20170214020021-premios-grammy-2017-2332685w620.jpg

 

lunes, 13 de febrero de 2017
7:53:24 p.m.

La 59ma edición de los Grammy Awards pasará a la historia por haber sido el terreno de enfrentamiento entre las dos reinas de la música internacional: Adele y Beyoncé. 

Antes del inicio de la ceremonia, la favorita era la Queen Bee, que llegaba al Staples Center con nueve candidaturas, que le permitieron convertirse en la artista más nominada en la historia de los Grammys. 

Con los dos gramófonos de oro logrados anoche, Beyoncé sumó 22 en su carrera, alcanzando de esta manera a grandes de la música como Stevie Wonder, Chick Corea y U2.

La cantante británica, en cambio, fue nominada en cinco categorías, las cuales ganó en todas: Best Record of the Year, Best Song of the Year y Best Pop Solo Performance (por Hello), Best Album of the Year y Best Pop Vocal Album (por 25).

Elegida la Reina Musical de 2016, le rindió homenaje a George Michael, aunque le tocó vivir un hecho desafortunado durante le ejecución de "Fast Love".

"Me disculpo si ofendí a alguien en algún lugar del planeta", fueron las palabras del artista británica al retirar el premio a Canción del Año.

Adele tiene ahora la cifra de 15 gramófonos de oro, y se ubicó a dos de distancia de Ray Charles y Eric Clapton.

No a Trump y al Dakota Access Pipeline

Durante la ceremonia de los Grammy Awards 2017 no faltaron las referencias al presidente de Estados Unidos Donald Trump. La primera en hacerlo fue Jennifer López, que apenas 12 minutos después de comenzar la velada y de anunciar la victoria de Chance The Rapper como Best New Artist, comentó:

"En este momento particular de la historia, nuestras voces son necesarias más que nunca. Como dijo una vez Toni Morrison —escritora estadounidense de origen afroamericano—, es éste el momento en el cual los artistas deben trabajar.

"No hay tiempo para la desesperación, no hay lugar para la piedad, no hay necesidad de silencio y no hay espacio para el miedo", señaló. "Esta noche celebramos nuestro lenguaje más universal, la música, en honor a las voces del pasado y el presente".

Después de JLo fue el turno de Paris Jackson. La hija del Rey del Pop subió al escenario para presentar la performance de The Weekend junto a los Daft Punk.

"Podemos realmente utilizar este entusiasmo para protestar contra los acueductos. No al Dakota Access Pipeline", dijo en referencia al acueducto estadounidense que pasa por una reserva india de los Sioux, y que ahora vuelve a impulsar el presidente Trump.

(Fuente: ANSA)