20190306200055-33sacramento-del-bautismo-agua-bautismal.jpg

 

miércoles, 06 de marzo de 2019
1:04:36 p.m.
 

Los católicos bautizados son 1.313 millones sobre una población mundial de 7.408 millones de personas, el 17,7%, con un aumento del 1,1% respecto del año precedente. Europa es el único continente con una tendencia casi nula (+0,1%).

Las cifras surgen de las estadísticas del nuevo Annuarium Statisticum Ecclesiae, referidos al año 2017. La redacción del documento estuvo a cargo de la Oficina Central de Estadística de la Iglesia.

En estos días se lo distribuye en las librerías italianas junto con el Annuario Pontificio 2019, ambos editados por la Tipografia Vaticana. Estos documentos permiten actualizar algunos de los aspectos numéricos principales de la Iglesia Católica en el contexto mundial.

Los católicos están distribuidos así por continente: 48,5% en América, 21,8% en Europa, 17,8% en Africa, 11,1% en Asia y 0,8% en Oceanía.

 En la relación entre 2017 y 2016, índices positivos de la tasa de crecimiento de los católicos caracterizan a todas las reparticiones territoriales: respecto del dato mundial del +1,1%, las tasas de variación de Africa y Asia alcanzan respectivamente el +2,5% y el +1,5%, y Europa es el único continente con una tendencia casi nula (+0,1%).

Para América, en cambio, la tasa de crecimiento (+0,96%) se ubica por debajo de la mundial.

La lectura de los datos por continente del número relativo de católicos respecto de la población evidencia a 2017 —pero los del año precedente son muy similares— cómo la presencia de los católicos está diferenciada en las varias áreas geográficas.

Se va de un 63,8% de católicos presentes en la población americana al 39,7% en la europea, el 19,2% en la africana y hasta el 3,3% en la asiática.

También vale la pena subrayar que el área americana está en sí muy diferenciada: si en Norteamérica el porcentaje de católicos es solo del 24,7%, en la Centro Continental y Antillas (84,6%) y en América del Sur (86,6%) la presencia de católicos es mucho más conspicua.

El complejo de las fuerzas de apostolado asciende, al fin de 2017, a 4.666.073 unidades, con un aumento de 0,5% respecto de 2016. El reparto entre los diversos componentes es bastante diferente de continente en continente.

En el promedio mundial, la relación porcentual entre el conjunto de clérigos y el total de operadores pastorales resulta a fines de 2017 del 10,4%, con los valores inferiores en Africa (6,4%) y en América (8,4%), y con valore superiores superiores en Europa (19,3%) y Oceanía (18,2%).

En Asia el porcentaje es próximo al mundial. De la confrontación con la situación numérica de 2016 resalta, porque es la primera vez que se verifica desde 2010, la disminución del número de sacerdotes, que pasaron de 414.969 en 2016 a 414.582 en 2017. Crecen en cambio los obispos, los diáconos permanentes, los misioneros laicos y los catequistas.

En baja los candidatos al sacerdocio en el planeta, que pasan de 116.160 en 2016 a 115.328 en 2017, con un decrecimiento del 0,7%. El cuadro de los flujos continentes parece satisfactorio en la Iglesia africana y asiática, mientras en Europa y América la disminución parece muy evidente.

La distribución de los seminaristas mayores para el continente sigue sustancialmente estable en los últimos dos años. Con referencia a 2017 se observa que Europa contribuye con el 14,9% del total mundial, América con el 27,3%, Asia con el 29,8% y África con el 27,1%.

(Fuente: ANSA)