lunes, 17 de abril de 2017
3:43:25 p.m. 

La pelota de béisbol que se pegó en el protector de pecho del cátcher puertorriqueño Yadier Molina durante un partido este mes alcanzó ,015 en una subasta en internet organizada por los Cardenales de San Luis que terminó el domingo en la noche. Cincuenta y ocho personas presentaron ofertas. 

El pasado 6 de abril, el relevista de los Cardenales Brett Cecil ponchó al bateador emergente de los Cachorros de Chicago con un lanzamiento que pegó en la tierra. 


La pelota rebotó y de alguna forma se adhirió a la pechera de Molina mientras el cátcher, galardonado con el Guante Oro, miraba alrededor intentando dar con ella. Para cuando se dio cuenta de dónde estaba, Szczur estaba ya en primera base. 

Grandes Ligas analizó la extraña jugada y concluyó que no existió una violación de las reglas. Molina explicó que no tenía ni idea de cómo el lanzamiento de Cecil terminó en su peto. Preguntado por si la pieza tenía alguna sustancia pegajosa, el receptor respondió que era una “pregunta tonta”. 

Desde el debut de Molina en las Grandes Ligas, San Luis, ha aparecido nueve veces en los playoffs y ha ganado dos títulos de la Serie Mundial. 

El puertorriqueño ostenta de por vida un promedio de .285, con 108 jonrones y 703 impulsadas en 1,611 juegos. Pero su mayor valor reside en sus virtudes defensivas. 

Ha ganado ocho veces el Guante de Oro. Sólo el boricua Iván Rodríguez (13) y Johnny Bench (10) suman más entre los receptores. 

De igual modo, Molina ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo del cuerpo de pitcheo de los Cardenales. 

(Fuente: MPR/IPC)