jueves, 22 de febrero de 2018
8:53:22 a.m.  

Una más entre las masivas protestas que continúan en diferentes estados norteamericanos, el video de Scott-Dani Pappalardo en el que se filma a sí mismo destruyendo un fusil AR-15 —igual al utilizado por Nikolas Cruz para matar a 17 personas en la ciudad de Parkland—, ha movilizado a cientos de coterráneos en las redes sociales, quienes ahora lo imitan. El clip ya supera los 21 millones de reproducciones. 

Pappalardo, residente en Nueva York, apoyaba tenencia de armas, pero cambió y destruyó en vivo su fusil de asalto: “Decidí asegurarme de que esta arma nunca quite una vida”, dijo. 

Muy a lo yanqui, pero con esta acción ha dado paso a un movimiento llamado #oneless (uno menos), que se ha extendido por todo EE.UU.    

   

En su video subido a Facebook, Pappalardo asegura no ser cazador, y dice emplear su arma sólo para su afición al tiro al blanco. Cuenta también que había adquirido el fusil 30 años atrás. Y si bien no estaba en sus planes dispararle a nadie, decidió destruirlo para asegurarse de que no caiga jamás en las manos de alguien que sí esté dispuesto a hacerlo.

"Hoy decidí asegurarme de que esta arma jamás quite una vida, que su caño nunca apunte a nadie. Lo pensé bien ¿MI derecho a poseer esta arma está por encima de la vida de alguien? Un arma como esta puede causar mucha muerte y destrucción. Miren las imágenes de las víctimas y piensen si este derecho es más importante. Yo creo que no", explica. 

"Dicen que hay muchas armas como esta en circulación. Bueno, ahora hay una menos. Sé que muchos me van a tratar de estúpido por hacer esto, pero fue una elección personal. No puedo vivir sabiendo que mi arma podía ser usada algún día para u acto horrendo como el del otro día en Florida", manifestó, haciendo referencia a la reciente masacre de Parkland.

Tras exponer sus razones, Pappalardo cortó su fusil en tres partes, y abogó por un futuro donde exista un mayor control sobre las armas.   

  

Acusado de pasividad ante los frecuentes tiroteos y presionado por la opinión pública, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dio el miércoles un tímido paso hacia el control de armas. El martes firmó un memorándum exhortando al procurador general de la nación a proponer una norma que prohíba la venta de piezas que permitan convertir un arma semiautomática en automática, aumentando su poder fuego. 

  

Este miércoles el presidente norteamericano se reunió con los padres y supervivientes de matanzas escolares. 

Trump escuchó duros testimonios de los supervivientes o familiares de víctimas de varios tiroteos, y su propuesta de armar a los profesores recibió críticas de algunos de los asistentes.

"Mi esposa es profesora y ella le diría que los maestros ya tienen suficientes responsabilidades como para además tener la enorme responsabilidad de la fuerza letal que puede acabar con una vida", dijo Mark Barden, cuyo hijo de cinco años Daniel fue asesinado en el tiroteo de Newtown (Connecticut) en el 2012.

Firme partidario del derecho a poseer y portar armas, de todas formas Donald Trump ha dado indicios en los últimos días de estar dispuesto a sopesar ideas que no se ajustan a la ortodoxia de la National Rifle Association, incluidas las restricciones de edad para adquirir armas de asalto. Los propietarios de armas forman una parte crucial de su base de seguidores.

(Fuentes: MP/EM/CRH/EFI)