lunar, que mide unos 11.000 kilómetros, y convertir la electricidad obtenida con ellas en potentes microondas y lásers, que serían radiados a la Tierra, donde finalmente volverían a ser convertidos en electricidad en las centrales energéticas de nuestro propio planeta.

Construido por robots

Shimizu planea, asimismo, que sean robots los que construyan el bautizado como «Anillo Lunar». Estos robots estarían dirigidos durante 24 horas diarias desde la Tierra, y desarrollarían diversas tareas, como la de nivelar los suelos. Un equipo de astronautas apoyaría la labor de los robots in situ.

Otras labores, como la de ensamblaje de la maquinaria y los equipamientos, podrían ser realizadas en el espacio, para después depositar los resultados en la Luna.

Dada la cantidad masiva de paneles solares y otros materiales necesarios para el desarrollo del proyecto, la compañía japonesa propone que los recursos lunares sean aprovechados al máximo.

Dichos recursos o materiales de la Luna podrían utilizarse para fabricar cemento, ladrillos, fibra de vidrio y otros elementos estructurales.