viernes, 05 de octubre de 2018
11:26:28 p.m. 

El presidente encabezó último saludo fúnebre para el cantante 

"En Francia los poetas no mueren jamás", dijo hoy el presidente francés Emmanuel Macron en el último elogio fúnebre dirigido a "la voz de Francia", el cantante Charles Aznavour, el hijo de la diáspora armenia, fallecido este lunes con 94 años de edad.


Macron habló ante dos mil personas en la explanada de Los Inválidos, el complejo militar histórico más simbólico del país, cerca de la inmensa cúpula napoleónica centelleante bajo el sol de París, en la postrera ceremonia de despedida del gigante de la música francesa conocido en todo el planeta.

"Charles Aznavour se transformó naturalmente, unánimemente, en uno de los rostros de Francia", dijo el presidente, agregando que el "francés se volvió también a través de la lengua. Y fue a través de ella que Aznavour se volvió tan francés y también, como decía, parisino".

"Para millones de personas sus canciones fueron un bálsamo, un remedio, un confort", agregó Macron.

En el lugar estuvieron presentes, entre otros, el presidente de Armenia, Nikl Pachinian, junto a los afectos de Aznavour, comenzando por su mujer Ulla, con la que convivió por medio siglo, sus hijos y otros miembros de la familia, que al principio se habían opuesto a una ceremonia pública.

También concurrieron expresidentes como Francois Hollande y Nicolás Sarkozy, acompañado por su mujer Carla Bruni, la líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, y artistas como Jean-Paul Belmondo, Dany Boon, Eddy Mitchell, Mireille Mathieu, Grand Corps Malade y Enrico Macias, entre otros.

El saludo fúnebre estuvo abierto al público con los límites reducidos del espacio disponible y se transmitió en directo en dos pantallas gigantes, una en el exterior de Los Inválidos para los que no lograron ingresar, y otra, a mil kilómetros en Erevan, la capital de Armenia, donde Aznavour era muy popular y amado. Mañana se formalizará el sepelio con funerales estrictamente privados en Montfort-l’Amaury, pequeña comuna al oeste de París.


Cantante, letrista, compositor y también actor, Aznavour reposará en la tumba familiar, al lado de sus padres y de su hijo Patrick, fallecido con apenas 25 años de edad en 1976.

Hoy al finalizar el discurso de Macron se observó un minuto de silencio al que le siguió la entonación de La Marsellesa, el himno nacional francés.

El féretro de Aznavour fue luego sacado de la explanada bajo las notas de Emmenez-moi (Llévame", uno de sus temas más célebres, cantado a coro por los presentes en medio de una enorme emoción y solemnidad.

El cantante, refirió la fis de Tarascon, falleció por "un edema pulmonar que provocó un colapso cardiorrespiratorio".

La autopsia había sido solicitada por los médicos de la ambulancia que acudió a la vivienda de la localidad de Mouries, donde vivía Aznavour. El cantautor, al parecer, no falleció mientras dormía. Según trascendió fue hallado sin vida en el baño, cerrado con llave desde el interior. 

(Fuente: ANSA)

Lea también: Aznavour: grabando y cenando en Cuba