20170707154054-joaquin-navarro-valls.jpg

 

viernes, 07 de julio de 2017
7:22:16 a.m. 

Este miércoles 5 de julio, a causa de un cáncer de páncreas falleció el español Joaquín Navarro-Valls, quien fuera durante más de 20 años Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede.  

Navarro-Valls, de 80 años, sirvió a la Iglesia en el importante cargo del Vaticano entre 1984 y 2006, cuando lo sucedió el sacerdote jesuita P. Federico Lombardi.

Considerado como el hombre que replanteó las comunicaciones vaticanas, Navarro-Valls, periodista y miembro del Opus Dei, licenciado en medicina, llegó a finales de 1984 y cambió todo, a partir de la idea de una comunicación moderna que había pensado Pablo VI. “La comunicación estaba poco adaptada al ciclón Wojtyla”, expresó entonces.


El antiguo portavoz del Vaticano visitó Cuba en octubre de 1997, tres meses antes del histórico viaje de Juan Pablo II a la isla, el 21 de enero de 1998. En aquella ocasión Navarro-Valls sostuvo una larga conversación durante una cena con el presidente Fidel Castro, fallecido el 25 de noviembre del pasado año.

“Para compartir la amistad no hay que compartir las creencias”

Pasados 14 años de la visita de Juan Pablo II a Cuba Fidel —ya liberado de la presidencia— conversó en La Habana con Benedicto XVI, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, a quien también el pueblo acogió alegre y respetuoso, y con quien evocó el diálogo que sostuviera con el entonces portavoz Joaquín Navarro Valls, sobre las estrellas y la vida extraterrestre, y referido en el artículo La necesidad de enriquecer nuestros conocimientos, publicado en Granma el 29 de marzo de 2012.

  

“Cuando el Papa Juan Pablo II visitó nuestro país en 1998, más de una vez antes de su llegada conversé sobre variados temas con algún enviado suyo. Recuerdo particularmente la ocasión en que nos sentamos a cenar en una pequeña sala del Palacio de la Revolución con Joaquín Navarro Valls, Vocero del Papa, sentado frente a mí. A la derecha estaba un sacerdote amable e inteligente que venía con el Vocero y acompañaba a Juan Pablo II en las misas.

“Curioso por los detalles, le pregunto a Navarro Valls ¿Usted cree que el inmenso cielo con millones de estrellas se hizo para placer de los habitantes de la tierra cuando nos dignamos a mirar hacia arriba alguna noche? ‘Absolutamente’ —me respondió. ‘Es el único planeta habitado del Universo’.

“Me dirijo entonces al sacerdote y le digo ¿qué piensa usted de eso padre. Me responde: ‘A mi juicio hay un 99,9 por ciento de posibilidades de que exista la vida inteligente en algún otro planeta’. La respuesta no violaba ningún principio religioso. Mentalmente multipliqué no se sabe cuántas veces la cifra. Era el tipo de respuesta que yo consideraba correcta y seria.

“Después aquel noble sacerdote fue siempre amistoso con nuestro país. Para compartir la amistad no hay que compartir las creencias”.

Joaquín Navarro-Valls nació en Cartagena, España, el 16 de noviembre de 1936.

Estudió en la Universidad de Granada, Navarra y Barcelona, obteniendo un título en Medicina y Quirúrgica en 1961, uno en Periodismo en 1968, y uno de Ciencias de la Comunicación en 1980.

 (Fuente: ACIP)

Enlaces relacionados: