20160729223012-2795661.jpg-1718483346.jpg


4:32:30 p.m.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), alertó a las madres a dar lactancia a sus bebés rápidamente después de traerlos al mundo puesto que unos 77 millones de recién nacidos no toman leche materna en sus primeras horas de vida algo que puede llevarlos a la muerte.

Unicef destacó que esta cifra, igual a uno de cada dos bebés, son privados de de nutrientes, anticuerpos y el contacto con la piel de la madre, puntos esenciales para protegerlos de las enfermedades y de la muerte, según denunció este viernes Unicef.

"Hacer que los bebés esperen demasiado tiempo para tener el primer contacto fundamental con su madre fuera del útero disminuye las posibilidades del recién nacido de sobrevivir y limita la producción de leche de la madre", alertó en un comunicado la asesora superior de nutrición de la organización, Francia Bégin.

Por su parte, el portavoz de Unicef en Ginebra, Christophe Boulierac, comentó que si se alimentara a todos los bebés solo con leche materna, desde el momento que nacen hasta los seis meses de nacidos, "se salvarían más de 800 mil vidas cada año, por lo que esto es una cuestión de vida o muerte".

Los recién nacidos comprenden casi la mitad de todas las muertes de pequeños menores de cinco años a escala mundial.

Expertos aseguran que cuanto más se retrasa la lactancia, mayor es el riesgo de que el bebé muera en el primer mes de vida.

(Fuente: TeleSURtv)