20180609124947-nuevos-deslizamientos-.jpg


sábado, 09 de junio de 2018
6:32:20 a.m.

La búsqueda de casi 200 desaparecidos por la potente erupción del volcán de Fuego en Guatemala, se vio dificultada este viernes por la amenaza de nuevos deslizamientos en la zona, donde al menos 110 personas murieron desde el domingo pasado. 

La comunidad San Miguel Los Lotes, en el sureño municipio de Escuintla, quedó sepultada bajo toneladas de ceniza y arena caliente tras la erupción volcánica, que cinco días después mantiene una fuerte actividad que obligó desde el miércoles a detener las tareas de rescate. 


Los vecinos de la zona son los únicos que rompen láminas de metal y cavan en la arena, en algunas partes aún caliente, debido a que los batallones de socorristas no han ingresado por la incesante actividad volcánica y la inestabilidad del terreno.

Los protocolos internacionales establecen que después de 72 horas de una tragedia se deben suspender las operaciones de búsqueda al considerar que ya no hay posibilidades de encontrar sobrevivientes. 

Los familiares de los fallecidos critican la lentitud para identificar los cadáveres recuperados de la falda sureste del volcán. 

Sobrevivientes con serias quemaduras han sido trasladados a hospitales de Estados Unidos y México para ser tratados. 

Una comitiva de varias instituciones recorrió el viernes las comunidades afectadas para pedir a los vecinos que abandonen la zona, sin embargo preferían quedarse para proteger sus pertenencias. 

Nuevos flujos piroclásticos amenazan constantemente tras una fisura en el cono que expulsa gases y que se abrió por la explosión del domingo 3 de junio, según el estatal Instituto Vulcanológico. 

El volcán, de 3.763 metros de altura y situado a 35 km al suroeste de la capital, registró ese día su erupción más fuerte de las últimas cuatro décadas, dejando al menos 110 muertos y 197 desaparecidos en medio de un explosivo flujo de rocas ardientes, gases y ceniza. 

La tragedia dejó además 57 personas heridas y 12.407 evacuadas, de las cuales 4.174 permanecen en albergues, según el último balance divulgado por la Conred, ente estatal a cargo de la protección civil. 

(Fuente: AFP)