20180623221529-nigeria-v-islandia.jpg

 

sábado, 23 de junio de 2018
3:37:47 p.m 

Ahmed Musa dio este viernes la alegría a Nigeria al marcar los dos goles para la victoria de su equipo sobre Islandia, en un partido del grupo D de Rusia 2018 que fue muy seguido en Argentina y por todos los que en el mundo hinchan por la Albiceleste, con un expediente negativo en el torneo: 1-1 frente a los nórdicos y 0-3 ante Croacia.

Luego de unos primeros 45 minutos sin mayores incidencias, en la segunda mitad llegaron los dos goles de Musa (minutos 49 y 79) mientras Nigeria desarmaba a unos islandeses que tuvieron algunos chances al inicio del partido.   

 

Luego del partido de este viernes, Croacia tiene total tranquilidad al frente del grupo, con seis puntos. Nigeria ha mejorado su situación, ahora con tres unidades, y Argentina e Islandia (un punto cada selección) la ven más difícil, aunque aún tienen posibilidades de pasar a octavos. 

Para Argentina y Lio Messi el juego de la verdad será el próximo martes frente a las Súper Águilas Verdes de África, donde una victoria aclararía sus posibilidades de acumular cuatro puntos y pasar a octavos. 

La victoria de los argentinos sobre los nigerianos, además, debería ser con un marcador lo más holgado posible, dado que sí los islandeses se impone a Croacia igualmente llegarían a las cuatro unidades, y en ese caso el equipo a avanzar por detrás de los croatas se definiría por goal average, que actualmente es de -2 para los nórdicos y -3 para los sudamericanos. 

Argentina:  del desencanto a la ilusión

La victoria de Nigeria sobre Islandia le permite a la Albiceleste contar con una chance concreta de avanzar a octavos en Rusia 2018™.

Para eso deberá ganarle a los africanos el martes en San Petersburgo pero también estar pendiente de los que pase entre islandeses y croatas en Rostov.

Los escenarios posibles:

  • Si vence a Nigeria e Islandia no puede con Croacia, se clasifica.
  • Si ganan Argentina (-3 goles) e Islandia (-2) definirá la diferencia de gol.
  • Si Argentina gana 2-0 e Islandia 2-1, igualarán en todos los criterios de desempate (puntos, diferencia de gol, goles a favor). Y definirá la tabla del Fair Play: hoy Islandia (0 puntos) tiene ventaja sobre Argentina (-3).
  • Si Argentina empata o pierde, estará automáticamente eliminada

Ganar es una obligación y el desafío de Jorge Sampaoli es armar un equipo que revierta la imagen y encuentre respuestas anímicas y futbolísticas que, hasta ahora, han estado ausentes, principalmente en el segundo tiempo contra Croacia.

Tras usar a 18 de los 23 jugadores que trajo a Rusia, las dudas le ganan a las certezas.

¿Sostendrá a Willy Caballero tras su desafortunada acción en el primer gol croata?

Esperan su oportunidad Franco Armani, quien llegó al Mundial sin haber debutado con la selección, y Nahuel Guzmán, quien ingresó por la lesión de Sergio Romero, pero tiene seis partidos con la albiceleste y fue una constante del proceso eliminatorio. En este contexto, cualquiera de ellos podría ir en lugar de Caballero si el técnico decide cambiar.


¿Jugará con línea de tres, cuatro o cinco zagueros?

El esquema definirá los nombres, no al revés. A la zaga le ha faltado solidez y, en la búsqueda de esa seguridad, sólo le falta probar al lateral Cristian Ansaldi y al central Federico Fazio. Fazio incluso asomaba como titular antes del torneo, pero hasta aquí no entró ni un minuto. Tanto Marcos Rojo como Gabriel Mercado tuvieron sus chances, pero ninguno de ellos jugó los dos partidos. Sólo el central Nicolás Otamendi y lateral izquierdo Nicolás Tagliafico parecen tener sus lugares asegurados.

¿Mantendrá el esquema de doble cinco o probará con sólo un volante central y otro mediocampista más ofensivo?

La lesión previa al torneo de Manuel Lanzini alteró los planes de Sampaoli, quien lo pensaba como posible enlace en la búsqueda de sociedades para Lionel Messi.
En varias prácticas probó con Giovani Lo Celso cerca de Mascherano o más adelantado, pero luego juntó a Masche con jugadores de características menos creativas: Lucas Biglia primero y Enzo Pérez, después. 
Es más, cuando sacó a Pérez ante los croatas se inclinó por poner a Paulo Dybala como media punta. Lo Celso, el único enganche natural del plantel, aún no ha visto acción. Ever Banega, que entró en el segundo tiempo ante Islandia, puede ser otra alternativa para desdoblarse entre la marca y la creación. En esa doble función, pero por afuera, Marcos Acuña parece haberse ganado un lugar.

¿Quiénes ocuparán las bandas?

Las bandas son cruciales para el técnico en ataque y quienes las ocupen jugarán un rol clave. Maximiliano Meza no desentonó, igual que Cristian Pavón con su aporte desde el banco, pero ninguno parece ser indiscutible. El técnico dijo que no quería cargar de responsabilidades al joven de Boca Juniors, aunque con su velocidad puede hacer diferencias ante defensores atléticos y rápidos. El que espera otra oportunidad es Ángel Di María, que pasó de ser titular ante los islandeses a mirar sentado a los croatas. Su experiencia y jerarquía pueden ser útiles en un partido decisivo.

¿Quién será el 9?

Sergio Agüero hizo el único gol argentino en el Mundial. En el primer partido llegó a compartir el ataque con Gonzalo Higuaín, pero en el segundo fue reemplazado por él.Entre las opciones está que Sampaoli opte por un 9 de área para lidiar con la férrea defensa nigeriana, y ahí el Pipita tiene características únicas.
Otra alternativa es que Paulo Dybala tenga su oportunidad como centro delantero. Más allá de las dudas, la certeza es Argentina sigue viva y depende de sí misma, algo que parecía imposible entre la sensación de eliminación que rodeaba al equipo luego de la derrota ante Croacia. Ahora tiene la chance de seguir aspirando a lo máximo en el último partido de la zona.

(Fuente: Cubadebate/FIFA)