20180317153639-cuba-china-755x490.jpg

 

sábado, 17 de marzo de 2018
6:03:55 a.m. 

Cuba recibió ayuda de China por unos 36 millones de dólares para ejecutar seis proyectos en beneficio de sectores claves como ganadería, energías renovables e infraestructura hidráulica. 

La ayuda incluyó suministros de equipos para el programa de recuperación ganadera y la modernización tecnológica de la Aduana General de la República; materias primas para la fabricación de paneles solares fotovoltaicos, entregas de arroz, así como de equipos y maquinarias para acueductos y labores de saneamiento. 

El viceministro primero del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) en la Isla, Antonio Luis Carricarte, y el embajador Chen Xi oficializaron el cumplimiento de los planes. 


Chen Xi destacó la voluntad de continuar trabajando con Cuba en los ámbitos político, diplomático, económico, comercial y cultural, como muestra de las sólidas relaciones entre ambos países.De acuerdo con el funcionario, están en estudio otros proyectos bilaterales de colaboración, a poner en ejecución dentro de poco. 

Por su parte, el represntante del Mincex apreció que China constituye una fuente de donativos y créditos de gran trascendencia. La modernización tecnológica de los servicios de aduana, ejemplificó, permitirá dar respuestas al creciente arribo de turistas.  

Carricarte confirmó, además, el interés de Cuba en la iniciativa china de la Franja y la Ruta; un ambicioso plan de inversiones en infraestructura y para el fomento de los nexos comerciales en Asia, Europa y África, que también puede ser provechoso para América Latina y el Caribe. 

En particular, distinguió las proyecciones del programa nacional de desarrollo hasta 2030 en cuanto al despliegue de la logística y las conexiones marítimo-portuarias. 

 

Por su posición geográfica, Cuba podría desempeñar un papel importante en los nodos de comunicación en el área, comentó. 

Trabajamos, informó, con las autoridades chinas para encontrar puntos comunes entre nuestro plan nacional de desarrollo hasta 2030 y la iniciativa de la Franja y la Ruta. 

A juicio del directivo, la propuesta de la nación asiática sobresale por su carácter inclusivo, el respeto a la soberanía de los países y la ausencia de condicionamientos. 

(Fuente: PL/Cubadebate/ACN)