20161227184804-anunciar-la-muerte-de-britney-spears.jpg

martes, 27 de diciembre de 2016
12:35:49 p.m. 

Las cuentas en Twitter de Bob Dylan y Sony Music fueron hackeadas ayer para anunciar la muerte de la cantante Britney Spears.

En la de Sony Music podía leerse “RIP @britneyspears #RIPBritney 1981-2016” y “Britney Spears ha muerto en un accidente”. Y en la de Dylan aparecía el mensaje: “Descanse en paz @britneyspears”. 

Inmediatamente, el mánager de Spears negó la muerte de la famosa.

Todo parece indicar que se trató de una acción del grupo de hackers conocido como OurMine, que de este modo denuncia los fallos de seguridad en la red.

En Junio de 2016 OurMine atacó al director ejecutivo de Google, Sundar Pichai. La infiltración en la cuenta se hizo evidente cuando, desde la cuenta de Twitter de Pichai, se empezaron a enviar mensajes a través de la red Quora admitiendo el hecho. Algunas de las publicaciones fueron "hackeado" o "Hey, somos OurMine, estamos probando tu seguridad, por favor visita OurMine para mejorarla".

El pasado agosto, la propia Spears confesó en una radio que estuvo a punto de morir ahogada en sus últimas vacaciones en Hawái. Tras meterse en el agua, cuenta que le pareció “que era como una piscina de olas”.

  

“Estaba en un momento agradable y refrescante, simplemente hermoso. Pero lo que no pensé es que cuando quieres regresar (a la orilla), las olas eran realmente fuertes”, dijo. La corriente arrastraba a la cantante hacia el interior del océano. “Me succionó hacia el fondo, como durante cinco minutos. Estaba, literalmente casi ahogada. Y pensaba, ¿dónde está mi seguridad? ¿Me van a dejar morir aquí? Y entonces me encontré con otra ola que me llevó al fondo”, explicó angustiada.

Más de Dylan 

Este  24 de mayo Dylan cumplió 75 años, un onomástco de oro que culminó con el Nobel de Literatura "por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción". Su obra es tan inabarcable como el rastro de la influencia en generaciones de músicos y poetas. 

Dylan fue el único que faltó a una recepción que organizó la Casa Blanca con los ganadores estadounidenses de los Nobel 2016. 

Josh Earnest, portavoz del Presidente, dijo a los periodistas: “Desafortunadamente, Bob Dylan no estará hoy en la Casa Blanca. Así que todo el mundo puede relajarse”.Previamente, Dylan había tardado más de un mes en aceptar el Nobel y luego informó a la Academia Sueca que no acudirá a recogerlo porque en esas fechas tiene otros compromisos.

 

Cuatro años antes, Bob Dylan — también en la Casa Blanca— hizo gala de su particular carácter esquivo durante la entrega de las Medallas de la Libertad. Ni las elogiosas palabras que le dedicó el presidente Barack Obama ni la solemnidad del acto lograron cambiar un ápice el gesto avinagrado del cantante, parapetado durante toda la ceremonia tras unas gafas de sol. 

Este  junio el músico, cantante y poeta estadounidense celebró el medio siglo  de la canción Like a Rolling Stone, un tema con el que la banda inglesa marcó a varias generaciones y que ha conseguido convertirse en un himno ya no sólo para sus seguidores, sino para los más nostálgicos de la época.

Más de Spears

 

En agosto pasado Britney Spears lanzó su noveno álbum titulado Glory. La artista describe la producción como “el inicio de una nueva era”. 

Glory fue producido por el británico Burns, quien ha trabajado con Kesha y Pitbull, y es el siguiente trabajo de la intérprete de I’m a slave 4 U tras Britney Jean de 2013.

Spears, quien no lanzaba  un álbum desde Britney Jean, en 2013, colaboró recientemente con Jennifer López, Pink, Mary J. Blige, Gwen Stefani, Selena Gómez y otros 20 artistas en la canción Hands, como homenaje a las víctimas de la masacre de Orlando el pasado 12 de junio.

(Fuente: EFEEME/TA/LV)

Enlaces relacionados: