20150531131120-expresidente-de-francia-valery-giscard-d-estaing..jpg

 

7:05:16 a.m.  

Las relaciones entre Rusia y la Unión Europea (UE) se complican por la postura antirrusa de varios políticos de EEUU, opina el expresidente de Francia, Valéry Giscard d'Estaing.

"En EEUU hay quienes promueven una política antirrusa y para ello utilizan cualquier pretexto a fin de obstaculizar las relaciones entre dos países", dijo Giscard d'Estaing en una entrevista a la cadena Rossiya 24.

Señaló que "si Europa actuara de forma independiente, sus relaciones con Rusia se desarrollarían con más facilidad ya que en la opinión pública no hay un enfoque antirruso". 

El exmandatario francés destacó que la crisis ucraniana es la principal causa del deterioro de las relaciones entre Moscú y Bruselas. 

"Desgraciadamente, nuestras relaciones se perjudicaron por los acontecimientos en Ucrania (…) y precisamente las violentas acciones en Ucrania influyeron en las relaciones entre Europa y Rusia", indicó. 

Según Giscard d'Estaing, los acuerdos de Minsk "abrieron el camino hacia la solución del problema". 

El político dijo que se necesitan concertar posturas y ello tanto porque la UE es vecina de Rusia como que Europa es el mayor socio. 

"Nosotros (la UE y EEUU) somos miembros de las mismas uniones y alianzas, las respetamos, las estimamos pero no formamos parte de ninguna coalición antirrusa, por eso estamos dispuestos a dedicarnos a estos problemas para encontrar soluciones positivas y pacíficas", recalcó.

Giscard d'Estaing ve necesario superar la interpretación unilateral de la crisis ucraniana por parte de los medios occidentales que se limitan a callar diversas acciones de Kiev. 

Valéry Giscard d´Estaing, quien sostuvo la víspera un encuentro con el mandatario ruso, Vladímir Putin, fue presidente de Francia desde 1974 hasta 1981. 

Las relaciones entre Occidente y Rusia empeoraron a raíz del conflicto en Ucrania. 

A finales de julio de 2014 la UE y EEUU pasaron de las sanciones puntuales contra individuos y compañías a medidas contra sectores completos de la economía rusa. 

A modo de respuesta, Rusia limitó la importación de productos comestibles procedentes de los países que aplicaron sanciones en su contra, EEUU, los países de la UE, Canadá, Australia y Noruega. 

(Fuente: MSN)