9:17:46 a.m.

Si los humanos comienzan los vuelos espaciales de largo plazo para visitar Marte y otros lugares lejanos, la muerte en el espacio se convertirá en algo inevitable. La NASA tiene una idea para deshacerse de los cuerpos, cuenta Janey Tracey, autora del artículo para el portal científico Outer Places.

Actualmente, la eliminación de los cadáveres no es una preocupación importante para los viajeros al espacio, ya que las misiones son tan cortas y seguras que la muerte durante los vuelos espaciales es poco probable.

  

Pero si los viajes a Marte, la Luna, o incluso los viajes interestelares se hacen realidad, se necesitará un protocolo para deshacerse de los cadáveres en las naves espaciales. La solución más elegante sería enviar el cuerpo al espacio y dejar que flote afuera, opina la autora. Sin embargo, no es la mejor idea.

"El reglamento de la ONU lo prohíbe, ya que técnicamente se considera como 'basura'. El cuerpo podría chocar con otras naves espaciales, o, lo que es más preocupante, podría contaminar cuerpos extraterrestres de gérmenes humanos", explica Tracey.

No obstante, tampoco es oportuno mantener el cuerpo a bordo durante un período de tiempo largo, ya que podría poner en peligro la salud física y mental de los otros astronautas.

Entonces, la NASA ideó el programa Body Back (Regreso del Cuerpo). El cadáver tendría que ser aislado durante 24 horas para evitar la contaminación, y luego ser colocado inmediatamente en una bolsa de GoreTex que se inflaría en un tipo de sarcófago. Los ritos funerarios se llevarían a cabo muy rápidamente en un lugar en el barco, donde los astronautas pudieran ponerse en contacto con la Tierra.

"Será posible transferir datos al 'Body Back' desde la Tierra y entregar los mensajes finales al difunto de sus familiares o amigos".

Después del funeral, la bolsa se colocaría en la esclusa de aire y se expondría al espacio hasta que las temperaturas frías congelaran totalmente el cuerpo. Luego un brazo robótico vibraría el cuerpo hasta que se desintegrara en polvo. El agua se evaporaría a través de una abertura en la bolsa, y el vapor se echaría al espacio, por lo que en cierto sentido, parte del cuerpo quedaría allí.

"De esta manera los astronautas —que a menudo dicen que, si mueren allí, les gustaría permanecer en el espacio— también conseguirían cumplir su deseo, y el buque no llevaría ningún peso adicional", explicó Wiigh-Masak, uno de los diseñadores del 'Body Back'. Finalmente, la bolsa que contiene el polvo restante se pliega en un cuadrado perfecto, y los restos se devuelven a la familia, concluye la autora.

(Fuente: MSN)

Enlaces relacionados: