20180526123231-huracanes-2019-la-tecla-con-cafe.jpg


sábado, 26 de mayo de 2018
6:24:00 a.m. 

Según meteorólogos estadounidenses la temporada de huracanes en el Atlántico este año será sumamente ajetreada, con hasta 16 tormentas y nueve huracanes. (Foto: República Dominicana registra fuertes vientos y lluvias ante proximidad de huracán Irma, 7 septiembre 2017)

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) pronostica que entre uno y cuatro huracanes serán de "gran magnitud", con vientos de por lo menos 178 kilómetros por hora (111 millas por hora). 


Si ese pronóstico se cumple, la temporada podría superar la cifra normal. En promedio, una temporada de huracanes produce 12 tormentas nombradas, de las cuales seis se convierten en huracanes y de ellos tres son de gran severidad. 


La temporada de huracanes en el Atlántico oficialmente comienza el 1 de junio y dura seis meses, pero parece estar adelantada. 

El Centro Nacional de Huracanes ha advertido sobre la posibilidad de fuertes lluvias e inundaciones en Florida el fin de semana a causa de la formación de un sistema tropical llamado Alberto. 

Los expertos han dicho que las condiciones son favorables para que la tormenta Alberto, se organice cuando esté en las aguas del golfo. 

Las lluvias en Cuba 

Independientemente de los cambios que ocurran en su intensidad durante su probable paso por el Canal de Yucatán en dirección al sudeste del Golfo de México, hoy sábado las lluvias asociadas a las bandas de nublados de la tormenta subtropical  Alberto continuarán afectando el occidente y centro de Cuba, donde pueden llegar a ser fuertes y localmente intensas. 

No se descarta que ocurran inundaciones costeras ligeras a moderadas en zonas bajas del litoral sur occidental, debido a la persistencia de vientos de región sur. 

Considerado un organismo extemporáneo al surgir antes del comienzo oficial de la temporada ciclónica el venidero 1ro. de junio, el sistema se formó en la mañana de ayer en el noroeste del mar Caribe a unos 315 kilómetros al suroeste del Cabo de San Antonio, extremo occidental de la provincia de Pinar del Río y en horas de la tarde permanecía casi estacionario en las mares al este y cerca de la porción nordeste de la Península de Yucatán, mostrando dos centros de circulación, algo común en los organismos débiles. 

A diferencia de los ciclones tropicales, los subtropicales tienen la característica fundamental de tener una estructura asimétrica con la zona de vientos máximos y las áreas de nublados y lluvias más fuertes bastante alejadas del centro. De acuerdo con la intensidad de los vientos se clasifican en depresión subtropical y tormenta subtropical. En no pocos casos con el paso de las horas pueden transformarse en tropicales. 

Llama la atención que por tercer año consecutivo aparecen organismos extemporáneos antes del inicio de la temporada, pues en el 2016 ocurrió la tormenta subtropical Alex (13 de enero, y  llegó a huracán), mientras que el pasado año Arlene lo hizo como tormenta tropical el 20 de abril. 

(Fuente: AP/Granma)