20190214031124-jvfnhfhaazatugasetdypx-970-80.jpeg.jpg


miércoles, 13 de febrero de 2019
8:20:36 p.m. 
 

¿Será cierto? Según el tabloide británico Daily Express, la NASA informó que el "asteroide apocalíptico Bennu será visible a simple vista en el cielo nocturno del hemisferio occidental, a la derecha de Marte, a partir de las 20 horas el 14 de febrero Día de San Valentín". 

Bennu es "uno de los asteroides potencialmente más peligrosos en las proximidades de la Tierra" y tiene "una alta probabilidad de impactar contra la Tierra dentro de 100 años. Si chocara con nuestro planeta, la roca liberaría 80.000 veces más energía que la explosión de la bomba atómica de Hiroshima", advierte Daily Express. 

El portal de noticias sobre el espacio y astronomía Space.com desmintió la información sobre la posibilidad de ver el asteroide el Día de San Valentín: "… es una total mentira", aseguró Mike Wall, autor de la publicación.

 

"Es posible que Daily Express lo haya sacado de la guía de la NASA de febrero de 2019 para observar el cielo. Esta guía decía que Bennu estará cerca de Marte en el cielo nocturno del 14 de febrero, solo un puño a la derecha del planeta rojo. Pero el artículo de la NASA aclaraba que Bennu ’es demasiado pequeño para verlo sin telescopio’", expresó. 

Además, el periodista científico subrayó que Bennu "no es un ’asteroide apocalíptico’, y la NASA nunca lo calificó como tal". 

"La roca espacial está clasificada como ’potencialmente peligrosa’, pero esa es una designación amplia que se aplica a muchos asteroides de tamaño suficiente cuyas órbitas los acercan relativamente a la Tierra", señaló. Según el autor, "incluso si Bennu golpeara la Tierra, el daño estaría lejos de ser apocalíptico".

 

"Tal impacto sería devastador a escala local, sin duda. Pero los científicos estiman que los asteroides necesitan tener al menos 0,6 millas (casi un kilómetro) de ancho —aproximadamente el doble del diámetro de Bennu— para causar una catástrofe global", agregó. 

Mike Wall opinó que la NASA destacó a Bennu porque el asteroide es el objetivo de la misión de la sonda OSIRIS-REx para recoger muestras de la roca. En enero, se publicaron las primeras fotos hechas por el aparato de la agencia espacial de EE.UU. 

(Fuente: msn)