20160206012901-roger-machado-3.jpg


7:33:06 p.m.

Como dos lecciones distintas, pero asociadas a la profesionalidad de lo que hacemos pueden catalogarse las conductas del mentor Roger Machado y el receptor Yosvani Alarcón, en la tercera jornada de la 58 Serie del Caribe que se celebra en medio de poca asistencia de público a los estadios y una actuación muy discreta hasta ahora de Cuba y la representación local.

En el caso del director de los tigres avileños, su inasistencia a la conferencia de prensa tras la derrota de los Tigres avileños contra los Cangrejeros de Santurce provocó más de una reacción encontrada entre los periodistas que cubren el evento, pues las derrotas no son sinónimos de enfadarse con la afición, a la cual le debemos respuestas, comentarios y explicaciones.

“Me siento apenado, no debí ausentarme, lo reconozco y pido disculpa por ello a los periodistas y a los organizadores. Somos de carne y hueso, y sí, me sentí avergonzado por cómo salieron las cosas”, expresó Machado en un comunicado emitido en la mañana de este jueves y al que tuvo acceso toda la prensa acreditada.

En su disculpa no adelanta ni siquiera algunos detalles para el partido que sostendrá Cuba hoy ante los Tigres de Aragua, pues se espera nuevos cambios en la alineación y la confirmación de Vladimir Baños como abridor.

Muy diferente puede enfocarse la experiencia de Alarcón en el primer Derby de Jonrones en una Serie del Caribe, ganado por otro cubano, Félix Pérez, quien milita aquí en la escuadra venezolana y dominó con facilidad tanto la ronda clasificatoria con 8 vuelacercas como la final contra el boricua Neftalí Soto con 2.

“Es un honor haber recibido la invitación. No acostumbramos en Cuba a este tipo de competencia por tiempo –tenían 4 minutos en las eliminatorias para conectar- , pero me gustó y lo guardaré siempre como un grato recuerdo”, comentó al finalizar el show mediático.

Sobre el hecho de haber terminado tercero entre cinco grandes bateadores al disparar tres, señaló: “Me desesperé un tanto quizás, aunque este estadio tiene fama mundial por no ser muy amigo de los jonroneros, así que me siento satisfecho”.

(Fuente: Cubadebate)