20170309133944-la-victoria-esperada-de-cuba-contra-china.jpg

 

jueves, 09 de marzo de 2017
7:30:14 a.m.
 

Con producción ofensiva de seis carreras y catorce hits, la selección cubana superó con facilidad a su similar de China, que apenas pudo conectar un imparable a cuatro lanzadores y salió del estadio Tokyo Dome con su segunda derrota en Clásicos Mundiales ante nuestro conjunto (la anterior 12-0 en 2013). 

El abridor Vladimir Baños (foto) resultó indescifrable para sus rivales, al recetarles cinco entradas casi perfectas con cuatro ponches y 13 retirados de forma consecutiva. Solo un hombre, Yang Shunyi, le arruinó un desempeño al pegarle de hit al jardín derecho justo cuando casi terminaba su labor.

Vladimir García, Liván Moinello y Miguel Lahera completaron la lechada —segunda del torneo que empezó este 6 de marzo—, en una correcta estrategia de rotación para poder tener listo a todo esl staff para el encuentro decisivo del viernes contra Australia.

   

Los cuatro carreras iniciales de los muchachos que dirige Carlos Martí cristalizaron en la parte baja de la cuarta entrada, al combinarse hit de Carlos Benítez, pelotazo a Frank Camilo, imparable del talentoso Yoelkis Céspedes, así como triple de Roel Santos y doble de Alexander Ayala.

Luego sumaron una más en el sexto y otra en séptimo para alcanzar su primer triunfo en esta edición y la número 14 en la historia de los Clásicos, donde Cuba siempre ha pasado a la segunda ronda, aspiración nuevamente ahora de esta formación.


Los mejores bateadores cubanos contra los chinos fueron Roel Santos (5-3, par de impulsadas e igual cantidad de anotadas), Alexander Ayala (4-3 con un remolque y dos tubeyes) y Yurisbel Gracial (4-3 con pareja de dobles y de bases robadas).

Tal y como había anunciado con antelación el mánager cubano, Lázaro Blanco será quien suba al montículo el próximo viernes frente al equipo de la Isla-continente, en lo que pudiera ser el desafío más importante de la carrera deportiva del granmense.

(Fuente: Trabajadores)