20150512155933-f0035155.jpg

 

9:57:03 a.m. 

Las réplicas del sismo del 25 de abril en Nepal constituyen una seria amenaza para una veintena de glaciares de la montañosa nación del Himalaya y, de rebote, para la población asentada en las áreas circundantes. 

El terremoto mismo y los posteriores movimientos han debilitado mu­cho la estabilidad de la corteza terrestre en una amplia región, incluida esta donde se asientan los glaciares, advirtió este lunes el jefe del Cen­tro Uni­versitario para la Meteorología y la Hidrología, Rijan Bhaktha Ka­yastha. 

Según el experto, hay por lo menos 20 glaciares vulnerables en zonas de riesgo sísmico y tres de los lagos que determinan —el Thulagi, el Tsho Rol­pa y el Imja— podrían representar una amenaza seria, reporta PL. 

En los 15 días transcurridos desde el sismo de 7,9 grados, el Centro Sismológico de Nepal ha registrado más de 160 réplicas. Los muertos por la colosal remezón pasan de 8 000 y cualquier nuevo movimiento aterroriza a la población de la pequeña nación sudasiática. 

Su fuerza fue tan descomunal que, según investigaciones realizadas con la técnica del GPS, elevó unos 80 centímetros el valle de Katmandú, donde reposa esta capital. El sacudón fue claramente perceptible en India, China, Bangladesh, Bután y Pakistán. 

(Fuente: Granma)