20091114043655-gisela-bell-heredia.jpg

En la mañana del miércoles 11 de noviembre, víctima de cáncer, falleció en La Habana, capital cubana, la querida colega Gisela Bell Heredia, destacada periodista de Radio Rebelde e integrante de la Presidencia Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba. (UPEC)

Conocí a Gisela hace en uno de mis viajes de trabajo a Santiago de Cuba. Entonces trabajaba como redactora-reportera en la emisora Radio Mambí. Luego coincidimos dos o tres veces en ceremonias de premiación, festivales de la radio y congresos de la Organización.

La «Gise», era una mujer muy laboriosa, responsable, alegre, presumida. Era de esas periodistas para quien la ética iba por delante de cualquier acción y situación. En ella se podía confiar: misión que se le diera, podría darse por cumplida, incluso, con antelación.

La última vez que hablamos extenso y seguido fue durante en el memorable VII Congreso de la UPEC, en 1999. Fascinada me contó de su viaje a Angola: «Allá fui, entre otras cosas, a pisar la tierra de mis ancestros», y río con su piel negra y su dentadura blanca.

Así la recuerdo. Jamás la imaginaré de otra manera. No sabía que tuviera cáncer. Su muerte me sorprendió. Si sufrió, debe haber sido en silencio.

Mis condolencias a sus familiares y a colegas cercanos por la pérdida de tan valiosa periodista, mujer y compañera, sepultada en el habanero cementerio de Colón.