20170201151350-jorge-luis-mazorra-miembro-de-la-asamblea-nacional-de-cuba.jpg

 

miércoles, 01 de febrero de 2017
9:05:03 a.m. 

Así lo afirma Jorge Luis Mazorra, segundo miembro más joven de la Asamblea Nacional de Cuba: “Nací en 1992, en pleno inicio del Periodo Especial, y formo parte de una generación que solo conoce carencias materiales”, relata. 

“Como diputado y delegado de base, no cobro salario alguno. En la Asamblea Nacional, solo hay siete diputados (as) que están liberados y cobran salario, explica quien comparto mis estudios de Ingeniería en la CUJAE con las labores de diputado, las de delegado en el barrio, y por tanto, con las de la Asamblea municipal, en Marianao, La Habana. 

—¿Qué piensas cuando la prensa internacional plantea que en su país que la juventud está excluida de la dirección política? 

 “El joven es crítico y renovador por naturaleza, y tiene un papel clave a la hora de mejorar y transformar su propia sociedad”,  responde el parlamentario que desde los 18 años (ahora tiene 23), inició en la política como delegado de su circunscripción.   

  

Jorge Luis es el segundo miembro más joven de la Asamblea Nacional de Cuba, participa en la Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento, donde funcionan  87 grupos de amistad con Cuba, con los que se relaciona asiduamente. 

El 78 % de la Asamblea está compuesto por personas que nacieron después del Triunfo de la Revolución, con una media de 48 años. El 48,86 % son mujeres, llegando a la práctica paridad técnica, sin una Ley de Cuotas que lo indique. 

“Es lo que quiere aprovechar Estados Unidos para crear en Cuba una brecha entre juventud y generación histórica, que no vamos a permitir”, afirma de manera rotunda  Mazorra al abordar la estrategia norteamericana destinada a influir en sectores de la sociedad civil de la Isla, como la propia juventud. 

(Fuente: CI)